martes, julio 23, 2024

La competencia por el protagonismo: ¿Un hecho delictivo reducido a una pelea de medios?

Por Nelson Cuevas Medina

El pasado lunes 3 de junio, cuatro personas asaltaron la sucursal del Banco Popular, ubicada en la avenida Luperón esquina Olof Palme, en el Distrito Nacional. Dos de los supuestos asaltantes fueron asesinados por la policía, uno apresado y otro que se entregó a las autoridades policiales.

La entrega del cabecilla, Jorge Luis Estrella Arias, se realizó a través de un comunicador, según confirmó el vocero policial, Diego Pesqueira.

Sin embargo, varios comunicadores de diferentes medios se adjudicaron el mérito de lograr la entrega, lo que puede ser visto como una competencia innecesaria y una forma de destacar su propio papel en el proceso.

Este comportamiento es particularmente crítico, ya que distrajo la atención del papel que ha de desempeñar en estos casos la Policía Nacional, responsable de llevar a cabo las investigaciones y la captura de los responsables de hechos delictivos. Además, el protagonismo puede generar una sensación de vanidad y ego, lo que puede ser perjudicial para la credibilidad de los comunicadores y la confianza del público en ellos.

Un ejemplo de esta competencia innecesaria es la llamada telefónica sostenida entre un comunicador y el asaltante, en presencia del director de la Policía Nacional, y llegando a acuerdos para posibilitar su entrega.

Aunque el supuesto delincuente asumió el compromiso de trasladarse desde Punta Cana hasta Santo Domingo, con cámaras de grabación del medio durante su trayecto y entregarse a través del comunicador, miembros de la Policía Nacional, acordonaron el lugar donde se encontraba y procedieron a su apresamiento.

Otro comunicador de un medio, al mismo tiempo, sostenía una llamada en tiempo real, con un programa televisivo en vivo, dando cuenta del proceso de entrega e indicando el lugar del hecho y dónde había interactuado con el asaltante minutos antes, -según él,- donde se encontraba escondido en el baño de un prestigioso restaurante de Punta Cana.

Estos detalles concretos muestran cómo los comunicadores se adjudicaron el mérito de lograr la entrega del principal cabecilla de la banda de atracadores.

Aunque la entrega de Jorge Luis Estrella Arias es un logro importante para el debido proceso en la justicia, el comportamiento de los comunicadores en torno a este caso puede ser criticado por su competencia y protagonismos innecesarios.

Es importante que los comunicadores se centren en informar y no en competir por el protagonismo, para que la justicia sea la que reciba el verdadero reconocimiento y no la competencia entre los medios.

Nelson Cuevas Medina es educador, y abogado y con maestría en Derecho Civil y Procedimiento Civil.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados