jueves, abril 25, 2024

Conflicto en Israel: Interés político y económico con matices religiosos 

Por Evelyn Irizarri Santos

NUEVA YORK, Estados Unidos. – Cuando aún la guerra en Ucrania sigue arrebatando vidas y destruyendo todo a su paso, el fuego implacable de los misiles atraviesa los cielos para hacer estragos en la tierra Santa de Israel.

El grupo Hamas atacó a Israel, un estado joven, erigido en un territorio reclamado por años por los palestinos, que después de 1948 no pierden las esperanzas de algún día establecer su estado y proclamar como su capital a Jerusalén Oriental.

Un conflicto de años

El existente entre judíos y palestinos, es un conflicto tan antiguo como complicado, desde sus diferencias de carácter religioso, hasta los conflictos por cuestiones políticas. El Estado de Israel surgió luego de que los judíos lograron su independencia de los británicos. Es a través de la resolución 181emitida por las Naciones Unidas en 1947, que el territorio quedó dividido en dos Estados, uno árabe y el otro judío.

Orar por la paz

Desde que se informó sobre el ataque perpetrado por Hamas, el sábado 7 octubre, el temor se apoderó de la población mundial, en especial de los religiosos, que ven como un símbolo a la nación. Desde el inicio del conflicto, los cristianos hacen referencia al llamado de la biblia a orar por la paz de Israel. 

Estado de Israel en Palestina 

Antes de la Segunda Guerra Mundial, el territorio que hoy es Israel, era Palestina, por lo que desde entonces, los palestinos sienten que su territorio les fue arrebatado y se han mantenido en pie de lucha, en reclamo de lo que les corresponde. Desde su declaración de independencia en 1948 Israel se ha visto involucrado en conflictos con varias naciones, en especial árabes y musulmanes. 

Guerra santa

Aunque para los cristianos o religiosos de cualquier corriente, este conflicto, no tiene otra motivación que la religión, una confrontación de fe, poco entendible para el resto del mundo. En las iglesias cristianas se incrementaron las prédicas y las visitas a domicilio anunciando el comienzo del fin de la humanidad, aunque en realidad, como todo conflicto armado o incursión militar,  este también tiene sus raíces en temas políticos y económicos,  más que en razones de fe, a pesar del fanatismo palpable en algunas corrientes 

Percepción 

Nunca, ninguna guerra o enfrentamiento que deje como resultado la pérdida de vidas puede ser visto sin horror y preocupación, a pesar de que el mundo es un hervidero de confrontaciones, que parecen no tener fin. El estallido de violencia en cualquier punto de la geografía mundial pone de relieve el ego de las superpotencias, que no tardan en manifestar su apoyo al grupo que más conviene a sus intereses y condenar al oponente, por las mismas atrocidades que cometen sus aliados. 

Manzana de la discordia

La rivalidad de años entre israelíes y palestinos parece reducirse a un objetivo en común, la tierra santa de Jerusalén Oriental, vista por los palestinos como la capital del estado que aspiran algún día edificar, mientras que para los israelíes, esta es, en esencia, su capital por naturaleza, aunque para los fines diplomáticos, la capital es Tel  Aviv. Según lo determinó las Naciones Unidas, en 1948, existirían dos Estados, uno judío y el otro palestino, dos Estados, con una misma capital, Jerusalén. 

Razones económicas 

Israel es una nación tecnológicamente avanzada, con una importante industria farmacéutica. De hecho, los productos farmacéuticos forman parte de sus principales exportaciones, es un gran importador de petróleo. Además, Israel es el socio más cercano de Estados Unidos en el Medio Oriente, entre ambas naciones existe un ambicioso comercio bilateral que mueve miles de millones de dólares, además de haber suscrito un Tratado de Libre Comercio, desde el año 1985.

Protestas en Estados Unidos 

Desde que inició la guerra, ciudades como Nueva York se han visto sacudidas por protestas a favor de unos y otros, de hecho, a cientos de policías les fueron suspendidas sus vacaciones, ante las amenazas de ataques atribuidos al grupo Hamas. Las protestas han continuado y en las calles de Manhattan los policías forman barreras para impedir el encuentro entre palestinos e israelíes. Hasta el momento no se vislumbra un alto al fuego o un final del conflicto.  Al contrario, a medida que pasan los días, el fuego cruzado no da tregua y las protestas a nivel mundial se intensifican, dando lugar a agresiones y asesinatos de personas por el hecho de ser musulmanes o judíos. 

Evelyn Irrizari
Evelyn Irrizari
Evelyn Irizarri Santos es periodista, con experiencia en televisión, medios digitales y prensa. Es, además, abogada y educadora.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados