"Producir y consumir con la visión de que estamos en una economía de guerra"

Del Instagram de Antonio Isa Conde

Tengo meses anunciando la formación de una tormenta perfecta cuyos vientos ya estamos sintiendo, con un alto grado de inflación y escasez de productos básicos. Pocos me hicieron caso. Los índices de "crecimiento económico" nos cegaban.

Ya el lobo está aquí y no se pueden desconocer los terribles indicadores de la inflación mundial y las perspectivas de una carestía prolongada de combustibles y productos básicos. Malas noticias acaparan los medios y las predicciones de economistas de fuste meten miedo.

De lo que no se habla con la debida claridad es de su efecto de manera segregada sobre la gente. Los promedios engañan, no es lo mismo los efectos de una inflación de más del 8% sobre un hijo de machepa o de un tutumpote.

Las medidas economicistas no resuelven. La clave está en producir más y con mayor valor agregado local. No podemos depender de una agropecuaria descuidada y con un 80 % de insumos importados, igual pasa en la industria. Hay excepciones claro está.

No podemos hacer como el avestruz y engañarnos a nosotros mismos. Debemos ser creativos y sacar de abajo. Producir y consumir con la visión de que estamos en una economía de guerra. No hacerlo sería socialmente un suicidio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.