viernes, junio 14, 2024

Abrir a plenitud las entreabiertas “ventanas del futuro”

Por Alfonso Tejeda

Tiene que llamar la atención y merecer un enjuiciamiento crítico y responsable que un improvisado candidato del partido que reivindica sin resquemor la herencia del dictador Rafael Leónidas Trujillo Molina haya logrado más voto que el otrora glorioso Partido Revolucionario Dominicano (PRD), y que el pastor postulante a la presidencia del país superara a quienes levantaron la bandera de aquella aguerrida y sacrificada izquierda, la que tanto aportó para alcanzar este espacio de libertad.

Ese antiguo PRD, que desde su llegada al país a pocos días del ajusticiamiento del dictador Trujillo, estuvo en el diario batallar por la libertad y el desarrollo, junto a organizaciones de izquierda de la que son herederos, por lo menos dos de los candidatos participantes, vapuleados en las urnas con similares palizas, por los que ahora representan, están convocados a diferentes destinos: uno al final esperado, y la otra a un puerto al que debe arribar por su destreza, coraje, y sabiduría en ese desafiante Mar en que navega.

Convertido en un ventorrillo con el que  se hacen “grandes negocios”, a este PRD hay que apurarle su salida, aunque es impropio decir que “pase a mejor vida ” -a la que un desprejuiciado obituario tiene que hacer el justo y merecido reconocimiento-, pues ya la tuvo cuando era una portentosa organización, que bajo la conducción de Juan Bosch, primero, en las elecciones del 1962, y durante el gobierno sietemesino, enseñó al pueblo el camino de la redención social y política, y con José Francisco Peña Gómez, después, fue ese portento que combatiendo el retroceso ha llevado al país a entreabrir “las ventanas del futuro”.

Sin que sea responsabilidad única ni trabajo solitario de la franja que se denomina Izquierda, sí tiene esta el mayor desafío, para, superándose a sí misma, recuperando aquella práctica suya de la crítica y la autocrítica, cambiar su antigua fisonomía, y sacudiendo su esquelético presente, emerger -sin ser Lázaro-, hacia una renovación plena, vigorosa, viable y alcanzable.

En este proceso, en el mismo espacio de los alternativos, hubo una candidatura que puede ayudar en la necesaria reflexión, sin agotarse en la misma: Virginia Antares (aunque algunos ven en ella una especie de “herencia nobiliaria”), joven activista que en su debut electoral superó a la muy consecuente María Teresa Cabrera y al Frente Amplio, así como al entregado fajador Fulgencio Severino, que desde el Partido Patria Para Todos/as mantiene valores y propósitos irrenunciables.

El desafío de la izquierda va más allá de los votos de esos dos señalados en el párrafo inicial de este texto, a los que es necesario combatir por lo que representan, y el peligro que significaría el fortalecimiento de esa corriente, pero también es una impostergable revisión de todo el pasado del izquierdismo, que, sin renegar de él, entender que ya pasó su momento, que este aquí y ahora son realidad y tiempo muy diferentes que demandan otros actores y libretos para nuevas escenas.

Salman Rushdie, el autor de “Los Versos Satánicos", obra por la que durante 30 años sufrió el acoso del fanatismo religioso (desde 1989), y que en el 2022 se materializó en la agresión que con 15 puñaladas un intolerante iracundo seguidor cegado por creencias intransigentes casi lo mata, el escritor, a una pregunta reciente de cómo valora ese hecho, respondió: “Lo que ocurre en el mundo es lo que cambia mi manera de mirarlo”, reflexión que puede ser válida para incorporarla como posible herramienta del análisis.

El escenario está dispuesto, renovado para la emergencia, y aunque algunos actores parecen tener los papeles principales porque cuentan con más recursos y los sigue un público más nutrido, la izquierda tiene la posibilidad, sí es que se despoja de prejuicios, resquemores, tribalismo y otras falencias, de irrumpir como protagonista, para, junto con otras corrientes sociales y políticas,  ¡Por fin, abrir a plenitud las entreabiertas “ventanas del futuro” para que entren aires limpios que traigan la esperanza de solidaridad, una nueva dignidad social y libertad!

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados