sábado, marzo 2, 2024

No es un pecado, es un derecho, pero… ¿?

Por Federico Piñales

No es pecado que periodistas profesionales busquen o acepten empleos en el Estado, en partidos políticos, en iglesias, empresas privadas o consorcios, como ejecutivos de medios o de sus departamentos de prensas y relaciones públicas.

Tampoco es deshonra que acepten o soliciten publicidad privada o del Estado, porque ningún medio puede sostenerse sin esos apoyos.

Tampoco es pecaminoso que un profesional de la comunicación asuma posiciones políticas, de acuerdo a sus convicciones.

Ahora bien, lo que sí es inaceptable y pecaminoso es que ese mismo periodista no ponga distancia entre los intereses oscuros que dañan el bienestar común y la parte ética que debe observar cualquier comunicador decente y responsable.

¿10 dólares o 100 pesos cada dos años, el día de las elecciones, tiene los mismos derechos que quienes cumplen regularmente con todo lo que ordena ese importante texto legal?

Todos los grupos que interactúan al interior del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP) han aceptado esa práctica irresponsable por años, por razones proselitistas.

Cuando todos paguemos nuestras cuotas y apliquemos la ley parejo para todos, dejaremos de ser una institución de pedigüeños y seremos respetados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados