La semana

Ley seca en la madrugada en los barrios de la provincia Santo Domingo

El Ministerio de Interior y Policía emitió este martes una resolución en la que prohíbe de forma temporal el consumo y la venta de bebidas alcohólicas en la provincia de Santo Domingo. El dictamen no incluye a la capital, el Distrito Nacional. La medida está contenida en la resolución 007/22, firmada por el ministro Jesús Vásquez Martínez, el pasado viernes 4 de noviembre. Será un golpe durísimo para los comerciantes que en estas fechas, cuando regresan los peloteros de Grandes Ligas, pensaban hacer negocio. Pero todo parece indicar que se trata de e controlar la seguridad ciudadana, esperemos.

Elon Musk se adueñó de Twitter

Una muestra de que estamos viviendo otros tiempos es que la compra de Twitter por parte de Elon Musk se ha convertido en un tema global. Twitter no dejará las riquezas de otras redes, pero como los medios de comunicación tradicionales, tiene un peso específico en los temas que al final si importan más que cualquier otro: como la política, la economía, la reputación de las empresas y las figuras públicas y su relevancia en tiempos electorales. Lo que preocupa a los progresistas es que Twitter vuelva a ser la red social de las fake news; lo que ha preocupado a los de pensamiento conversador es que todo lo que no huele a lo que quieren imponer sectores políticos extremos en el sentido contrario huele a ser cancelado o bloqueado por la línea progre "woke" del mundo.

El hallazgo del cadáver de Jesús Cuevas

Desde hace un tiempo la Policía venía pisando los talones del socio y matador de Jesús Cuevas, Francisco Javier García Quezada (Antony), quien fue buscado por casi un mes por amigos, familiares y la Policía Nacional hasta que al final su cadáver fue hallado en una cubeta en un barrio del Kilómetro 7 1/2 de la capital dominicana. Un hallazgo macabro que solo se compara con las historias de los peores criminales de los Estados Unidos, en este caso Jeffrey Dahmer.

La capital dominicana quedó sumergida

El agua que cayó el viernes 4 de noviembre en la capital dominicana y Santo Domingo Este fue de proporciones históricas. Se desnudaron muchas cosas: la ausencia de drenaje pluvial, de recolección eficiente de basura, de civismo por parte de los conductores, pero sobre todo, de voluntad política por parte de los gobernantes de turno y los anteriores, para resolver un problema que junto al drenaje residual un día de esto acabará con tragedias mayores como grandes socavones en las calles, o enfermedades incontrolabres. Solo hay que ver la respuesta de las alcaldías: ninguna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *