jueves, abril 25, 2024

Tras las primarias, el PRM le brinda una oportunidad a la oposición

Por Osvaldo Santana

Después de la exitosa primaria del Partido Revolucionario Moderno (PRM), a la oposición solo la salva una alianza inevitable para lograr un desempeño igual de exitoso en las votaciones del año próximo.

Desde este momento hasta entonces, no se vislumbra ningún hecho impactante que tome por asalto la conciencia de los electores, y le sugiera algo diferente al dato contable de 1 millón 026 mil 047 sufragantes que concurrieron a las primarias de ese partido, que lo proyecta como la principal fuerza política. Y que alimenta la percepción de que el PRM ganará las elecciones próximas.

Dado el hecho de que la oposición no es un bloque, y que solo ha anunciado la intención de una alianza limitada para las elecciones municipales, y que se apresta a concurrir con candidatos propios separados para las presidenciales y legislativas, las perspectivas no lucen halagüeñas, a no ser que entiendan que no tienen más camino que profundizar un pacto de mayor calado que involucre directamente a sus figuras más estelares, con sus fortalezas y debilidades.

Pero hablemos de las primarias del PRM

El partido de gobierno celebró sus primarias con un entorno envidiable. Solos en la carrera por el método de votaciones, primarias con padrón cerrado, brillaron por la movilización de ciudadanos hacia los centros de votaciones. 

El principal precandidato, por su preeminencia, el presidente Luis Abinader, con una alta popularidad, en la cresta de la ola por su “batalla” contra la construcción de un canal ilegal en Haití, que lo colocó como el más grande patriota de la República, se involucró en la contienda, y su actuación constituyó un factor clave para lograr una participación de un 33.2% de los perremeístas del total de 3 millones 086 mil 136 inscriptos. El salto extraordinario está en el crecimiento del padrón, si se compara con el desempeño de las primarias de 2019, cuando con un padrón de 1,296,483 inscriptos votaron 328,034, equivalentes a un 29.47%. 

Con relación a las primarias de entonces, el 6 de octubre, los ciudadanos registrados en el padrón de la Junta Central Electoral (JCE) eran 7,529,923.La votación obtenida por el PRM representó un 5.15% del mismo. Ahora, con un padrón de 8,073,589, las votaciones equivalen a un 12.72 por ciento de dicho padrón. 

Es decir, el posicionamiento del PRM ha alcanzado una significativa mejoría para las elecciones de 2024. A esa realidad, habría que agregarle que está en el poder, las primarias fueron un ejemplo que fortaleció su imagen frente a la sociedad, no solo por la organización y el rol desempeñado por la JCE, sino también por el comportamiento de los perremeístas durante las votaciones, y posteriormente, por el resto de los precandidatos, que aceptaron los resultados sin quejas importantes.

Las primarias del PRM endurecen su posición frente el electorado y coloca a la oposición en una posición más difícil. Con su candidato a la presidencia elegido, ahora le resta seleccionar al resto de los candidatos, repartir las cuotas con los aliados, los cuales tendrán que reducir sus pretensiones ante un partido puntero.

Reto a los contrarios

Ahora, estos resultados no solo robustecen a esa agrupación. También retan a sus contrarios más importantes, que en términos de participación de sus bases solo tienen el referente de las primarias de 2019 en el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), entonces en el poder, que concitaron una importante participación de la gente. Sin embargo, esa agrupación debió concurrir a las elecciones de 2020 dividida, a causa precisamente de la administración de las mismas.

Las primarias del PLD de 2019

Envueltos en una febril campaña, la división condujo a los peledeístas a la derrota. Pero previamente las primarias fueron muy concurridas. Con la modalidad de padrón abierto, 7,529,923, que era el de la JCE, esa agrupación logró movilizar 1 millón 870 mil 454 adherentes, un 25.20% del padrón. Gonzalo Castillo, apoyado por el presidente Danilo Medina, logró 910,376 votos (48.70%), y Leonel Fernández 884,454 (47.31%).

El PLD dividido posibilitó que Abinader ganara posteriormente la presidencia de la República. Esa vez, el hoy presidente apenas obtuvo 283,163 votos (74.10%) frente a Hipólito Mejía, que logró 80,934 (21.18%), en sus primarias internas con padrón cerrado.

Los 283 mil 163 obtenidos por Abinader en las primarias del 2019 crecieron hasta alcanzar los 2 millones154 mil 876 sufragios, que lo catapultaron a la victoria. Los 910 mil 376 votos obtenidos por Gonzalo Castillo apenas crecieron hasta 1 millón 537 mil 041, y los 884 mil 454 votos de Fernández obtenidos en las primarias se redujeron en las elecciones presidenciales a sólo 365 mil 230.

Con vistas al 2024

Ahora que el éxito es lo que marca la tónica en el PRM, con unos resultados tan halagüeños en las primarias, robustecidos con el espíritu de unidad interna, un presidente candidato bien posicionado, en actitud generosa frente a sus competidores, solo se requiere mantener esa tendencia y un viento a favor. 

La oposición tendrá que valorar la realidad y la fortaleza del oficialismo, lo que la obligaría a repensar su línea de acción con vistas a las elecciones de 2024, juntos o separados para febrero y mayo. Tendría que protagonizar un golpe de efecto que impacte el panorama y que posibilite debilitar la fortaleza en que se ha colocado el PRM.  

Quizás la única alternativa, más allá de los imponderables y el desempeño económico, descansa en una profundización de la política de alianzas de una manera espectacular.

Las primarias del PRM le acaban de brindar la última oportunidad, obviamente, a la oposición.

Osvaldo Santana
Osvaldo Santana
Osvaldo Santana es periodista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados