jueves, abril 25, 2024

Fallo de la Corte Suprema pone fin a Acción Afirmativa 

Por Evelyn Irizarri Santos

NUEVA YORK, Estados Unidos. – La declaración de inconstitucionalidad contra la práctica de Acción Afirmativa en dos universidades, emitida por la Corte Suprema de los Estados Unidos, limitará el acceso a la educación superior por raza o género de los aspirantes. Al menos eso afirman quienes se oponen a la decisión del tribunal. 

Sin embargo, el sector que aplaude la resolución asegura que, con su sentencia, la Corte Suprema acaba con una serie de medidas que por años han discriminado a las personas de la raza blanca. 

El fallo

La decisión emitida la semana pasada por la Corte Suprema, que declara la inconstitucionalidad de la Acción Afirmativa en las universidades de Harvard y de Carolina del Norte, establece que es ilegal que las universidades tomen en cuenta la raza de las personas como un factor determinante para el proceso de admisión. 

Esto se traduce en que, en lo adelante, las universidades tendrán que rediseñar sus políticas y deberán buscar otras vías a fin de garantizar una población estudiantil diversa. Algunos temen de la efectividad de medidas compensatorias, y aseguran que bajará el ingreso a las aulas de las minorías.

Acción Afirmativa

El término fue utilizado por primera vez en los Estados Unidos en el año 1961, por una orden ejecutiva del entonces presidente John F. Kennedy, para referirse a las medidas adoptadas para enfrentar la discriminación racial y de género. 

Acción Afirmativa o discriminación positiva en los Estados Unidos es un conjunto de medidas que establece la igualdad de oportunidades en el empleo.  Estas reglas son de cumplimiento obligatorio por parte de los contratistas y subcontratistas. Las mismas buscan eliminar o reducir las desigualdades por cuestiones de género, social, cultural y racial.

Mas tarde, este conjunto de medidas se extendió a otras áreas como la educación superior, donde el tema racial dejó de ser un impedimento para que las personas continuaran su educación. 

Dos universidades 

Con su fallo, el alto tribunal declara la inconstitucionalidad de la Acción Afirmativa implementada por las universidades de Harvard y de Carolina del Norte, al entender como injusto que estas casas de altos estudios utilicen la raza como un factor en sus procesos de admisión.

Aunque esto último es negado por quienes están a favor de la Acción Afirmativa o discriminación positiva, como se suele llamar a la disposición que establece el derecho de ingreso a las aulas de las minorías.  Entre las que más resaltan son los afroamericanos y los latinos. 

Biden y Obama 

Tras defender la diversidad e igualdad en las universidades de los Estados Unidos, el presidente Joe Biden, solo minutos después del fallo, dijo que Estados Unidos no puede abandonar su búsqueda de un sistema educativo más igualitario.

"Estados Unidos es una idea, una idea única en el mundo, una idea de esperanza y oportunidad, de posibilidades, de dar a todos una oportunidad justa, de no dejar a nadie atrás. Nunca la hemos cumplido del todo, pero tampoco nos hemos alejado de ella. Ahora no nos alejaremos de ello", dijo.

El presidente resaltó que, como lo hacían antes de la sentencia de la pasada semana, las universidades deben asegurarse en primer lugar de que los estudiantes tengan las calificaciones y los resultados de los exámenes adecuados para optar por un cupo en las aulas, al tiempo de asegurar la igualdad y diversidad en sus campus.

Aseguró que la Casa Blanca tomará las medidas necesarias para impedir que se les niegue el acceso a la educación superior a las minorías por cuestiones de discriminación. Negó que a la hora de admitir un estudiante primara el elemento racial o de género.

El expresidente Barack Obama llamó a redoblar los esfuerzos contra la discriminación racial después de este fallo. Lamentó la decisión y defendió los alcances de la Acción Afirmativa, a pesar de afirmar que nunca fue una respuesta completa.

"Esta política sí que permitió que durante varias generaciones muchos estudiantes que habían sido sistemáticamente excluidos de las principales instituciones educativas del país, entre los que me incluyo, tuvieran la oportunidad de demostrar que merecían un sitio en la mesa," afirmó Obama

Trump y DeSantis 

Como "un gran día para los Estados Unidos", definió Donald Trump el fallo de la Corte Suprema que elimina la admisión de estudiantes por criterios raciales en dos universidades.

Y es que, para el expresidente, de esta manera, al menos las universidades de Harvard y de Carolina del Norte regresaran al criterio del mérito para admitir a sus estudiantes. 

"Este es un gran día para Estados Unidos. Las personas con habilidades extraordinarias y todo lo demás necesario para el éxito, incluida la futura grandeza de nuestro país, finalmente están siendo recompensadas", dijo Trump.

El gobernador DeSantis, quien aspira a la nominación presidencial por el Partido Republicano, celebró el fallo a través de su cuenta de Twitter: "Las admisiones universitarias deberían basarse en el mérito y los solicitantes no deberían ser juzgados por su raza o etnia".

Antecedentes 

El estado de California bajo el gobierno del republicano Pete Wilson, puso fin a la Acción Afirmativa en el año 1996. Ese año, el llamado Estado Dorado se encontraba afrontando la mayor postura antiinmigrante de su historia. Por eso no resultó difícil que se aprobara no sólo eliminar la Acción Afirmativa, sino que incluso el Congreso Estatal aprobó una ley que negaba atención médica, educación y otros servicios básicos a los residentes del estado sin un estatus migratorio definido.

Contra los blancos

Los defensores del fallo de la Corte Suprema aseguran que el conjunto de medidas conocido como Discriminación Positiva, ha beneficiado a las minorías en la adquisición de empleos y más tarde el avance en educación, pero que, sin embargo, ha perjudicado a las personas blancas, por no encontrarse estas dentro del llamado "grupo objeto" hacia el cual se enfoca la ley.

Más que raza y género 

Aunque muchos han limitado los alcances de la Acción Afirmativa o discriminación positiva a cuestiones de raza y género,  lo cierto es que este conjunto de reglas busca eliminar la desigualdad laboral y educativa entre las personas que viven en los Estados Unidos,  más allá del color de su piel o su género. Se trata de un conjunto de reglas que toma en cuenta, la condición social y económica de los solicitantes de empleo o de ingreso a las universidades, pero, y aunque se quiera negar, no excluye los méritos, tanto para desempeñar un puesto laboral, como para cursar una carrera universitaria o completar estudios de maestría. 

La decisión es definitiva, por lo que habría que ver si las medidas anunciadas por la administración Biden serán suficientes para asegurar el acceso a la educación superior de las llamadas minorías, algo que no parece imposible, a juzgar porque en California hace casi 27 años que fue eliminada y las minorías continúan ingresando a las universidades. 

Evelyn Irrizari
Evelyn Irrizari
Evelyn Irizarri Santos es periodista, con experiencia en televisión, medios digitales y prensa. Es, además, abogada y educadora.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados