lunes, mayo 27, 2024

Museo Doctor Manuel Tejada Florentino, otro importante lugar de la historia mirabalense

SALCEDO. – Visitar el museo Doctor Manuel Tejada Florentino es adentrarse al corazón mismo de lo que fue el período más sangriento de nuestra historia republicana, pues dentro del mismo, desde que se dan las primeras pisadas, el visitante se conecta de manera directa con la historia de ese gran filántropo, cuyo asesinato bajo la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo Molina, nunca ha sido del todo esclarecida.

Su muerte
De acuerdo a los exiguos datos sobre su desaparición física, esta se produjo el 19 de enero de 1960, en el momento que cumplía con sus responsabilidades de médico en un centro asistencial de la ciudad de Santo Domingo.

Las versiones dan cuenta de que su muerte se produjo cuando al reputado médico salcedense, quien fue miembro activo del 14 de Junio y bajo la dirección de Manuel Aurelio Tavares Justo (Manolo), era interrogado en la temible cárcel de La 40, en el sector de Cristo Rey, hoy ciudad de Santo Domingo.

Según lo narrado hace varios años por el también médico siquiatra Antonio Zaglul, quien era su amigo íntimo, la última vez que vieron con vida a Tejada Florentino, fue la mañana de ese 19 de enero de 1960, cuando se dirigía a su consultorio del hospital capitalino Dr. Salvador B Gautier, mientras que su última conversación fue precisamente con su esposa Sofía Tabar (Doña Nena), la cual se produjo a través del teléfono.

Dice la versión sobre su desaparición, que en el momento de ser detenido en el mismo centro donde laboraba, los agentes del Servicio de Inteligencia Militar (SIM), lo despojaron de su carro y momento más tarde una comisión del SIM se presentó a su residencia, en donde, sin orden judicial, irrumpieron para buscar un arma (revolver) que portaba de manera legal. Acto seguido fue conducido, presumiblemente a la Cárcel La 40.

Ya en la temible cárcel, fue torturado de manera salvaje, mediante la aplicación de corriente eléctrica, en la famosa silla eléctrica. El médico habría advertido a los verdugos que padecía tenía problemas cardíacos, a lo que estos hicieron caso omiso, y tan pronto lo sometieron a tan horrible tortura, murió instantáneamente. Su cuerpo nunca fue encontrado.

Museo

El Museo dedicado a Manuel Tejada Florentino está ubicado en la calle Mella, próximo al hospital Doctor Pascasio Toribio Piantini. En ese mismo sitio, el héroe de la resistencia antitrujillista, labró en sus primeros años de vida. Lo hizo como aprendiz de ebanista.

Ahí se encuentran sus partencias personales, entre ellas instrumentales médicos, importantes fotos, cartas y demás documentos que necesariamente tienen que ser conocidos por las presentes y futuras generaciones para que puedan apreciar mejor el valor de un hombre como este.
El museo sirve para que su esfuerzo y memoria nunca muera y permanezca como ejemplo perenne de sacrificio y amor por su patria chica y su país.
Nacimiento:
Este distinguido hijo de Salcedo nació el 17 de diciembre, 1907, hijo de doña María Heriberta Tejada y Luis María Florentino -Luis Tutú-. A los tres años obtuvo su primer trabajo remunerado, que consistió en llevar el café todos los días a un señor en su natal Salcedo. Luego fue limpiabotas, y aprendiz de ebanistería en el justo lugar en donde hoy se encuentra su museo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados