domingo, abril 21, 2024

Una nueva cultura administrativa

Por Nelson Marte

Todo el que está en el gobierno sabe de la determinación del presidente Luis Abrir de erradicar la corrupción administrativa.

Todos conocen el dato de que el Presidente y su gobierno están trabajando para ponerle fin a la vieja cultura de que al estado se va a ”hacerse”, rico el que no lo es y más rico el que lo es, con los fondos que deben ser invertidos por completo en mejorar la calidad de vida del pueblo y el desarrollo del país en general.

Que, como parte de esa cultura, es archisabido, los familiares y amigos llaman pendejo al que no se apropia de los bienes que la sociedad pone en sus manos.

Para el saneamiento administrativo del gobierno se está fiel dando cumplimiento a las leyes 41-08, de Función Pública, y la 340-06 sobre Compras y Contrataciones Públicas.

Porque justo esos dos son los renglones que más son tradicionalmente usados para depredar el erario, lo cual se evidencia en los juicios en que se investiga por corrupción a destacados funcionarios de los gobiernos del ex presidente Danilo Medina.

Como es de dominio público la Contraloría General de la República, a cargo del destacado economista e íntegro ciudadano Félix Santana García, ha informado que cumpliendo instrucciones del presidente Abinader trabaja en mantener al día y publicar las auditorías internas que se hace el gobierno en todas sus instituciones

El licenciado Santana García ha informado esta semana que su despacho trabaja de manera consistente en asegurar las medidas necesarias de control interno y desarrollar un programa de educación para que todo el que maneje recursos públicos observe los controles contenidos en la Ley 10-07, y en el artículo 247 de la Constitución de la República.

Dejó claro el Contralor el interés de verificar el comportamiento y manejo financiero que han tenido todas las instituciones gubernamentales.

Además de esas iniciativas están las actividades prácticas institucionales y la difusión de la cultura de transparencia y pulcritud en la gestión pública que desarrolla la Dirección General de Ética e Integridad Gubernamental,a cargo de la destacada civilista Milagros Ortiz Bosch. 

Y debe tomarse en cuenta que, como parte de esa nueva cultura de erradicación de la corrupción gubernamental, se  toma muy en cuenta la auditoría social que hacen los ciudadanos que vigilan lo que se hace con los fondos públicos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados