viernes, febrero 23, 2024

Los “falsos positivos” del ministerio  de Agricultura en la región Sur

LITO SANTANA

Fui testigo de una discusión, aunque en términos suaves, entre un técnico del ministerio de Agricultura, encargado de área en una zona agrícola de Tamayo y un mediano productor, que me recordó, perdonando la distancia, aquella frase que se hizo famosa en Colombia, en pleno apogeo de la lucha guerrillera entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y varios gobiernos de ese país entre 1988 y 2014. Se trata de la frase "falsos positivos".

Wikipedia, la biblioteca por excelencia del Internet, señala que: "Falsos Positivos" es el nombre con el que la prensa de Colombia denominó al involucramiento principalmente de miembros del Ejército Nacional de Colombia en el asesinato de civiles no beligerantes haciéndolos pasar como bajas en combate en el marco del conflicto armado interno de Colombia”. Mas de 6,000 personas fueron acribilladas, bajo ese subterfugio.

Pues la discusión entre el productor agrícola y el técnico del “ministerio de Agricultura”, tocaba el tema de los reportes en papel, que hacen estos servidores del Estado, vinculados a la producción agrícola.

Como en esa zona hay cero aportes de ese organismo, encargado de brindar asistencia técnica, roturación de terreno, entrega de semillas, gestiones de financiamiento y búsqueda de mercados a los productores, los agrónomos van a las pequeñas propiedades de los agricultores y llenan sus reportes con las siembras en el lugar. 

Eso hasta cierto punto es normal. Lo que genera la discusión es que esos promotores registran las cosechas que se obtienen en el sitio, como fruto del trabajo del Ministerio, sin siquiera conversar con los dueños de las plantaciones, mucho menos sin facilitar ninguna de las labores que deben ser parte de la misión de esa dependencia.

“Es que usted no puede llenar esa hoja diciendo que esta cosecha de ajíes es parte de sus programas de apoyo a la agricultura, porque usted ni sabía que eso estaba aquí”, decía el agricultor en medio de su enfado. 

El técnico le pidió excusas y susurró que eso simplemente era parte de su trabajo.

En realidad, la zona agrícola mencionada está totalmente desamparada por el referido ministerio, que, para los agricultores, ya no existe.

Pero quién sabe cuántos “falsos positivos” más, han sido reportados, para satisfacción de los funcionarios o del mismo Gobierno.

En Colombia, a los responsables de ese horrible estilo de mostrar guerrilleros caídos en combates, cuando eran pobre gente de la calle, pedigüeños, mendigos y enfermos mentales, le fue muy mal en los tribunales de justicia, siendo condenados a muchos años de cárcel.

En la zona agrícola de Tamayo, lo que la gente calcula es que, con esta actuación, los agrónomos logran sacar al Gobierno fondos para cosechas, que son usados para su beneficio personal.

¿Qué pasará con estos técnicos o funcionarios de ese ministerio, que llenan sus informes con cosechas y esfuerzos que otros impulsan con sudor y lágrimas, para presentarlos como logros de su gestión, convirtiéndolos en “falsos positivos”? ¡Dígame usted!

Lito Santana
Lito Santana
Nació en Tamayo. Locutor y periodista. Ha trabajado en distintos medios de comunicación. Aboga por la participación de todos los sectores en la solución de las dificultades por la que atrevieza el País.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados