jueves, abril 25, 2024

"Tanque grande": ¿rebosado de Marmolejos?

Por Alfonso Tejeda

La necesaria urgencia de la urgente necesidad de la reforma policial dominicana demanda acelerar la prisa con que afanan el presidente Luis Abinader y el equipo que lo acompaña en esa apurada tarea, propósito impostergable con respuestas inmediatas ante longevas acciones puntuales que caracterizan el comportamiento de agentes de ese cuerpo auxiliar.

Insuflado de un "respaldo ciudadano" que cobija su "seguridad" en la arbitraria, ilegal, abusiva actuación "antidelincuencial" , del subdirector regional de la Policía, coronel José Francisco de la Cruz (Tanque grande) que arriando los parámetros de sus funciones, actúa guiado por sus instintos, los que, como tales, lo desbordan y les producen una autosatisfacción que desparrama en abusos.

Un reciente video que, como repite La Morena Salazar "circula como hueso en boca de perro" , muestra otra de las cotidianas actuaciones de oficiales y subalternos de la PN, que en Santiago obligaron a un barbero a recortarle el cabello a un joven apresado, en violación de los procedimientos y directrices legales que la Constitución y tratados sobre los derechos humanos establecen.

Abusivo e intolerante, desconocedor de los derechos ciudadanos es el mismo método usado por muchísimos agentes policiales y militares, entre estos últimos muy destacado el exgeneral de la antigua Fuerza Aérea, Eladio Marmolejos Abreu, que en 1965 comandaba en Barahona, y su depravada "autoridad" la expresaba cortándole el cabello -con todo el cuero cabelludo- a varones que en ese entonces usaban "una moñita", (amontonamiento de cabellos en la parte central y frontal de la cabeza) entonces de moda.

Marmolejos Abreu fue más allá de esas acciones, tal era su vesania que ni siquiera ante sus familiares tenía freno, tal como ocurrió a uno de sus cuñados -que decía era comunista- y tío de algunos de sus hijos (hermano de su esposa), quién se "le escapó de milagro" al saltar por el patio de la casa paterna a la que, sin consideración alguna, llegó el iracundo militar acompañado de subalternos, que fusiles en manos persiguieron al joven, quién se convertiría años después en uno de los más efectivos promotores turísticos del país.

Aunque el joven santiagués víctima del oficial policial no padeció el incruento corte de cabello que protagonizaba el fatídico militar, hay que evitar que "Tanque grande" se rebose de Marmolejos, posibilidad que la reforma policial puede hacer, por lo que el empeño tiene que ser sostenido, sin treguas ni "paños tibios" , como dice el pueblo.

Que agentes como "Tanque grande" se crean con el poder suficiente para disponer de cuánto quieran y estimen pueden hacer con y contra los ciudadanos es inaceptable a estas alturas, cuando ya los derechos humanos están enraizados en la cotidianidad de los/as dominicanos que resienten cualquier agresión contra esas prerrogativas ciudadanas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados