jueves, abril 25, 2024

El “ultimátum” de Abinader 

El avance de la construcción de un canal en el lado haitiano para el desvío del río Masacre por parte de un grupo empresarial privado ha expuesto, otra vez, la precaria crisis de autoridad en Haití.

El presidente dominicano Luis Abinader anuncia medidas inmediatas contra Haití; y a la vez admite que el Gobierno haitiano no tiene capacidad para detener la obra. Sin embargo, aspira a que las medidas presionen más económicamente al lado haitiano que a los dominicanos en un mercado a lo largo del país que genera beneficios de miles de millones de pesos para comerciantes de ambas naciones.

Eventualmente, espera Abinader, el lado haitiano no aguantaría la ausencia de productos dominicanos y colapsaría llevando a los ciudadanos haitianos perjudicados a detener la construcción del canal.

Las medidas inmediatas son:

1. Suspender de manera definitiva la entrada de todos los involucrados en el conflicto y detener la emisión de visados a ciudadanos haitianos hasta nuevo aviso.

2. Mantener el cierre total de la frontera por Dajabón y, si el conflicto no se resuelve antes del jueves, cerrar completamente la frontera para el comercio terrestre, marítimo y aéreo.

3. Reactivar la toma del río Dajabón, en el inicio del canal La Vigía, como una medida a corto plazo para garantizar el abastecimiento de agua a los productores dominicanos.

4. Iniciar el proceso de construcción del proyecto de la presa Don Miguel como una solución definitiva a largo plazo. El diseño de esta obra comenzó el año pasado y se estima que la construcción llevará unos 30 meses, con un costo aproximado de 2,700 millones de pesos. La licitación comenzará de inmediato.

5. Solicitar una reunión bilateral de la mesa hídrica binacional para acordar una solución definitiva.

Sin embargo, el ultimátum de Abinader tiene un error táctico para los intereses dominicanos a futuro. Al condicionar la construcción de la “toma del río Dajabón” y el proyecto de la presa Don Miguel a que se detengan las obras haitianas en el Masacre, Abinader está igualando ambos proyectos y admitiendo una situación de violación a los acuerdos internacionales firmados con Haití si el Gobierno dominicano decide llevar a cabo los trabajos.

La presa de Don Miguel se encuentra en la sección del mismo nombre en el río, en la cuenta alta del río Masacre. Es una obra que tuvo pininos en el Gobierno del presidente Hipólito Mejía durante el periodo 2000-2004.

En tanto que la toma del canal La Vigía cuenta con por lo menos diez kilómetros de construcción y no funciona desde el año 2007.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados