La experiencia acumulada en el liderazgo mundial

NUEVA YORK, Estados Unidos. – La mayoría de las personas, después de haber pasado 20, 30, 40 o más años trabajando, sin importar qué tan dura o no sea su labor, espera con ansias la llegada de su retiro. 
La idea de disfrutar de su tiempo a sus anchas, sin horarios, ni preocupaciones, sin la presión social que les obliga a invertir una gran parte de su presupuesto en prendas de vestir, costosos vehículos, entre otras cosas.

Hay quienes comienzan a planear su vida después de la jubilación. Organizan toda una agenda a largo plazo, que incluso, incluye cambiar de lugar de residencia.

En muchos casos, quienes se preparan para cerrar su ciclo laboral, lo hacen porque entienden que llegada la edad establecida que es entre los 60 y 65 años, depende del lugar y de otros factores, ya deben salir y dejar el espacio a alguien más. 

Sin embargo, para otros es un tránsito difícil que los hace pensar que es el final, que ya no queda nada más. 

"Ya soy un viejo/a. No me queda nada más que hacer", esta es una frase que más de una persona debe haberse repetido. 
Para quienes piensan que por tener 60 o más años ya no tienen nada que aportar, que terminó su vida productiva, sería interesante que se detuvieran a analizar solo algunas muestras de cómo la experiencia de los años, en cualquier terreno, se impone, pese a cualquier pronóstico adverso.

Experiencia en el liderazgo mundial
El liderazgo mundial es una muestra de que la edad no es un obstáculo y de que la experiencia ejerce un gran peso en la arena política, económica, social y científica.

El mundo de hoy es una cantera de personas que confirman cuanto estamos planteando.

Joe Biden en Estados Unidos, 79 años; Vladimir Putin, en Rusia, 70; Xi Jinping, en la República Popular China, 68; Sergio Mattarella, Italia, 80 años; Frank-Walter Steinmeier, presidente de Alemania, 66, Olaf Scholz, canciller de Alemania, en junio cumplirá 64; Fumio Kishida, Primer Ministro de Japón, 64 años.

El G 7

El G7 o Grupo de los 7, es un foro que reúne a las principales potencias mundiales. Cada año se reúne para coordinar la cooperación internacional. Durante este encuentro se discuten las políticas internacionales a asumir para enfrentar los nuevos retos y desafíos globales.

El G7 está integrado por Alemania, Estados Unidos, Japón, Italia, Reino Unido, Canadá y Francia.
De los integrantes de este selecto grupo de países, dos de sus representantes superan los 75 años, (Joe Biden y Sergio Mattarella); dos han dejado atrás los 60, (Fumo Kishida y Olaf Scholz).
Aunque hay más jóvenes, como Boris Johnson, aunque ya se acerca a las 6 décadas. El Primer Ministro de Canadá, en diciembre cumplirá 51(Justin Tradeau).

De todos, el de menor edad es el presidente de Francia, Emmanuel Macron. En diciembre, arribará a sus 45 años.

Joe Biden, después de los 65

El presidente actual de los Estados Unidos, el llamado hombre más poderoso del mundo, el único que conoce los códigos de lanzamiento nuclear, lo que la gente llama popularmente  "el botón de la guerra",  y que de accionarlo lanzaría un ataque instantáneo y masivo de proporciones catastróficas. Ese hombre se acerca a las 8 décadas.
 
La gente podrá estar o no de acuerdo con Joseph Biden Jr., pero su vida es un ejemplo de resiliencia. No solo por las desgracias personales de las que ha logrado sobreponerse, sino porque hace más de 20 años, el hoy 46 Presidente de los Estados Unidos, recibió la extremaunción.

Biden se recuperó de un aneurisma y otras complicaciones cuando todos pensaban que por tener más de 60 años seríanimposible que sobreviviera. 
Después de eso, a los 66 años, un año mayor de la edad promedio para el retiro laboral, Biden, se convirtió en vicepresidente, cargo que ocupó por 8 años.

Unas semanas antes de terminar su gestión como Vicepresidente, el entonces presidente Barack Obama,  le otorgó una condecoración, la más alta distinción que la presidencia estadounidense le confiere a un civil.

Durante la ceremonia de entrega, Obama afirmó que Biden aún tiene mucho que brindar a su país.  Es en este momento pudo notarse la expresión de incredulidad del propio Biden. Su gesto dio a entender que en realidad no le quedaba nada más por hacer.

Cuatro años después, juraba por la presidencia de su país. 

Línea de sucesión en los EEUU 

Como es sabido, en caso de incapacidad, destitución por juicio realizado por la Cámara de Representantes o muerte de un presidente, el Vicepresidente asume el cargo de presidente.  En la actualidad, la segunda mandataria, Kamala Harris, está cerca de cumplir 58 años. Si se compara con su jefe, es una persona joven. 
Pero ¿quién sería la segunda persona en la línea de sucesión presidencial, en caso de la incapacidad del primer y el segundo mandatario? 

Nada menos que Nancy Pelosi, la vocera de la Cámara de Representantes.  Esta dama, arribó a sus 82 años en marzo pasado. Dos años mayor que Biden. 

El cuarto en la alineación de relevo, es el denominado presidente pro tempore del Senado. Este es el segundo cargo más imponente dentro del Senado de los Estados Unidos y el cargo más alto como senador. 

En la actualidad esa posición la ocupa el senador demócrata por el estado de Vermont, Patrick Leahy, quien arribó en marzo a sus 82 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.