sábado, marzo 2, 2024

Un proyecto reeleccionista con pies de barro

Por Francis Santana

Es más que evidente que el proyecto reeleccionista del presidente Luis Abinader está en macha. Hasta la inauguración de pequeñas obras ejecutadas por el actual gobierno o el palazo para anunciar el inicio de cualquier proyecto, lo convierten en manifestaciones abiertamente reeleccionistas.

Los funcionarios a todos los niveles parecen más activistas de la reelección que incumbentes de una determinada función donde deben cumplir sus responsabilidades.

Las bocinas en todos medios de comunicación y la escandalosa y multimillonaria inversión en la promoción hasta de pequeñas obras que construye el Estado compiten con cualquier gobierno pasado.

La compra de opositores que están al frente de Alcaldías y Juntas de Distritos Municipales en todo el país, para comprometerlos con la reelección, en nada difiere de un mercado de la pulga en el que se venden trapos viejos ya usados y desechados por varios dueños.

Esas y otras tropelías, implementa el oficialismo para tratar desesperadamente de reelegir al presidente Abinader, y por supuesto, para mantener disfrutando de los privilegios del poder a los actuales funcionarios que, ni tontos ni perezosos, están pujando también por su propia reelección.

Pero el momento político actual no es similar al que prevalecía en los años 2018 y 2019, cuando millones de ciudadanos se movilizaron en todos los rincones del país levantando la bandera verde contra la corrupción y la impunidad que caracterizó a todos los gobiernos peledeístas.

En aquella oportunidad, el Partido Revolucionario Moderno y su candidato presidencial se montaron en la cresta de las multitudinarias oleadas marcadamente opositoras al gobierno del PLD; y con una carga de promesas demagógicas, captaron las simpatías mayoritarias de la población, contando además con algunos aliados que lo llevaron al poder.

La realidad de hoy es muy diferente, a la que facilitó el arribo al poder del perremeísmo en el año 2020.

Ahora existe un creciente descontento frente a un gobierno que ha decepcionado a la mayoría de los dominicanos que cifraron algunas esperanzas de bienestar con el cambio prometido.

Pero en solo un par de años ha quedado demostrado fehacientemente que el actual gobierno no ha enfrentado, ni enfrentará con seriedad a los principales corruptos de las pasadas administraciones del Estado y que, por el contrario, todos están en libertad, y lo que se observa al respecto son claras maniobras politiqueras con esos corruptos para atraerlos a un posible acuerdo político y montarlos con plena impunidad en el carro reeleccionista. 

Es decir, que ha fracasado estrepitosamente la promesa de enfrentar la impunidad, como ha fracasado también la supuesta Justicia Independiente y la llamada Reforma Policial, que solo ha contribuido a hacer mucho más represiva esta institución, cada día más desacreditada y que viene siendo repudiada por toda la sociedad dominicana.

Además, el presidente Abinader y el Congreso bajo su absoluta influencia y dirección traicionaron el compromiso con el movimiento feminista de apoyar la justa demanda por las Tres Causales y han continuado endeudando la nación irresponsable e indolentemente, poniendo en juego la capacidad del Estado para atender nuestras principales necesidades.

Asimismo, este gobierno, a través del Ministerio de Medioambiente y Recursos Naturales, ha permitido saqueos y depredaciones brutales de nuestros recursos naturales en las distintas regiones del país.

Y Luís Abinader y el PRM han aplicado una política de enajenación de los bienes del Estado, actuando como uno de los gobiernos más abiertamente privatizadores y neoliberales de todos los tiempos.

El actual gobierno que pretende reelegirse ha puesto al Estado dominicano y sus principales ministerios en manos de la oligarquía o al servicio pleno de esta, mientras les da la espalda a las legítimas demandas de comunidades y sectores que reclaman en las calles y campos que sean respetados sus derechos, como han sido sus respuestas frente a las luchas contra la estafa de las ARS y las AFP y a los reclamos de los obreros cañeros por sus merecidas pensiones.

En este gobierno se han elevado a niveles sin precedentes los precios de los artículos de consumo masivo, lo que ha reducido drásticamente la capacidad adquisitiva de la mayoría de nuestra gente, que por lo general recibe salarios de miseria.

Por esas y otras valederas razones, en todo el país y en los más diversos sectores sociales se han estado desarrollando crecientes e incluso multitudinarias acciones de masas contra esas políticas gubernamentales.

Y para completar el sombrío panorama que enfrenta el Plan Reeleccionista; en el seno del propio partido de gobierno viene creciendo la insatisfacción, porque sus bases (y algunos dirigentes históricos) han sido marginados, mientras se privilegia con cargos de primera a tránsfugas y advenedizos que nada hicieron para que este partido llegara al poder, cuestión ésta que no descarta determinadas fisuras en el partido en el poder. 

Si a todo lo anterior le sumamos la actitud del presidente Abinader, que se comporta como un gobernador de una colonia de los Estados Unidos y que además tiene el 70% de sus recursos en el exterior para no pagar impuestos en nuestro país; tenemos que concluir que el Plan Reeleccionista tiene los pies de barro y que el Proyecto Luis Abinader 2024-2028, es muy probable que termine de la misma manera como correctamente fueron sepultadas las pretensiones continuistas de Hipólito Mejía en el año 2004.Sencillamente, porque el Proyecto Reeleccionista del presidente Abinader tiene los pies de barro.

Francis Santana
Francis Santana
Amauris Santana es un comunicador social con vínculos en el movimiento popular en busca de un mejor País.

1 COMENTARIO

  1. […] Un proyecto reeleccionista con pies de barro Nuestro periodismo es democrático e independiente . Si te gusta nuestro trabajo, apóyanos tú también. Página informativa sobre eventos que ocurren en el mundo y sobre todo en nuestro país, ya que como dice nuestro editorial; creemos que todo no está perdido. Sabemos que esta democracia está presa sin posibilidad de salvarse aunque su agonía es lenta. Tenemos que empujar las puertas, son pesadas, por eso, necesitamos la cooperación de todos. Soñamos con una patria próspera y feliz, como idealizó el patricio Juan Pablo Duarte. necesitamos más que nunca vuestra cooperación. Haciendo clic AQUÍ ó en el botón rojo de arriba Correo Facebook Telegram Twitter WhatsApp […]

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados