Rumbo a las primarias republicanas 

NUEVA YORK, Estados Unidos. – Aún no termina el proceso de elecciones de mitad de mandato en los Estados Unidos, y ya los republicanos comienzan a calentar los motores para el despegue hacia las primarias, un largo camino que concluirá con la elección de quien será su candidato presidencial en noviembre del 2024.

Primeros pasos

Aunque el primero en hacer su anuncio fue el ex presidente Donald Trump, a lo interno del GOP (Partido Republicano) se manejan otros nombres, entre los que destacan el Vicepresidente, Mike Pence, el ex secretario de Estado, Mike Pompeo y el recién reelecto gobernador de La Florida, Ron DeSantis.

De hecho, el pasado fin de semana, 19 y 20 de noviembre, se llevó a cabo una importante encuentro con los inversionistas judíos en Las Vegas, quienes se reúnen cada año, en especial los años preelectorales para escuchar las ideas y propuestas de los aspirantes a la nominación presidencial del Partido Republicano. 

Una reunión en la cual Trump participó de forma virtual y durante la cual fue ovacionado de pie, sin importar que otros miembros de esa organización lo responsabilizaron de los desalentadores resultados del partido en las elecciones de medio término. Generalmente la carrera inicia con al menos 10 aspirantes, por lo que se espera que la lista se alargue en los próximos días. 

Cambio de estrategia

En las filas republicanas, más de uno ha comenzado a marcar distancia con el ex presidente Donald Trump, comenzando por el tono de sus discursos y por sacar de sus agendas temas como el alegado y nunca probado fraude electoral en las elecciones del 2020.

Hasta el momento ha sido un factor común entre los nombres que se barajan para disputarle la candidatura a Donald Trump marcar distancia y culparlo por los resultados inesperados en las elecciones de medio término,  en las cuales a pesar de los pronósticos, los republicanos no lograron arrebatar el control en el Congreso a los demócratas. 

Los aspirantes 

Desde que se conocieron los resultados de las elecciones del 2020, cuando ya no había dudas de la derrota de Trump frente al demócrata Joe Biden,  algunos republicanos,  incluso, colaboradores cercanos del saliente mandatario,  dieron un paso al frente,  unos de manera discreta y otros, de manera más abierta para dejar claro que irían por la candidatura, ignorando las advertencias de Trump de que todo republicano que aspirara a la nominación presidencial, era un traidor, en el entendido de que era un derecho natural, que nadie podía negarle. 

Mike Pompeo

Aunque no ha dicho que correrá por la candidatura, en su discurso y más por su reciente participación en la reunión de Las Vegas del pasado fin de semana, se desprende que más temprano que tarde anunciará sus aspiraciones. 

Pompeo fue secretario de Estado en el gobierno de Trump y se le consideró un colaborador cercano del gobernante. 

Aunque no lo ha atacado de forma directa, en algunas de sus expresiones son claras descalificaciones al ex hombre fuerte de la Casa Blanca.

Tim Scott

Otro de los nombres que suenan para las primeras republicanas es el del senador por Carolina del Sur, Tim Scott, aunque algunos condicionan su participación a que finalmente Trump desista o que su situación frente a la justicia estadounidense lo haga desistir. Scott es el único senador negro del partido republicano.

Glenn Youngkin

Youngkin es gobernador de Virginia,  solo tiene un año en esa posición, pero se considera una buena opción y algunos analistas estiman que sería la oportunidad de demostrar la renovación. Sería la muestra de que el viejo partido ha quedado atrás y que tal como lo han pedido altos dirigentes de esa organización, se ha dado vuelta a la página. 

Mike Pence

El vicepresidente Mike Pence, es un hombre fuerte a lo interno y externo del partido, ha demostrado ser un buen recaudador de recursos para invertir en la campaña electoral. 

El antiguo Vicepresidente de Trump y uno de sus estrechos colaboradores, cayó en desgracia cuando se negó a secundar a su jefe en sus intentos por desconocer los resultados electorales del 2020.

La cuenta de Twitter de Donald Trump se convirtió en una extensa carta abierta con destino a Pence, el día 6 de enero del 2021, fecha en la cual se validarían los resultados electorales y se proclamaría la victoria de Joe Biden. 

En más de un mensaje de Twitter,  Trump dejó en las manos de Pence validar su verdad y negar la realidad de lo que en verdad había sucedido en las elecciones.

Pence hizo lo correcto y de inmediato fue tildado de traidor. Las hordas que invadieron el Capitolio horas más tarde iban tras su cabeza y proclamaban que había que "ahorcar al traidor".

Ted Cruz

Otro posible contendor por la candidatura es el senador Ted Cruz, quien ha asumido una actitud más discreta, a pesar de que ha recorrido varios estados clave en las primarias.

Cruz ya fue precandidato en las elecciones del 2016.

Ron DeSantis

Hasta el momento, no ha dicho si irá tras la candidatura, pero para los entendidos, no hacen falta las palabras. 

Es tanto así, que ya el partido ha realizado varios sondeos para medir la popularidad de los presidenciables. En estas consultas, el más favorecido es el gobernador de La Florida, el ultraderechista, Ron DeSantis.

DeSantis es considerado como el más parecido a Donald Trump, no sólo por su dura retórica en temas como la inmigración,  sino por su elevado ego.

Algunos lo llaman algo así como "Trump, pero sin Trump", en alusión al parecido entre ambos. Es, a juicio de los analistas, el relevo natural del expresidente.

A favor de Trump 

La profunda división a lo interno del Partido Republicano,  la diversidad de posiciones, pero más que nada, la cantidad de aspirantes que buscarían la candidatura, suponen una distribución de votos que al final favorecería a Donald Trump,  que a pesar de la derrota sufrida por los candidatos apoyados por él, sigue siendo el líder del GOP, especialmente en las bases de la organización, y cuenta con un voto duro que sería difícil de superar por otro aspirante.

Aun es temprano 

Todavía es temprano para definir quienes llegarán al final de esta contienda, más aún porque faltan nombres y porque los que se barajan no han proclamado de manera abierta sus intenciones de disputarle la candidatura a Trump, quien hasta el momento es el único que ha hecho el anuncio.

Otra cosa que aún falta por definir es cómo terminarán los diferentes procesos investigativos que le siguen al expresidente Donald Trump, de lo cual muchos adelantan que no terminará muy bien, aunque para algunos analistas, el republicano saldrá airoso, pero no descartan que se vea obligado a desistir de sus aspiraciones. 

EN LAS FILAS DEMÓCRATAS

Del otro lado, es decir, el litoral demócrata, desde el mismo día 20 de enero del 2021, en la juramentación de Biden-Harris, se comenzaron a barajar posibles sustitutos del presidente Joe Biden, más que cualquier cosa, por su edad. Pese a ello, a unas cuantas semanas de su Administración, ya anunciaba que no descartaba correr por un segundo mandato, algo que ha reiterado en diversas ocasiones. Lo mismo han repetido sus más cercanos colaboradores. 

Esta estrategia, para muchos analistas, es una manera del presidente evitar convertirse en un "pato cojo", un término muy utilizado en el vocabulario político para referirse a un presidente de los Estados Unidos que anuncia muy temprano que no correrá por la reelección o que la haya perdido.

El problema es que, de Biden decidir no buscar la reelección, los demócratas perderían un tiempo precioso y sumamente necesario para aglutinar en favor de un candidato o candidata las simpatías dentro y fuera de esa organización. 

Entre los presidenciables demócratas se mencionan a la actual vicepresidenta Kamala Harris, el gobernador de California Gavin Newsom, el secretario de Transporte Pete Buttigieg, la reelecta gobernadora de Michigan Gretchen Whitmer. Del grupo, el mejor valorado es el gobernador Newsom. Los aspirantes a la candidatura presidencial demócrata ameritan otro artículo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *