jueves, abril 25, 2024

Una crisis sin precedentes 

Por Evelyn Irizarri Santos

NUEVA YORK, Estados Unidos. – Aunque la Casa Blanca y los congresistas demócratas lo niegan, lo cierto es que los Estados Unidos, en espacial la ciudad de Nueva York, se enfrenta a una crisis migratoria sin precedentes, con los refugios abarrotados, lo que ha empujado al alcalde Erick Adams, a ubicar a los inmigrantes en lugares impensables, como los gimnasios de las escuelas públicas, antiguas bases militares, un antiguo centro correccional o un hangar del aeropuerto JFK. 

Desesperación 

Al parecer, la masiva ola de inmigrantes que arropa a la Gran Manzana se ha tornado en un verdadero dolor de cabeza para la ciudad y sus autoridades.  Es por eso, que, de manera conjunta, la gobernadora Kathy Hochul y el alcalde Erick Adams, buscan soluciones desesperadas, como la de habilitar un hangar en desuso en el Aeropuerto JFK, una idea que no ha gozado de la simpatía de las autoridades de la terminal aérea. Sin embargo, ambos funcionarios continúan contemplando esa posibilidad. 

Más allá de la frontera

La crisis migratoria es innegable, basta ver las imágenes de los distintos puntos de la frontera, que difunden los medios de comunicación, pero para corroborar esta realidad ya no es necesario desplazarse tan lejos, pues un recorrido por la ciudad de Nueva York no deja la menor duda sobre la preocupante situación. 

A principios de esta semana, sumaban 50 los centros religiosos que habían sido confirmados como albergue para acoger a unos mil solicitantes de asilo. Las iglesias y mezquitas se comprometían a brindar alojamiento, alimentación, ropa y asesoría en sus procesos migratorios a estos inmigrantes del sexo masculino, procedentes en su mayoría de Colombia y Venezuela.

El clamor del alcalde 

El alcalde Erick Adams ha solicitado al Gobierno Federal, en reiteradas ocasiones, que incremente los fondos destinados a la ciudad, del mismo modo ha solicitado, una reunión con el Presidente Joe Biden,  sin que hasta ahora haya sido posible. Las quejas del alcalde van contra los gobernadores Gregg Abbott y Ron DeSantis, ambos republicanos, el primero de Texas y el segundo de La Florida, los principales promotores del envío de inmigrantes a la ciudad de Nueva York. 

En una ocasión, Adams acusó a Abbott de racista, pues según sus palabras, el funcionario solo enviaba indocumentados a los estados cuyos alcalde eran negros.

Alto costo 

El alcalde Adams recurrió a las iglesias para enfrentar la falta de refugios en la ciudad, que no tiene más espacio para albergar a los 45 mil solicitantes de asilo. Actualmente han sido habilitados unos160 nuevos refugios, pero que ya están al máximo de su capacidad. En la actualidad, la ciudad gasta más de ocho millones de dólares al día, una cifra imposible de cubrir, si se toma en cuenta que la asignación del gobierno federal asciende a solo 40 millones de dólares.

Ahora en avión 

Un avión privado aterrizó en la ciudad de Sacramento. A bordo venían 16 indocumentados, procedentes de Colombia y Venezuela, quienes al desabordar la aeronave alegaron que habían sido engañados, pero no sabían decir por quién. Tampoco se ha podido establecer quién pagó el viaje, aunque se especula que el financiador de la travesía es el gobernador de La Florida,  el republicano y aspirante a la nominación presidencial Ron DeSantis.

En las propias palabras de los afectados, al descender del avión fueron dejados "tirados" frente a una iglesia. El pastor de la casa del Señor no tuvo más remedio que albergarlos y empezar a proporcionales ayuda y asesoría.

Este es el segundo avión que traslada indocumentados y que al igual que el primero, no se ha podido saber a ciencia cierta, quién pagó por los boletos o por rentar la aeronave, aunque el Fiscal General de California está casi seguro que el responsable es el gobernador de La Florida. 

Otro más 

Mientras se continuaba investigando si ciertamente el gobernador Ron DeSantis era el responsable del envío de estos aviones, este martes, un tercer vuelo, el segundo en una semana, aterrizaba en Sacramento. Esta vez, unos 20 indocumentados se sumaban a la lista.

Al parecer poco han importado las advertencias del gobernador de California Gavin Newsom, de someter a la justicia, por secuestro, a DeSantis. 

La última oferta

Hace tiempo que las autoridades de Nueva York vienen advirtiendo sobre el desborde de los refugios y la falta de recursos para enfrentar los gastos que conlleva una ola masiva de inmigrantes como la que se ha desplazado hacia la Gran Manzana. Es por eso por lo que, al parecer, el alcalde Adams no sabe ya a qué más recurrir. 

La más reciente solicitud del funcionario fue realizada de manera directa a los residentes de la ciudad, a quienes ha ofrecido pagar 100 dólares por noche a las personas que den albergue a un inmigrante. Algo que para muchos no es una opción, pues no se arriesgaría a albergar en una habitación de su casa a una persona desconocida, aunque otros piensan que por 100 dólares al día bien valdría la pena tomar el riesgo.

No por ahora

A juzgar por la situación actual y por el incesante arribo de inmigrantes en busca de asilo, no se avista, al menos por el momento, una solución a esta ola nunca vista en el país.

Lo cierto es que, en un año preelectoral, ambas partes, demócratas y republicanos, se verán afectados por esta situación que no existe manera de poder ocultar, disfrazar y mucho menos negar. 

Es un problema con el cual habrá que lidiar durante años, pues no podrá ser superada por las actuales o futuras autoridades. 

Evelyn Irrizari
Evelyn Irrizari
Evelyn Irizarri Santos es periodista, con experiencia en televisión, medios digitales y prensa. Es, además, abogada y educadora.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados