jueves, abril 25, 2024

¿Qué hacer cuando las cosas buenas traen algo malo?

Por Lito Santana
Cada vez que ocurre algo novedoso, por muy bueno que sea, siempre se destapan algunos retos que debemos afrontar. El pasado lunes el presidente de la República Luis Abinader, dejó inaugurado el Teleférico de loa Alcarrizos, una obra muy importante para esa zona.
Los medios de comunicación reseñan que la obra tiene una inversión cercana a siete mil millones de pesos. El Teleférico de Los Alcarrizos comenzó a operar gratuitamente desde este pasado 2 de mayo. Abordar el Teleférico de Los Alcarrizos costará 35 pesos a partir de junio. El sistema de mono cable, con una capacidad de cuatro mil 500 pasajeros por hora, realizará el traslado de 4.2 kilómetros de distancia en 15 minutos y con un costo de pasaje de 35 pesos por persona. Todo pinta a bueno.
Sin embargo, ya algunos sectores del municipio expresan preocupación de cómo esto impactará sus vidas.
En febrero pasado el periódico Diario Libre publicó que “Choferes de las Alcarrizos reclamaron al presidente Luis Abinader que no permita la desaparición de más del 80 % de los transportistas de ese municipio que estiman serán afectados por la construcción de la línea 2-C del Metro y el teleférico.
Hace ya un par de meses que el Gobierno inauguró la “Avenida de Circunvalación de Azua”, lo que significa un gran paso de avance en la solución del tráfico vehicular de la zona, la tranquilidad en la vida cotidiana de la población, traumatizada por el paso permanente de vehículos pesados y la reducción de tiempo para miles de personas que en vehículos privados evitan “meterse en el tapón” de horas pico cuando atravesaban esa ciudad.
La construcción de esta obra, con una inversión de más de 5,000 millones de pesos, beneficia a una población de más de 80 mil habitantes y pasa por comunidades como el Proyecto Emma Balaguer, Playa Monte Río, La Estancia, Puerto Viejo, Las Clavelinas, La Ceiba, La Ciénega, Sabana Yegua, Las Barías, El Rosario y Zona Franca de Azua, las cuales verán dinamizadas sus economías locales y sentirán el crecimiento económico, así como el impacto en sus propias vidas y familias, según reporta en su página web, la Presidencia de la República.
Ahora comienzan a expresarse las quejas de munícipes de Azua, sobre todo comerciantes, que han visto disminuir sus ventas porque muchos de sus clientes eran “carreteros” que hacían sus paradas en restaurantes, lugares de comidas rápidas y hasta propietarios de estaciones de combustibles, que se sienten golpeados por la reducida cantidad de consumidores post carretera.
Con razón lo que nuestro pueblo “refranea” como: “lo que es bueno para unos suele ser malo para otros”, está surtiendo sus efectos con estas nuevas obras puesta en funcionamiento.
Como el Gobierno lo controla todo, sería interesante un acercamiento entre estos sectores, que pudieran sentirse golpeados por los interesantísimos aportes al progreso, realizados en estas demarcaciones. No sé si el Gobierno realizó alguna labor social de orientación o preparación a los habitantes, que son impactados por estas obras.
También los sectores que se sienten afectados deben usar sus ingenios para ponerse al día con estos cambios que, aunque benefician a miles y miles de personas, parece perjudicarles a ellos.

Lito Santana
Lito Santana
Nació en Tamayo. Locutor y periodista. Ha trabajado en distintos medios de comunicación. Aboga por la participación de todos los sectores en la solución de las dificultades por la que atrevieza el País.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados