sábado, marzo 2, 2024

Qué es y cómo se dirige una campaña política 

Tercera parte

Por Rafael Céspedes Morillo

Entrevisto a todos los que me sean posibles en el entorno, necesito saber quién es cada uno, qué hace, qué no hace, qué, qué y más qué de ellos, entre otras cosas, porque salvo a mi equipo de trabajo. No le cedo un cien por ciento de confianza a nadie. Observo no solo lo que hacen, sino qué no hacen y en especial las formas de hacer las cosas. 

Con relación al candidato, ¡bueno! qué no observo, desde cómo se ríe, si lo hace, a cómo dice las cosas, si tiene muletillas, tips, cómo responde a las preguntas suaves, a las duras, cómo responde las lisonjas, los ataques; cómo trata las crisis, los chismes, las informaciones. Me dedico mucho a la observación de su lenguaje corporal,  cómo lo usa, cómo lo maneja y cuáles son los controles o no, que tiene de este, y obviamente le dedico tiempo a la observación de sus potencialidades y a sus debilidades. 

Todos los seres humanos tenemos y usamos  lo que los psicólogos identifican como ‘’Modelos Sicológicos Aprendidos’’ (MOSA). Descubrir cuáles son estos en nuestro candidato se convierte en mi caso en una meta personal, en una necesidad, pues ello me permitirá saber cuál será su conducta en determinadas circunstancias y situaciones. 

Podré saber cuáles cosas evitarle, por dónde eludir cruzarlo. Más aun, si yo logro saber eso de mis competidores habré avanzado de manera extraordinaria hacia hacer exactamente lo inverso. Ver por dónde debo intentar que mi competencia cruce y se mueva, porque sabré dónde y cómo fallará, o lo haré fallar.

Recuerde que las cosas que hago a favor de mi cliente se parecen a las que intentaré hacer en contra de la competencia. En una oportunidad que conocí estos detalles, coloqué en la cercanía de un competidor de mucha fuerza a una persona que haría el trabajo de sacarle a ese competidor su MOSA en lo social. Tenía cerca un fotógrafo también nuestro, su labor fue por casi unas tres semanas, acercarse lo más posible y decirle algo así como:  “¿por qué los negritos te caemos mal?’’.

La primera vez le sacamos una sonrisa y la segunda por igual, pero ya a la tercera fueron unas no muy agradables miradas. Algunos días después, ese candidato le lanzó una bofetada al joven moreno y esa foto recorrió caminos y caminos con titulares como: ‘’el amigo XZ no gusta de los morenos’’. Dejo a su análisis lo que paso después de esa foto.

Elementos para tomar en cuenta

Cónyuge, como se comporta, qué papel juega, cuál o cuáles puede jugar, tipo de relaciones entre ellos como pareja, en el ámbito profesional, cualidades, capacidad y en fin, puede esa persona ayudar al margen de lo que está haciendo, o es preferible dejarlo como está, o tal vez mejorar o variar algo. 

Hay un caso que puede servir de ejemplo, me refiero a Marisabel Chávez, en el caso de la dirección de la campaña que me correspondió hacer a favor de Hugo Chávez a la presidencia de Venezuela.

Los asistentes, los de seguridad, los altos dirigentes, los financistas, los amigos y aquí regularmente aparecen cosas como los de los brazos abiertos y otros.

Formulación de la estrategia

Una de las primeras cosas  que sugiero hacer en esta parte es que como ya tenemos las suficientes informaciones, conocimientos y datas de lo que tenemos en el frente, debemos dedicarnos a la formulación de la estrategia, para comenzar su construcción conjuntamente con la organización de la maquinaria que servirá de soporte al desarrollo de esta. Como parte de esa maquinaria se hace necesaria una serie de instituciones y profesionales. CONTINUARA…

Rafael Céspedes Morillo
Rafael Céspedes Morillo
Rafael Céspedes

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados