Pese a la legalización de la venta de marihuana, el Estado de Nueva York no ha podido aminorar o detener el tráfico ilegal

Por Evelyn Irizarri Santos

NUEVA YORK, Estados Unidos. – En algún momento se pensó que la legalización de la comercialización de la marihuana en esta ciudad contribuiría a detener  o aminorar el tráfico ilegal, pero este sigue siendo un problema difícil de resolver para el gobierno local. Asimismo, pone en riesgo la inversión de los negocios que desde finales del pasado año obtuvieron permisos para entrar al mercado legitimado por las autoridades.

Cosa de años

La venta ilegal de marihuana y otras sustancias prohibidas en las calles o en puntos clandestinos y otros no tan escondidos, es tan antigua como el consumo y la lucha de las autoridades por tratar de detenerla.

Desde siempre, los consumidores saben bien hacia dónde dirigirse para hacerse con alguna porción del vegetal. El problema es que desde que se legalizó la venta, las autoridades, en pos de proteger la inversión de aquellos comerciantes que han obtenido permisos de ventas, le han declarado la guerra a quienes no se han acogido a lo que establece la norma.

Preocupación 

Lo que más preocupación genera tanto en las autoridades como en la población en general, es que estos lugares donde se comercializa este tipo de sustancias sin la regularización debida, por lo general también se puede adquirir en el mismo lugar donde  un niño acude a comprar un dulce.

Operativos

Desde finales del año pasado, las autoridades, encabezadas por el sheriff de Nueva York, Anthony Miranda le han declarado la guerra a los negocios que se dedican a la venta ilegal de marihuana, para lo cual han sido asignadas patrullas que realizan operativos en busca de sancionar a aquellos que sin el permiso de ley comercializan el producto. 

Alarmante

Un dato alarmante es el que da cuenta del hallazgo en varios de establecimientos de dulces en cuyo interior se encontró marihuana. 

Los agentes que realizaron esos hallazgos han advertido a los padres de niños menores sobre el peligro que corren sus hijos si llegaran a consumir uno de estos caramelos. 

Al amparo de la ley

Luego de la legalización de la marihuana, el gobierno de la ciudad procedió a expedir permisos a los comercios que mostraran interés en vender cannabis, luego de llenar la solicitud y completar algunos requisitos.

Es así como el 29 de diciembre de 2022, abrió sus puertas en Manhattan la primera tienda de ventas de cannabis legal.

La tienda pertenece a la asociación sin fines de lucro, Housing Works.

Housing Works 

Housing Works es una organización sin fines de lucro que trabaja con exconvictos y personas sin hogar. Esta organización propuso al gobierno de Nueva York que las primeras 150 licencias o autorizaciones de venta de marihuana les fueran entregadas a comerciantes que en el pasado habían sido condenados por posesión y venta de cannabis. 

El objetivo, según sus directivos, era ofrecer una especie de compensación por lo que consideró una práctica injusta contra los afroestadounidenses y los hispanos. 

Esta propuesta fue acogida por el gobierno de la ciudad. 

Las ganancias 

De acuerdo a los datos ofrecidos por la alcaldía de Nueva York, se espera que, durante este año, la venta con licencia de cannabis genere ganancias por unos 1,300 millones de dólares. La alcaldía aseguró que, en tres años, la venta de cannabis facilitará la creación de entre 19 mil y 24 mil nuevos puestos de trabajo.

Uso legal

Hasta este momento, en 19 estados, incluso en la capital del país, Washington, es legal el uso recreativo de la marihuana, mientras que en 37 de los 50, se permite su uso con fines medicinales.

Desde hace años se viene abogando por la legalización del consumo no solo de Cannabis, sino también de todas las drogas, en el entendido de que así bajarían sus costos y con ello, al dejar de ser su venta una operación ilícita, más personas se dedicarían al negocio, que para entonces deberá contar con regulaciones.

Los defensores de la legalización de las drogas basan sus teorías en lo sucedido con la venta y consumo de alcohol, y el cambio que se produjo cuando pasó de ser un negocio ilícito a convertirse en una de las industrias mayor generadoras de empleos y riquezas a nivel mundial. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *