lunes, abril 22, 2024

Reservas de excelencia

 Por Alfonso Tejeda

Muy aludida en las últimas semanas por los partidos políticos con la que se auxiliaron algunos de ellos para resolver cuestiones peliagudas, "reserva", en sus profusas definiciones en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española -más de 16- es el motivo con que el estatal banco de Reservas reconoció en un reciente libro de entrevistas a una docena de periodistas dominicanos/as.

 A los partidos, la definición "les cayó como anillo al dedo", pues la aplicaron tal como la define el diccionario sobre el uso que le dieron: "Guarda o custodia que se hace de algo, o prevención de ello para que sirva a su tiempo", puntualización que se hace alusiva para aprehender el título del libro, que resalta la coincidencia con el nombre del banco patrocinador.

 Sin menoscabo de la prudente "reserva" ante algunos de los seleccionados, en este caso se presume que al reconocerlos/as como "Reservas del periodismo dominicano", vale recordar aquello de "que no son todos los que están, ni están todos los que son", situación que podría ser “salvable", porque este es el primer volumen, según establece el ejemplar que circula.

Resalta que entre las 12 entrevistas, tres -que es el 25 por ciento del total, desfavorecedor de la equidad- corresponden a mujeres periodistas, que en su tal condición coinciden además en sus destacables afanes investigativos, que en rangos diversos por la profundidad, enfoques y exposición de los temas tratados han convertido a Margarita Cordero en la mejor periodista dominicana, a Altagracia Salazar (La Morena), en una respetada referencia y a Nuria Piera en inquietante tormento para muchos/as protagonistas del acontecer nacional.

Don Ramón de Luna, distinguida voz en Santiago y parte del Cibao, conecta en esta evaluación con Huchi Lora y Juan Bolívar Díaz Santana, por su actitud de lucha en defensa de las libertades públicas y de expresión, cuando el país atravesaba situaciones políticas inestables y de derechos restringidos bajo los gobiernos de Balaguer, en los que Huchi Lora sufrió persecuciones y fue prisionero, y Juan Bolívar víctima de atentado y tuvo que exiliarse, para evitar consecuencias más graves que afectaron a otros periodistas, tal el caso de Orlando Martínez.

A Díaz Santana y Bienvenido Álvarez Vega los imbrica un ejercicio periodístico de profundidad, -escuela de la que Fausto Rosario, también entrevistado, es alumno aplicado- que hace énfasis en que el dato y la contextualización de la información son un requisito ético, resultante en una práctica profesional y una responsabilidad social, que tiene el propósito de facilitar al público la comprensión de los hechos,  para asumir desde diferentes perspectivas la opción más apropiada a sus intereses, reconociéndole una participación activa en el proceso de la elaboración y difusión de las noticias.

Entre las definiciones que hace el diccionario de la palabra reserva, está la referida a la conservación exclusiva de ciertos vinos y licores que agotan procesamiento en el que alcanzan exquisitos niveles que los “ranquean” por una calidad de excelencia, tal como la de los y las periodistas mencionados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados