Mi amigo tiene razón

Por LITO SANTANA
Entre compañeros de trabajo, amigos y familiares, escucho las mismas historias y cuentos para esta época de Navidad, de toda una vida. 
Y lo más extraño es que desde las nuevas generaciones se cuentan éstos verdad o mentiras, como si fueran primicias, novedades.
Todo empieza desde el momento que el sector oficial avisa que entregaran los fondos de la Regalía Pascual, el famoso salario trece que se paga o deposita, en la versión más moderna a comienzo de diciembre.
La gente de inmediato comienza a sazonar el error del Gobierno en decir eso público, "para que los ladrones se activen y nos roben de mil maneras".
Y exactamente dos o tres días de entregar de los cuartos vienen las tertulias de que a fulano lo atracaron a una esquina de su casa o que a sutana le sacaron los cuartos cuando iba en un carro del concho o que a mengano "le echaron un polvo en la cara que, no sólo se le llevaron los chelitos que cargaba en efectivo,  sino que lo condujeron a un cajero y le sacaron hasta el menudo en plata que le quedaba".

Lo otro viene asociado a carteristas en comercios como supermercados, tiendas por departamentos o lugares de diversión, donde las historias llenan hasta las páginas de los periódicos.
Y uno se pregunta: ¿cómo pueda haber gente tan mensa que sabiendo los riesgos que se corren para estas fechas  los
métodos, que utilizan los delincuentes para cometer sus fechorías y los lugares más propicios para el delito cada año suceden estas cosas?
Un compañero de trabajo me sacó de este trance al recordarme que en una nación donde todavía aparecen personas que se dejen estafar con cientos de millones de pesos, por un tal apodado "Mantequilla"… que más se puede esperar.
¡Le di toda la razón a mi amigo!

Lito Santana

Lito Santana

Nació en Tamayo. Locutor y periodista. Ha trabajado en distintos medios de comunicación. Aboga por la participación de todos los sectores en la solución de las dificultades por la que atrevieza el País.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *