La Semana 

Una acusación masiva en el caso Medusa

Finalmente llegó la acusación en el caso de corrupción contra el exprocurador de la República, Jean Alain Rodríguez, y otras 40 personas, así como 22 empresas. Un expediente que se promete voluptuoso con miles de páginas.

Y sin embargo, aparentemente lo conocido públicamente sólo rasca la superficie. De acuerdo con la información que se ha filtrado a medios de comunicación, la construcción de la nueva cárcel de La Victoria fue un modelo de corrupción que implicó a empresarios privados. 

Lo triste y surrealista es que el dinero que  “recuperó” el país en el caso Odebrecht terminó destinado a la nueva corrupción que a fin de cuentas debe ser probada ante el tribunal. Lo interesante: Una empresa y un hijo del grupo Macarrulla, ministro de la presidencia, ha sido acusado.

La ley de extinción de dominio va ¿pero?

Desde el proyecto de ley de Partidos y Agrupaciones políticas, al Congreso Nacional no había llegado un proyecto de ley más zarandeado por los partidos políticos. Y esto incluye al agonizante Código Penal. El presidente Abinader prometió la aprobación del proyecto de extinción de dominio durante la fiesta de independencia de los Estados Unidos en la embajada. Los peledeístas dicen que fueron los primeros en proponer la ley hace ocho años. Y los fuercistas a veces dicen que la van a apoyar y otros días que no.

Nadie se atreve a preguntarse: ¿Qué estamos haciendo? La ley debe quedar bien. Debe ser clara. No debe ser un proyecto que tenga que ser sometido ante el cedazo del Tribunal Constitucional.

Situaciones extremas, medidas extremas

El Banco Central de la República Dominicana se vio obligado a incrementar su tasa de interés de política monetaria en 75 puntos básicos, de 6.50 a 7.25 % anual. Para quien tiene préstamos a corto y mediano plazo esa subida en las cuotas mensuales no se lo despinta nadie.

Sin embargo, la situación mundial obliga, con el incremento de las tasas se busca reducir el circulante y por esa vía frenar el alza de los precios de los alimentos, los servicios, las materias primas locales, etc. Y esto no pasa solo en República Dominicana, todo el mundo está tratando de evitar golpear a la población, temerosos de que se desate una crisis social.

República Dominicana en un mundial y en los olímpicos

La selección dominicana de fútbol sub-20 clasificó para el Mundial de su categoría. Esto es histórico. También se clasificaron para los juegos panamericanos y otras competencias,

Suficiente para festejar y para que el Gobierno los condecore, y los celebre. Hacia el futuro, debería también apoyar lo suficiente para que los éxitos sean mayores. Esta generación de atletas puede continuar haciendo historia. ¡Éxitos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.