martes, julio 23, 2024

OPS/OMS denuncia violencia de pandillas y falta de combustible dificultan enfrentar el cólera en Haití

OPS/OMS denuncia violencia de pandillas y falta de combustible dificultan enfrentar el cólera en Haití

La violencia de las pandillas en Puerto Príncipe y ciudades vecinas dificulta el acceso a las zonas afectadas por el cólera (Vibrio cholerae O1) advirtió en un comunicado la Oficina Panamericana de Salud (OPS/OMS) en el que confirmó la existencia de dos casos de la enfermedad y ocurrencias de pacientes con diarrea aguda, entre las muestras procesadas.

En tanto, las Naciones Unidas informaron este jueves que el cólera ya ha causado siete muertes en Haití:

(Naciones Unidas.- El cólera ya se ha cobrado siete víctimas mortales en Haití, donde hay 11 casos confirmados y 111 presuntos casos aún por confirmar, todos ellos en la capital, según datos de Naciones Unidas, que alerta de que la crítica situación económica y de seguridad puede contribuir a la expansión de la enfermedad por todo el país.

La coordinadora residente de la ONU para Haití, Ulrika Richardson, ofreció este jueves una rueda de prensa telemática desde Puerto Príncipe, donde dibujó un sombrío panorama económico y humanitario, que se traduce en saqueos, escuelas que llevan un mes cerradas, violencia sexual y cortes de carretera que mantienen incomunicadas grandes partes del país).

La OPS indicó, empero, que todavía las pruebas de toxigenicidad y de genómica están pendientes.

“Cabe señalar que, debido a que la violencia de las pandillas continúa en Puerto Príncipe y ciudades vecinas, se dificulta el acceso a las zonas afectadas, por lo que la evaluación oportuna de la situación epidemiológica es compleja”, señala.

Deplora que el transporte de muestras biológicas desde los establecimientos de salud hasta los laboratorios de referencia también podría verse afectado por la falta de combustible.

Llamó la atención en el sentido de que, “en un contexto de crisis de seguridad, la población de estas áreas puede tener un acceso muy limitado al agua potable y a los servicios de salud”.

“Estos últimos factores impactarían en la dinámica del resurgimiento del cólera y en la gravedad de la enfermedad en pacientes con diarrea aguda”, precisa la OPS.

Indica que después de más de 3 años sin casos de cólera reportados en Haití, el 2 de octubre de

2022 las autoridades nacionales notificaron dos casos confirmados de Vibrio cholerae

O1 en el área del gran Puerto Príncipe.

Informó que adicionalmente, se reportan varios conglomerados de casos sospechosos y defunciones que están bajo investigación en varias comunas del departamento Ouest, incluyendo las comunas de Cité Soleil y Puerto Príncipe.

Exhorta tomar acciones para fortalecer vigilancia

“La Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud

(OPS/OMS) recomienda a los Estados Miembros tomar acciones para fortalecer sus

sistemas de vigilancia para la detección oportuna de casos de cólera y de brotes de

diarreas agudas y actualizar sus planes de preparación y respuesta”, dice el comunicado del organismo regional.

Además, reiteró su llamado a los Estados Miembros para que continúen con sus esfuerzos e implementen acciones para mejorar la calidad y condiciones de agua y saneamiento.

Resumen de la situación actual

“Durante el período comprendido entre octubre de 2010 y febrero de 2019, se notificaron

más de 820.000 casos incluidas alrededor de 10.000 defunciones en Haití. Desde entonces,

el monitoreo de la situación epidemiológica fue asegurada por el Ministerio de Salud

(Ministère de la Santé Publique et de la Population, MSPP por sus siglas en francés), incluida

la vigilancia de laboratorio realizada por el Laboratorio Nacional de Salud Pública

(Laboratoire National de Santé Publique, LNSP por sus siglas en francés)”.

Señala que durante este período, todos los casos sospechosos de cólera detectados por el sistema nacional de vigilancia epidemiológica fueron descartados luego de realizar las pruebas de laboratorio.

Empero, en la semana epidemiológica 39 de 2022, “los establecimientos de salud ubicados en algunos sectores de las comunas de Puerto Príncipe y Cité Soleil registraron un aumento de casos de diarrea aguda severa en pacientes hospitalizados, tanto en niños como en adultos.

“Al 2 de octubre, el personal de salud detectó más de 20 casos sospechosos, incluidas 7 defunciones, provenientes de estas áreas”, informa la OPS.

La Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud (OPS / OMS) se encuentra trabajando junto con las autoridades de salud pública de Haití para la caracterización y apoyo a la respuesta de este evento.

Orientaciones para las autoridades nacionales

“Ante la reemergencia de cólera en Haití, la Organización Panamericana de la Salud /

Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) recomienda a los Estados Miembros fortalecer

y mantener la vigilancia del cólera para detectar precozmente los casos sospechosos, proporcionar el tratamiento adecuado y prevenir su propagación.

El tratamiento precoz y adecuado mantiene la tasa de letalidad de los pacientes hospitalizados en cifras menores a 1%.

La OPS/OMS alienta a los Estados Miembros a que simultáneamente continúen con sus esfuerzos, para garantizar condiciones adecuadas de saneamiento básico y acceso al agua potable, además de la promoción de higiene y movilización social, con el fin de reducir el impacto del cólera y otras enfermedades transmitidas por el agua.

Recomendaciones a países que no registran casos de cólera

En aquellos países donde actualmente no se registran casos de cólera se recomienda:

• El monitoreo de las tendencias de enfermedad diarreica aguda con énfasis en adultos.

• La notificación inmediata de todo caso sospechoso desde el nivel local al nivel periférico y central.

• La investigación de todo caso sospechoso y de los conglomerados.

• La confirmación por laboratorio de todos los casos sospechosos.

En situación de brote se recomienda:

• Intensificar la vigilancia con la incorporación de la búsqueda activa de casos.

• La confirmación por laboratorio de los casos para monitorizar la diseminación geográfica y la sensibilidad a los antimicrobianos.

• El análisis semanal del número casos y defunciones por edad, sexo, ubicación geográfica e ingreso hospitalario.

Ojo al tratamiento

“El cólera es una enfermedad que responde satisfactoriamente al tratamiento médico”, destaca la OPS/OMS, y agrega: “El primer objetivo del tratamiento es reponer los líquidos que se pierden por la diarrea y los vómitos. Hasta el 80% de los casos puede tratarse mediante la pronta administración de sales de rehidratación oral (el sobre estándar de sales de rehidratación oral de la OMS y la UNICEF).

Se recomienda, además, administrar líquidos intravenosos a los pacientes que eliminan más de 10-20ml/kg/h o pacientes con deshidratación grave. Tras la reposición de las pérdidas iniciales, la mejor guía para la fluidoterapia consiste en el registro de las pérdidas y ganancias de fluidos,

y ajustar la administración en consecuencia”.

Destaca que la administración de antibióticos apropiados, especialmente en casos graves, acorta la duración de la diarrea, reduce el volumen de líquidos de hidratación necesarios y abrevia el tiempo en que se excreta V. cholerae.

“No se recomienda la administración masiva de antibióticos porque no produce efecto sobre la propagación del cólera y contribuye a producir resistencia bacteriana”, precisa la organización de salud.

“Con un tratamiento apropiado, la tasa de letalidad es inferior a un 1%”, subraya. Recomienda, asimismo, establecer centros de tratamiento del cólera con el fin de brindar un acceso oportuno a poblaciones afectadas.

Precisa que los planes de respuesta han de prever la coordinación entre los centros de tratamiento y los centros de salud e instancias de atención en las comunidades donde se ubiquen y deben incluir la difusión de las medidas de higiene y salud pública.

Medidas de prevención

En cuanto a las medidas de prevención en el ambiente de atención de salud, la OPS hace una serie de recomendaciones que afirma, están orientadas a disminuir la trasmisión de la infección fecal-oral del cólera en el ambiente de la atención de salud:

• Lavado de manos con agua y jabón o alcohol glicerinado antes y después del

contacto con el paciente.

• Uso de guantes y batas para contacto próximo con el paciente y para contacto con

excreciones o secreciones.

• Aislamiento de pacientes en habitación individual o cohorte.

• Separación entre camas de más de un metro.

• Limpieza de desechos y materia orgánica con hipoclorito de sodio (lavandina o lejía)

dilución (1:10).

• Limpieza del ambiente con hipoclorito de sodio (lavandina o lejía) dilución (1:100).

Organización Panamericana de la Salud • www.paho.org • © OPS/OMS, 2022

• Las personas que cuiden de niños que utilizan pañales y de personas incontinentes

deberán seguir de manera estricta las mismas precauciones citadas más arriba,

sobre todo la referente a higiene de manos (después del cambio del pañal y tras el

contacto con las excretas). Se recomienda además la remoción frecuente de los

pañales sucios.

Preparación y respuesta

La implementación de actividades de prevención a medio y largo plazo resulta clave en la lucha contra el cólera. Por lo general, la respuesta a brotes de cólera tiende a ser reactiva y a adoptar la forma de una respuesta de emergencia; con este enfoque se previene muchas muertes, pero no los casos de cólera.

Se recomienda adoptar un enfoque multidisciplinario coordinado para la prevención, la preparación y la respuesta, el cual debe estar apoyado por un sistema de vigilancia oportuno y eficaz.

Los sectores claves que deben intervenir son:

• Atención de salud.

• Abastecimiento de agua y saneamiento.

• Pesca y agricultura.

• Educación.

• Asociaciones de profesionales, Organizaciones no Gubernamentales y asociados internacionales presentes en el país.

Abastecimiento de agua y saneamiento

La medida más sostenible para proteger a las poblaciones del cólera y otras enfermedades diarreicas epidémicas transmitidas por el agua sigue siendo el mejoramiento del abastecimiento de agua y el saneamiento.

Sin embargo, este planteamiento puede resultar poco realista para aquellas poblaciones más pobres de nuestra Región.

“El cólera se transmite generalmente por agua o alimentos contaminados con materia fecal.

Brotes esporádicos pueden registrarse en cualquier parte del mundo en donde el abastecimiento de agua, el saneamiento, la inocuidad de los alimentos y la higiene sean insuficientes”, afirma el comunicado de la OPS/OMS.

Emiliano Reyes
Emiliano Reyes
Nace en Tamayo, se traslada a Santo Domingo y estudia comunicación social en la UASD. Ha laborado en instituciones públicas y privadas. Realizó cursos de capacitación en Washington, Venezuela, Cuba y en el país. Ha sido reportero en Radio Televisión Dominicana (CERTV) Radio Mil, Radio Popular, La Noticia, El Siglo y Listín Diario. También, laboró en las Secretarías de Agricultura, Salud Pública y Cultura; IDSS, INESPRE, INDOTEC-Banco Central, Banco Agrícola e INDOTEL. Ha sido director y encargado de Prensa, Relaciones Públicas en IDSS, INDOTEC (IIBI), Cultura e INDOTEL, donde labora actualmente. Ha sido Coordinador Administrativo en BCRD, reconocido Empleado del Año y Empleado con más horas extras trabajadas (INDOTEC-BCRD). Ha publicado en La Noticia, El Nacional y El Día.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados