Repercute en el tiempo operativo militar de España en la zona norte

Antes de que muriera en 1514, la Monarquía española autorizó a Bartolomé Colón, hermano de Cristóbal Colón, y para entonces segundo gobernador de la colonia La Hispaniola, la edificación de Santo Domingo, que pasó a ser la capital del territorio colonial. Fue así como, 6 años después de que llegaran los españoles a la isla, hecho que ocurrió el 5 de diciembre de 1492, se procedió a fundar Santo Domingo, el 5 de agosto de 1496.

Nótese que la República Dominicana nació en 1844, 346 años después de nacer su capital Santo Domingo.

Para 1605 y 1606, la isla continuaba indivisible y como colonia de España en las Antillas. Pero para esta ocasión se habían establecido varios asentamientos humanos sobre toda la zona norte de la isla, entre ellos Montecristi, Puerto Plata, Yaguana y Bayajá, eran poblados ubicados bien distantse o lejanos de la capital Santo Domingo.

La ubicación costera de estos poblados fue el atractivo que facilitó a los bucaneros, filibusteros y corsarios, establecer vínculos y contactos con estos pobladores, a partir de los cuales se fue desarrollando una relación comercial, facilitando así el desarrollo del contrabando; los nativos se dedicaron a la caza y la concentración de carnes y pieles, que luego a buen precio le compraban los bucaneros que eran oriundos sobre todo de Francia, Holanda, Gran Bretaña y Portugal. Tan intenso fue el contrabando y de jugosos beneficios financieros para las metrópolis, que motivó a Francia apoderarse de la isla La Tortuga, ubicada en la zona norte y que fue usada para acumular producto contrabandeado y como centro operativo de los navegantes, es decir, la isla La Tortuga y Jamaica fueron los grandes centros operativos de las monarquías que en Europa competían, hostigaban y atacaban los intereses de España en el Caribe.

La información le llegó al monarca, el rey de España Felipe III, a quien no se le ocurrió otra medida que autorizar al gobernador Antonio de Osorio el desplazamiento o traslado de todos los asentamientos humanos que estaban ubicados en la zona norte, es decir, despoblar a Puerto Plata, Montecristi, Bayajá y Bayaguana.

Fue así, con decisión inquebrantable de parar a cualquier precio el contrabando de los bucaneros con los pobladores del norte, como se emprende un operativo militar que a empujones y a punto de cañones se llevó hacia dos villas creadas próximas a Santo Domingo, y dónde nacieron los pueblos de Bayaguana y Monte Plata.

Es lo que se conoce en la historia de esta isla como las devastaciones de Antonio Osorio.

Con esta acción, el rey de España Felipe III, logró contener el contrabando y así también impidió momentáneamente la influencia de la biblia luterana en la isla.

Sin embargo, lo que el rey Felipe III no previó es que le dejó el territorio libre a los franceses, quienes lo ocuparon y establecieron sobre ese territorio lo que se conoce como el Sanint Domingue  con la firma de un tratado celebrado entre Francia y España en la ciudad de Aranjuez en 1777, ya antes hubieron dos tentativas divisorias de la isla en donde España y Francia se la repartían. 

Así nos dividieron, así se profundizó el saqueo de ambas potencias a los nativos del Caribe, como colonias primero y después como países tercermundistas, saqueadas y explotados.

Olvidé destacar también que mientras Haití logra su Independencia el 1 de enero de 1804, su capital Puerto Príncipe fue fundada 34 años antes en 1770, incluso, 7 años antes de que se formalizara la división fronteriza de la isla con la firma del tratado de Aranjuez.

De manera tal, que el surgimiento posterior de Haití y República Dominicana tiene su piedra angular en el contrabando, la orden del rey de España Felipe III, y el operativo militar conocido en la historia de la isla como Las Devastaciones de Antonio de Osorio, ejecutadas en los años 1605 y 1606.

Santo Salvador Cuevas

Santo Salvador Cuevas

Quien escribe es militante social de larga data, egresado con honores de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) licenciado en Filosofía y Letras, con residencia en el municipio de Tamayo, al Sur del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.