La caída de Macarrulla impacta la imagen del “gobierno ético”

La caída de Macarrulla impacta la imagen del “gobierno ético”

Por OSVALDO SANTANA

Es innegable que la implicación de un hijo del ministro de la Presidencia de la República Lisandro Macarrulla Tavárez en el destape del escandaloso caso de corrupción en la procuraduría general de la República bajo la gestión de Jean Alain Rodríguez deviene en un golpe rudo a la imagen del “gobierno ético” que el presidente Luis Abinader trata de impregnar a su Administración. 

La cuestión es mucho más dramática porque precisamente el ministro Macarrulla Rodríguez asumió la defensa de su hijo Lisandro José Macarrulla Martínez cuando era mencionado oficiosamente en la trama corrupta que el Ministerio Público le atribuye a Jean Alain Rodríguez.

Y en efecto, en la acusación del Ministerio Público está incluido Lisandro José como representante de MAC Construcciones, una de las empresas a cargo de la construcción del Centro de Corrección y Rehabilitación Las Parras, centro de la investigación judicial. A la empresa de la familia Macarrulla se le adjudicó la construcción de las oficinas administrativas del centro, por un monto de RD$1,298,210,894.40. A cambio, según el expediente, debieron pagar una comisión del 20%.

Cuando empezó a mencionarse a Macarrulla Tavárez, el ministro reaccionó. Incluso se hablaba de someter a la justicia a “difamadores” y él mismo atribuyó las versiones que circulaban a “enemigos políticos”.

En una nota publicada el pasado 7 de este mes en el matutino Hoy se recordó una entrevista del 5 de julio de 2021, en el Telematutino El Día, donde el señor Macarrulla padre dijo: “Mis hijos manejan el corporativo, pero cada uno de los negocios del grupo familiar tiene su gerente, pero yo avalo lo que hace el gerente y lo que hacen mis hijos. Esa empresa se maneja con principios, con valores de tres generaciones y ahí no hay ningún acto pecaminoso ni fuera de la ley ni ningún conflicto de intereses… Nosotros nos sentimos muy tranquilos, porque no pagamos sobornos ni sobrevaluamos, ni tenemos responsabilidad sobre ninguno de los hechos que se están señalando.

En el equipo de campaña

Macarrulla se incorporó al equipo de campaña de Abinader como el principal responsable del gabinete presidencial del entonces candidato del Partido Revolucionario Moderno (PRM). Cuando su integración fue anunciada, se interpretó como un fuerte endoso de un poderoso grupo económico, la familia Vicini, a la cual está asociado el ministro en licencia, con inversiones en turismo inmobiliario e industria.

Como ministro de la Presidencia tenía a cargo el proyecto de desarrollo de Pedernales como destino turístico, el desarrollo de las infraestructuras para la terminal portuaria de la bahía de Manzanillo, en Montecristi, el Programa Nacional de Viviendas Familia Feliz, el desarrollo de los corredores alimentadores del Metro de Santo Domingo y una denominada Estrategia Nacional de Ciberseguridad.

La denominada Operación Medusa arrastra, además del miembro de la familia Macarrulla, a otras 22 empresas y a 40 personas físicas. El expediente sugiere que las mismas habrían pagado sobornos por más de RD$1,000 millones en favor del exprocurador Jean Alain Rodríguez.

Otra deriva para la política anticorrupción

El escándalo que envuelve a la familia Macarrulla es una deriva demasiado visible para la política anticorrupción de la administración del presidente Abinader, levantada como su caballo de Troya contra las administraciones pasadas. Sin embargo, se ha visto zarandeada por denuncias y casos que han arrastrado hasta ahora a más de un ministro y directores departamentales.

Abinader no solo pierde en la percepción pública de su gobierno “ético”, a un funcionario de primera que se entiende clave en la dirección del gobierno. En el tren administrativo, es la segunda figura gubernamental.

La caída de Macarrulla le brindó la oportunidad al presidente de designar a una persona con mayores vínculos con su PRM. Joel Adrián Santos Echavarría es del equipo que estructuró el programa de gobierno de esa organización. Es un economista proveniente del sector privado, con experiencia en turismo, banca y telecomunicaciones. Abinader no solo cubre una vacante, sino que rápidamente trata de superar la escandalosa situación.

Gana la “independencia” del Ministerio Público

Pero no todo es pérdida, la acusación que envuelve al hijo del ministro administrativo de la Presidencia fortalece la imagen de un Ministerio Público que el propio presidente Abinader se empeña en promover como “independiente”.

La inclusión de Mac Construcciones entre las empresas favorecidas mediante procedimientos violatorios de las normas legales, mediante el pago de soborno, le da mérito y certidumbre a la prédica del Ministerio Público “independiente.”

Pero la economía sigue bien

En medio de la caída de un ministro tan importante, el gobierno no se amilana y el pasado lunes 11 de julio copó una buena parte de los periódicos de papel con datos provenientes de organismos internacionales, que hablan del buen desempeño de la economía nacional y de las perspectivas de crecimiento y resiliencia de cara al futuro.

Concretamente, el Banco Central informó que el Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó la evaluación del artículo IV para República Dominicana de este año, y consideró que la economía nacional experimenta “un robusto desempeño y no presenta desequilibrios importantes ni problemas de sostenibilidad.” Destacó además que, a pesar del alto nivel de incertidumbre internacional, “el panorama para la República Dominicana es positivo, previéndose un crecimiento en torno al potencial de 5.0%, tanto para el presente año como para el año 2023”.

Antes, el jueves 7 de julio, el Banco Central de la República reveló que la economía dominicana creció 5.6% en enero-mayo de este año, con relación al desempeño del año pasado. 

Y el viernes 8, el presidente Abinader reunió su Consejo de ministros y directores generales, y pasó revista al desempeño de este año. Se hizo una primera evaluación acerca de la formulación del presupuesto para 2023, que será de un 14.7% del Producto Interno Bruto (PIB), e incluirá partidas para cubrir los subsidios al sector eléctrico y otros programas. También se habrían adelantado criterios para la reformulación del presupuesto complementario para lo que resta del año.

Es decir, que, pese a la caída del ministro Administrativo de la Presidencia, el gobierno de Abinader manda el mensaje de que avanza, que maneja la crisis. Pero a su paso, la política anticorrupción sufre tropiezos que impactan la imagen de toda la gestión.

LA LISTA NEGRA

Con el arrastre de Macarrulla Rodríguez, la lista negra de funcionarios de esta Administración envueltos en escándalos asociados a corrupción o simple mala conducta crece. Va desde simples concejales, diputados, ministros o directores de departamentos envueltos en situaciones delitos o crímenes, desde los primeros días del gobierno que ya se acerca a su segundo año. Ya van 18 casos, pocos procesados judicialmente.

Es decir, que, pese a la caída del ministro Administrativo de la Presidencia, el gobierno de Abinader manda el mensaje de que avanza, que maneja la crisis. Pero a su paso, la política anticorrupción sufre tropiezos que impactan la imagen de toda la gestión.

Osvaldo Santana

Osvaldo Santana

Osvaldo Santana es periodista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.