Un Acuerdo de Cielos Abiertos entre los Estados Unidos y la República Dominicana redunda en mejores tarifas, más turismo y mayor competencia

Por: Robert W. Thomas
Encargado de Negocios                                                       
Embajada de los Estados Unidos

Si está pensando viajar a los Estados Unidos, probablemente habrá notado que los precios de los boletos aéreos han subido mucho en los últimos meses. Sabemos cuáles son los responsables más comunes de este fenómeno: el aumento de la demanda, el incremento de los costos del combustible y las constantes disrupciones económicas creadas por la pandemia del COVID-19.  Pero hay una explicación que quizá no conozca: la falta de competencia.  Viajar es más caro porque la República Dominicana todavía no cuenta con un acuerdo de aviación de "Cielos Abiertos" moderno con los Estados Unidos. Esto significa menos opciones para los viajeros y limitaciones a la competencia entre las aerolíneas que cuestan más al usuario cada vez que compra un boleto de avión.    

Los Estados Unidos busca tener una relación aérea abierta con sus socios y, dentro de lo posible, establecer acuerdos favorables a la competencia que permitan a los transportistas aéreos ofrecer una variedad de servicios adaptados a las necesidades de sus pasajeros sin restricciones en el número de vuelos o destinos. Bajo un acuerdo de Cielos Abiertos, las aerolíneas pueden ofrecer servicios aéreos más asequibles, convenientes y eficientes a los consumidores al minimizar las limitaciones en las decisiones de las aerolíneas sobre rutas, número de vuelos y alianzas entre aerolíneas. Estos modernos acuerdos de aviación favorecen al consumidor, a la expansión y la competencia y permiten un mayor número de vuelos internacionales de pasajeros y de carga entre nuestros dos países. 

Con un acuerdo de Cielos Abiertos con los Estados Unidos, las aerolíneas dominicanas ya no tendrían restricciones en cuanto a los lugares a los que pueden volar en los Estados Unidos y los viajeros dominicanos podrían disfrutar de nuevas opciones de vuelo, tarifas más bajas y un mejor servicio entre más aerolíneas en el mercado. Esta flexibilidad permitiría a las aerolíneas responder mejor al mercado y servir a los destinos que los viajeros demandan. Los viajeros dominicanos podrían volar sin escalas a más destinos estadounidenses más allá de las rutas típicas de Nueva York y Florida, incluyendo ciudades estadounidenses menos frecuentadas que también albergan grandes comunidades dominicanas. Del mismo modo, los viajeros estadounidenses podrían beneficiarse de más opciones sin escalas a la República Dominicana, en lugar de preocuparse por las largas conexiones en otros aeropuertos, pasar más tiempo con sus familias,  disfrutar de la belleza de este país e impulsar los ingresos del turismo aquí en la República Dominicana.  

Desde 1992, los Estados Unidos ha establecido acuerdos de Cielos Abiertos con más de 130 aliados, entre los que se encuentran países pequeños y grandes como Bahamas, Curazao, India, Japón y España, por nombrar algunos.  Asimismo, la República Dominicana ha firmado acuerdos de aviación similares con Panamá, Brasil y los Países Bajos. Estos acuerdos aportan innumerables beneficios: estimulan la creación de empleos de alta calidad y crecimiento económico, además de promover el aumento de los viajes y el comercio. Según un estudio de 2016 de la Institución Brookings, los acuerdos de Cielos Abiertos han generado 4,000 millones de dólares en ganancias anuales para los viajeros y una disminución promedio del 15% en las tarifas.  Ya es hora de que el pueblo dominicano pueda disfrutar de los mismos beneficios, que pueden ser otorgados a través de un moderno acuerdo de aviación con los Estados Unidos. Ha llegado el momento de que nuestros países formalicen dicho acuerdo. 

Tras varios años de estancamiento, es posible que ahora tengamos la oportunidad de firmar un acuerdo de Cielos Abiertos. El presidente Abinader ha anunciado públicamente su compromiso de finalizar las negociaciones y ha demostrado su voluntad de abrir el sector de la aviación a la competencia, incluso a pesar de la existencia de ciertos intereses. Una nueva e innovadora aerolínea nacional ha anunciado sus planes de lanzar nuevos servicios de bajo costo a una serie de destinos en los Estados Unidos, condicionados, según afirman, a la firma de un acuerdo de Cielos Abiertos entre nuestros dos países, un servicio que los Estados Unidos consideraría como resultado positivo de Cielos Abiertos. 

En este 30º aniversario de la política estadounidense de Cielos Abiertos, los Estados Unidos está dispuesto a colaborar con la gestión del presidente Abinader para celebrar un moderno acuerdo con la República Dominicana. Este acuerdo traerá más vuelos con más opciones, a más ciudades, a precios más económicos. Más visitas  asequibles a amigos y familiares, y un crecimiento a largo plazo de las opciones turísticas para los que visiten este país: una victoria para todos los viajeros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *