sábado, marzo 2, 2024

Cuidar familiares o amigos, un deber, que además permite ganar dinero

Por Evelyn Irizarri Santos

NUEVA YORK, Estados Unidos. –  Cada vez más personas se dedican al cuidado de las personas mayores de sus familias o de las familias de amigos cercanos. Una actividad que se ha convertido en un trabajo bien remunerado y que permite al cuidador pasar tiempo con la persona bajo su responsabilidad, que en muchos casos es uno de sus padres, un hijo, su cónyuge o amigos cercanos.

Programas del Medicaid

El Medicaid a través de diferentes programas de asistencia a personas con necesidades especiales, ofrece la opción a los adultos mayores y personas con necesidades especiales que se encuentran bajo la protección del sistema de salud pública de la ciudad de Nueva York, de que elija entre sus familiares o amigos, la persona que desee que le preste cuidados y le acompañe en sus actividades diarias, sus citas médicas y cuando va de compras al supermercado. De esta manera, la persona elegida recibirá un salario por hora que va de entre 17 a 22 dólares o más. 

Labor de un cuidador

Según la encuesta Prestación de Cuidados en Estados Unidos, del año 2009, realizada por la Alianza Nacional para la Prestación de Cuidados, al ser cuestionados sobre sus funciones, los cuidadores respondieron que entre sus tareas estaban las se asistir a los receptores de cuidados con su transporte, ayudarlos con los quehaceres de la casa, las compras del supermercado, preparación de comida, incluso,  los asesoraran para que aprendan a manejar sus finanzas, los ayudan con la administración de sus medicamentos, ya sean orales o inyectados. 

No todos, pero una gran mayoría aseguró que ayudaba a sus receptores de cuidados con tareas como levantarse y acostarse en la cama, sentarse o pararse de la silla. También ayudarlos a ir al baño y a alimentarse.

Cifras en aumento 

En un estudio realizado por el Departamento de Salud de los Estados Unidos el año 2010, se estableció que más de 65 millones de norteamericanos eran cuidadores de amigos y familiares y es que según esta misma encuesta, la mayoría de esas personas son cuidadas por familiares y amigos. En este estudio se estableció que el 58 por ciento de quienes reciben cuidado residen en su propio hogar, el 20 por ciento vive con su cuidador y sólo un 11 por ciento reside en un hogar para personas mayores.

Más económico 

Contrario a lo que podría pensarse, al Estado le resulta más económico que los adultos mayores sean atendidos por estos cuidadores informales, ya que en caso de no poder contar con ellos, esa responsabilidad recaería sobre agencias, que elevarían, de forma considerable, los costos, que para el 2009 se estimaban en unos 375 mil millones de dólares al año.

Un campo amplio

Tan pronto como se habla de proveer un cuidador a una persona, se piensa que se trata de un adulto mayor,  pero en realidad, se trata de un campo más amplio. 

Entre los receptores de cuidados se encuentran además de las personas de edad avanzada, aquellos con trastornos crónicos del cerebro, como la demencia y las enfermedades de Alzheimer y de Parkinson, personas con cáncer, trastornos de salud mental y psiquiátricos, enfermedades cerebrovasculares, como derrames cerebrales o infartos cardíacos. Niños con autismo o con síndrome de atención también califican para obtener los servicios de un cuidador. 

Los turnos

Aunque va a depender de las condiciones y las necesidades de la persona que requiera los cuidados, el cuidador podrá considerarse un trabajador a tiempo completo, o medio.

Un ejemplo

El caso de doña Isabel Frías, es un ejemplo. Ella tiene 85 años, desde hace 6 años es cuidada por su hija Nallely. Nallely trabaja en las mañanas de 6:00 a.m. a 2:00 p. m., de lunes a viernes.  "Desde que llego a la casa, poncho la entrada a mi trabajo como cuidadora llamando del teléfono de mi mamá, para que en la agencia sepan que estamos juntas”. 

A veces nos quedamos en la casa, vemos televisión y pedimos o hacemos comida, pero otras veces, nos vamos de paseo, salimos a comer y a visitar a sus otras hermanas. A la semana llego a ganar unos 500 dólares y a veces más. 

Evelyn Irrizari
Evelyn Irrizari
Evelyn Irizarri Santos es periodista, con experiencia en televisión, medios digitales y prensa. Es, además, abogada y educadora.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados