lunes, mayo 27, 2024

Lo que reveló el secuestro y asesinato de un grupo de norteamericanos en México

Por Evelyn Irizari Santos

NUEVA YORK, Estados Unidos. – La frontera entre Estados Unidos y Méjico, a pesar del llamado "Muro de Trump", sigue siendo un territorio hostil, salvaje. Una tierra de nadie y de todos al mismo tiempo, un inhóspito lugar donde al final se impone la ley del más fuerte.

El hecho más reciente, es el asesinato de dos de cuatro norteamericanos que cruzaron la frontera con una historia poco creíble y que ha dejado al descubierto la parte más oscura de la caótica línea fronteriza. 

Mansos y cimarrones

En este espacio, personas de distintas naciones, que llegan de diferentes países, pero con un objetivo común: cruzar hacia el lado norteamericano y alcanzar así el sueño de una mejor vida, que creen sólo poder cumplir en la tierra de las libertades y de las oportunidades. 

Algunos no llegan a su destino y caen abatidos por el fuego cruzado de los cárteles que operan allí y que poco a poco se han ido adueñado de la zona sin que nadie los detenga, otros son eliminados por los llamados "coyotes", al no recibir el pago estipulado, otros logran cruzar para darse cuenta de que ese sueño que los motivó a dejarlo todo atrás, en realidad es lo más cercano a una pesadilla.

Zona de "negocios"

En el caso de la línea divisoria entre estos dos países, ésta se ha convertido en una zona no sólo de tráfico humano, sino también de negocios turbios, donde además de dinero, algunas veces el precio a pagar es la vida o la libertad.

Además del cruce de indocumentados, el espacio divisorio entre ambos países ha sido elegido punto de encuentro para realizar negocios relacionados con el tráfico de narcóticos. 

Los secuestrados 

La semana pasada, un grupo de norteamericanos afrodescendientes, viajó desde los Estados Unidos a Méjico, pero por razones que aún se investigan,  decidieron hacerlo por la vía terrestre. Tres hombres y una mujer, esta última supuestamente iba con intenciones de someterse a un procedimiento estético, según relató su madre, cuando se informó que estas personas habían desaparecido luego de cruzar por los controles de chequeo.

Lo que en principio se manejó como un secuestro, se convirtió en un doble homicidio, cuando se conoció la noticia del hallazgo, asesinados, de dos de las cuatro personas desaparecidas.

Antecedentes penales

Al menos tres de los cuatro secuestrados, de los cuales dos fueron asesinados, poseían antecedentes penales, por lo que hasta el momento, la hipótesis que se maneja es que se trató de una transacción ilícita que terminó mal. 

A pesar de que la primera versión daba cuenta de que los ciudadanos estadounidenses habían sido víctimas del fuego cruzado entre dos grupos rivales de los carteles de droga, lo cierto es que varios factores, como la naturaleza del viaje y los antecedentes penales de los involucrados, ha dado un drástico giro a la investigación.

Shaeed  Woodard y Zindell Brown tenían antecedentes penales por posesión de drogas, de acuerdo a los registros criminales de Carolina del Sur. Woodard, había enfrentado cargos por distribuir cocaína cerca de una escuela en el año 2015.

Los rescatados

De los cuatro ciudadanos secuestrados, Latavia Washington McGee y Eric Williams, tuvieron mejor suerte que sus compañeros, pues a pesar de que Eric presenta una herida de bala en una pierna, su vida no corre peligro. Ambos fueron rescatados con vida. Ya se encuentran en territorio estadounidense. 

Tensiones diplomáticas 

El caso que ha elevado el tono entre Estados Unidos y Méjico, tanto que algunas veces se ha visto cerca de convertirse en un conflicto diplomático, se tornó un tanto confuso, luego que cinco individuos, relacionados al Cártel del Golfo, fueran dejados amordazados y con signos de violencia, con un mensaje en el que pedían disculpas a la sociedad por el asesinato. Quienes los dejaron en el lugar lo hicieron alegando que esas cinco personas habían sido quienes habían secuestrado y asesinado a los estadounidenses. 

El motivo del viaje

Según lo relatado por un familiar, los cuatro individuos que viajaron juntos, por tierra, desde las Carolinas, con destino a la ciudad de Matamoros, habrían ido con la intención de que uno de ellos se sometiera a una cirugía abdominal, pero en un incidente que fue grabado en cámaras se puede ver el momento en que un grupo armado secuestra a los estadounidenses en medio de un intenso tiroteo.

El secuestro y posterior asesinato de dos de los cuatro secuestrados, se le atribuye al Cártel del Golfo.

Reacciones

Tan pronto como se habló de que cuatro ciudadanos norteamericanos habían sido secuestrados en territorio mejicano, el FBI comenzó a trabajar y solicitó la colaboración de las autoridades mejicanas para dar con el paradero de los desaparecidos. Las autoridades mejicanas se mostraron diligentes y expresaron que trabajaban hasta dar con el paradero de esos ciudadanos. 

Sin embargo,  tan pronto como se supo del tiroteo y se produjo el hallazgo de los extranjeros, dos asesinados, uno herido y la única dama del grupo, ilesa, así como la vinculación del Cártel del Golfo y los antecedentes penales de los dos fallecidos,  el FBI y la DEA, asumieron la investigación, pero de inmediato, el presidente Andrés Manuel López Obrador  advirtió que serían las autoridades mejicanas quienes llevarían la investigación y que no permitirían la intervención de ningún gobierno o funcionario civil o militar de un gobierno extranjero en territorio mejicano. Esta reacción no fue muy bien recibida en el lado norteamericano. 

Poco claro

Desde el principio, la explicación ofrecida por los familiares de los secuestrados de que habían ido a Matamoros, Méjico, por tierra, atravesando una frontera cada vez más convulsa, para someterse a un procedimiento estético y los otros tres para acompañarla, no hizo mucho sentido, por lo que muy pocos se sintieron satisfechos con esta versión. 

Contrario a cuando fueron revelados los antecedentes criminales de los dos asesinados. Ahora tiene más sentido el motivo de viajar en estas condiciones y todos los hechos que concluyeron con la muerte de estas dos personas. 

Hasta el momento, se espera la recuperación de la persona herida y que la dama rescatada se encuentre en condiciones para ofrecer declaraciones y arrojar luz sobre lo que en realidad los llevó a Matamoros y por qué las cosas terminaron así. 

Evelyn Irrizari
Evelyn Irrizari
Evelyn Irizarri Santos es periodista, con experiencia en televisión, medios digitales y prensa. Es, además, abogada y educadora.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados