domingo, abril 21, 2024

Lentitud de trabajos en la circunvalación  de Baní, trae desesperanza entre los sureños

Lito Santana

Una crónica del periodista José Dicen, publicada en Listín Diario el pasado jueves 13 de este mes de julio, trajo tristeza y preocupación a los residentes en la región Sur y a quienes se han creado buenas expectativas con la construcción de la de circunvalación de Baní.

El reportero recorrió los 19.60 kilómetros por donde ha sido trazada la vía y comprobó “que todavía los trabajos siguen focalizados en el kilómetro inicial de Ojo de Agua, en Paya, en el resto del bulevar no se evidencian actividades recientes de construcción de importancia”. 

  Y eso que, aunque en principio la obra fue anunciada como una moderna autopista de cuatro carriles, los trabajos fueron reducidos a un carril de este a oeste y viceversa, lo que debe significar una reducción importante en los costos.

Hablar de la trascendencia de esta pasarela para toda la región Sur, puede ser innecesario.

Pero cada vez que vemos estos tropiezos, se nos prenden las alarmas, pues en foros de debates entre las organizaciones de desarrollo de la región, encuentros de productores de todas las áreas, conversaciones entre los expansores de proyectos turísticos, sale a relucir la importancia de estos trabajos para el futuro de todos los sureños, que en ciertos aspectos impactan todo el territorio nacional.

Ya se ven los resultados positivos aportados por la apertura de la  circunvalación de Azua, pues, aunque no está cien por ciento terminada como se presentó el proyecto, sus usuarios sacan provecho a la calidad de su pavimiento, al ahorro de tiempo, combustible  y dinero en su desplazamiento.

Además, para los azuanos su entrada en operación le reporta gran tranquilidad, pues se ha retirado del centro de la ciudad el odioso sistema de transporte de cargas y pasajeros, que no daban tregua en su casco urbano.

El 26 de noviembre de 2020 el presidente Abinader dio el primer picazo en Baní. La idea era entregar la moderna obra en diciembre del 2021. Ya estamos en el 2023 y las cosas no dan buenas señales.

Las autoridades del Gobierno deben hacer un esfuerzo y concentrarse en la terminación del proyecto, entregando los recursos y redoblando la marcha de los trabajos.

Más ahora que el ingeniero a cargo de la obra, Pedro Salcedo, aseguró que nadie sueñe con poner antes de 2024, las ruedas de su vehículo sobre la vía, porque para el 2023 no hay forma de concluirla.

Es tiempo entonces de que los funcionarios del Gobierno se sienten con este hombre y que no siga llegando la desesperanza y frustración a todos los sureños.

Lito Santana
Lito Santana
Nació en Tamayo. Locutor y periodista. Ha trabajado en distintos medios de comunicación. Aboga por la participación de todos los sectores en la solución de las dificultades por la que atrevieza el País.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados