jueves, abril 25, 2024

Mañas y escrúpulos de las Marías y su mascota

Por Alfonso Tejeda

Ni la cobardía clandestina desde la que pretende provocar situaciones favorecedoras para sí, la piedra que tira "la gatica de María Ramos" agazapa los vergonzantes escrúpulos de " María Gargajos" cuando de por medio está el trato dado en el país a haitianos y descendientes de estos, por parte de autoridades y del conglomerado social, que cada vez más muestran sus descarnadas miserias humanas.

El más reciente hecho -porque en esa disposición los límites son ilimitables- fue el apresamiento de una haitiana acompañada de su pequeño hijo, quien colgaba en la parte exterior del vehículo en que encerraron a su madre, acción que superó en desgarro y abuso los atropellante e intempestivos desalojos en bateyes del ingenio Barahona y la insultante andanada -todos en la misma semana- contra la decisión del presidente Luis Abinader de otorgar la ciudadanía dominicana al escritor-novelista Mario Vargas Llosa, quien condenó la resolución 168-13 que desnacionalizó a miles de haitianos nacidos en el país. 

Si califico del "más reciente hecho" esa barbárica acción contra la madre y su hijo, es porque la posibilidad de que ocurran otros está latente, sin importar que el director de Migración, Venancio Alcántara sancione al autor del abominable abuso y advierta de consecuencias similares ante futuras situaciones parecidas, pues él mismo refuerza esa conducta antinmigrante cuando acepta -¡la misma semana!- reconocimientos como el recibido en New Jersey, Estados Unidos, de parte de sectores que consideran "patriótica" la deportación -sin ningún miramiento- de haitianos.

Porque el haitiano, y sus descendientes aún nacidos en República Dominicana, son para la mayoría de los dominicanos/as, la peor afrenta y el principal enemigo, generador de todos los problemas en el país, sentimiento que respaldan figuras que por su abolengo cultural y participación política al lado del "progresismo" se le presume un entendimiento desprejuiciado y una solidaridad diferenciadores de quienes por intereses y miserias humanas persiguen a los haitianos.

Los estruendosos decibeles que anulan el sosiego necesario para abordar el tema de migración haitiana en el país -la única que se problematiza- alcanzan la estratósfera cuando de ponderar a la otra parte que participa desde una posición de reclamo por la dignidad y los derechos de los afectados y contra los abusos y la ilegalidad que contra ellos se cometen.

Pretendidas soluciones legales que regulen el flujo migratorio, garanticen la integridad humana de los viajantes y respete sus derechos, tal como proponen organismos, y otras iniciativas gubernamental como la ley de Trata de Personas, han sido abortadas por ese altisonante coro, malogrando posibles mecanismos que faciliten soluciones al problema.

Entonces, cuando se denuncian esos hechos y se reclama sanciones que repercuten contra del país, actúan, con los escrúpulos de "María Gargajos" como " la gatica de María Ramos" los auspiciadores de tales abusos -que estiman "normales" y justifican por "las dádivas" de servicios universales que sacaliñan a los/ as haitianos obviando los aportes con que contribuyen miles de estos que realizan trabajos y labores económicas de las que producen plusvalía…

1 COMENTARIO

  1. Fonchy un millón de gracias por este artículo, muy juicioso los ejemplos que pudiste poner aunque existen muchos más. Gracias mil de nuevo por hacernos participe del mismo, por el hecho de gustarnos y haberlo leído. Gracias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados