jueves, abril 25, 2024

Sistema Integrado de Transporte: esperanza y retos para la movilidad urbana

Por Yoranmi Santiago


SANTO DOMINGO. – El gobierno del presidente Luis Abinader pretende que un millón 481 mil 340 personas de las que diariamente se desplazan en el Gran Santo Domingo dejen sus vehículos estacionados en casa y se desplacen en transporte público. Así se dio a conocer en la presentación del Sistema Integrado de Transporte (SIT) que promete agregar 51 kilómetros de soluciones masivas y eficientes de transporte, para un total de 70 kilómetros de desplazamiento libre de tapones.


Como todo plan ambicioso, este trae consigo la esperanza de mejoras para el actual caos en el transporte. Pero debe hacer frente a tres grandes retos: seguridad, vinculación del dominicano con su vehículo privado y continuidad de obras, en caso de que el presidente Abinader no logre un segundo mandato como se propone.

El lado positivo 

El SIT contempla la construcción de un Tranvía (línea azul turquesa) para conectar la avenida Winston Churchill con la 27 de Febrero, pasando por el Centro de los Héroes. En su última estación el tranvía conectaría con el Tren de San Cristóbal (línea verde turquesa). 


Para mejorar la movilidad en sectores como Herrera, se tiene prevista una Línea 3 de Teleférico (línea marrón), esta iniciaría en la parte baja de Santo Domingo y se uniría a la Línea 2 del Metro en la estación María Montez.


Para una apuesta aún más ambiciosa, se propone un Tren Metropolitano (línea verde) que iniciaría en la avenida Gregorio Luperón y llegaría a la 27 de Febrero para luego ir hacia el Norte a conectar con el Centro Olímpico desde donde unirá a la ciudad con el Aeropuerto Internacional de Las Américas.

Adicionalmente, se promete la creación de Terminales Interurbanas hacia el Sur, Cibao, Norte y Este, todas conectadas o muy próximas a estaciones de Metro, Tranvía o Teleférico. Adicionalmente se agregarían 5 nuevos corredores a la red de autobuses ya existente en las avenidas Núñez de Cáceres, Winston Churchill y Abraham Lincoln.


A este plan se suma la pronta puesta en marcha del Monorriel y Teleférico de Santiago, ambos en proceso de construcción.

Para el arquitecto y planeador urbano Marcos Barinas, esta propuesta es "ambiciosa" y "valiente". Además de que considera innovador que fuera presentado como promesa presidencial.

“Para los planificadores urbanos que estuvimos allí, ninguna propuesta nos cayó de sorpresa, todas han sido en algún momento discutidas.  Lo innovador es que las presentara como promesa el Presidente de la República.  Lo cual da un nivel de compromiso que considero valiente”, expresó.

Según sus estimaciones, este plan superaría 3 períodos de gobierno, lo que puede ser un riesgo debido a que los presidentes no están obligados a dar continuidad a las obras iniciadas por sus antecesores. El presidente Abinader termina su primer mandato el 16 de agosto de 2024 y es para finales de 2025 que se estima el inicio de la construcción del Tren de San Cristóbal, por ejemplo.

Barinas señala otro reto para la ejecución del SIT: “implicaría un ordenamiento que supera lo urbano y requeriría de un Plan Especial Supramunicipal para ser planificado y ejecutado, pues tiene implicaciones para 3 regiones y 7 municipios”.

Retos para el SIT

Por supuesto, se trata de un plan a mediano y largo plazo, pero debe ser desde ahora que se trabaje para afrontar los retos que supondrá. Entre ellos el crecimiento indetenible del parque vehicular que aumentó de 2 millones 234 mil vehículos en 2007 a 5 millones 464 en 2022, según datos de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII).

De esa cantidad, el 20.95% está en el Distrito Nacional y el 17.69% repartido en el Gran Santo Domingo. Por supuesto, estas cifras se refieren al lugar de residencia de los propietarios del vehículo, así que no se calcula aquí el gran número de vehículos de otras provincias que a diario entran a la ciudad.


Cifras del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (INTRANT) señalan que a diario se realizan tres millones de desplazamientos en el Gran Santo Domingo; el 42% de ese total es en vehículo privado y el 36% en transporte público. Con el SIT el presidente asegura que esas personas que a diario se movilizan en la ciudad podrán hacerlo “sin necesidad de un transporte individual” porque podrán hacerlo “en transporte colectivo (…) ahorrando tiempo y dinero”.

Pero en su planteamiento el mandatario deja de lado otros factores relevantes para quienes se desplazan en vehículos individuales, entre ellos seguridad, comodidad y flexibilidad.


Al menos así lo considera Marlene Melo. Con 27 años, ella conduce ya su tercer vehículo, una yipeta de gama media. Para ella una limitante del transporte público sería tener que desplazarse hasta la parada o terminal.


“El transporte público normalmente lo puedes utilizar si tienes rutinas muy específicas, de tu casa al trabajo-del trabajo a tu casa, no si haces paradas. Por más que tú quieras el transporte público puede que no te permita hacer movimientos menos rígidos porque hay áreas en las que las rutas no llegan. Además de esto en tu vehículo tienes la opción de cargar con muchas cosas, como cambios de ropa, paquetes, eso te da mayor flexibilidad en el día a día”, argumenta.


Ahora bien, ella es de la idea de que teniendo un transporte público eficiente las personas pueden organizar sus días para reducir el uso de vehículo privado. “De repente hoy lo único que tú vas a hacer es ir de la casa al trabajo”, así te funciona ir en transporte público.


Pero a la practicidad del vehículo privado se agrega algo más: el sentido de seguridad que para muchas personas implica no tener que caminar en las calles cargando sus computadoras, celulares y dinero.


Este es el caso de Massiel, quien actualmente no tiene vehículo privado, así que se desplaza usando taxi o es transportada por familiares. 


“Realmente si hubiera seguridad yo tomaría transporte público. Incluso lo prefiero antes que un taxi o vehículos privados, porque a veces tú tomas un Metro y llegas rapidísimo, o hasta a pie, porque hay muchos tapones. Pero lo más usual es usar taxi,s porque siempre ando con la computadora, pero mi bolsillo y yo preferimos el transporte público”, dice.


Así las cosas, el SIT vendría a solucionar el problema del desplazamiento y los tapones para el ciudadano de a pie, pero tendría el gran reto de convencer a quienes ya cuentan con vehículo privado, o aspiran a tenerlo.

La gente y el transporte urbano


En 2008, el psicólogo David Lois García estudió las actitudes de los individuos hacia el transporte urbano.


Al considerar la movilidad como medio de expresión de estatus frente a emociones, el autor plantea, citando a Gardner y Abraham (2006), que existen consecuencias positivas en las políticas de reducción del uso de vehículo privado respecto a aquellos individuos que se consideran a sí mismos como residentes más que "motorizados". En este sentido el autor apela a la pirámide de movilidad que los urbanistas insisten en recordarnos que deben tener al peatón como prioridad.


Pero aún más allá, el ingeniero comercial y profesor en la Universidad Tecnológica Equinoccial, Daniel Sánchez, encontró en sus estudios sobre el tema que muchos hombres ven sus vehículos como “compañeros de aventuras, de batallas, de conquistas, etc. Según la marca y el modelo, incluso les asignamos un ‘pedigrí’ que nos identifica y distingue de los demás”, reseña un artículo por el diario El Comercio.


Valiéndose de esta relación, las marcas de vehículos y los distribuidores articulan campañas publicitarias orientadas en crear una relación entre el conductor y su carro, apuntando así al nivel emocional, mientras que en la valoración del transporte público se promueven argumentos racionales.


Por ejemplo, mientras el gobierno invita a ahorrar tiempo y dinero usando el transporte masivo, campañas como esta de 2006 televisada en España para promover el SEAT ALTEA nos recuerda lo incómodo de viajar pegados de desconocidos.

"La sensación de libertad se apodera de tus sentidos. De tus movimientos. De tus emociones. Y es que SEAT ALTEA respeta tu espacio vital", se leía entonces en la web del fabricante al introducir el vehículo que daba 3 pies cúbicos de libertad al conductor.

Y así es como cada vez la industria automotriz apela a emociones, estilo de vida y sentimientos con relación al vehículo privado, mientras el gobierno se basa en datos racionales para invitar a las personas a estacionar sus carros y sumergirse en inmenso y sobrepoblado mar del transporte colectivo.


En definitiva, se necesitan grandes esfuerzos en propaganda y medidas gubernamentales para contrarrestar este desafío que supone la relación humano-vehículo privado.


Además de lo expuesto, cabe recordar que esta relación atenta contra la pirámide de movilidad que establece que el peatón debe ser la prioridad. 

El peatón
El orden de prioridad debería ser peatón, bicicletas, transporte masivo, transporte de carga y en último lugar los vehículos privados. De ahí que el aspirante a regidor Jorge Pacheco plantee que “resolver el tema del tránsito no es cuestión de infraestructura, ni de gobierno central o local; es cuestión de consciencia colectiva y voluntad del Estado Dominicano”.


Entrevistado para PronosticaMedia, Pacheco afirmó que "urgen calles para peatones en lugar de calles para vehículos". Por eso, en su Guía Integral para una mejor la movilidad en el Distrito Nacional este plantea la necesidad de reforzar la seguridad en las calles. 


“Propongo la colocación de 10,000 cámaras esparcidas en Santo Domingo, la recuperación del espacio público (…) En resumen, recuperar ese derecho humano que se nos fue arrebatado: caminar.”, enfatizó.


De tomarse en cuenta el factor seguridad, recuperación de aceras, mejora del drenaje y fomento del desplazamiento a pie, es probable que cuando sea una realidad el SIT tengamos ciudadanos más abiertos a la idea de caminar unos metros hacia la estación de autobús o terminal de tren o teleférico más cercana a sus casas o lugares de trabajo.

De lograrlo, estaríamos siguiéndole los pasos a ciudades como Hong Kong, que tiene el mejor y más usado transporte público del mundo. En 2022 el 83% de sus 7.7 millones de habitantes dijo haber usado el metro en 2022.

Yoranmi Santiago
Yoranmi Santiago
Es comunicadora con experiencia en periodismo y comunicación estratégica para marcas. Ha colaborado para medios impresos, digitales, radiales y televisivos del país creando contenidos de actualidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados