martes, julio 23, 2024

La transición en Guatemala: una tormenta que ponea prueba la resistencia de su democracia

Por Evelyn Irizarri Santos

NUEVA YORK, Estados Unidos. – Guatemala vive una de sus peores crisis políticas e institucionales de los últimos tiempos. Desde la sorpresa que representó el paso a la segunda vuelta electoral del candidato del Movimiento Semilla, hasta la suspensión del proceso de transición, esa nación centroamericana ha estado viviendo días de incertidumbre.

Golpe técnico

Fue el pasado 12 de septiembre cuando el presidente y vicepresidenta electos, Bernardo Arévalo y Karim Herrera, pidieron suspender el proceso de cambio de mando, luego de que el Ministerio Público allanara la sede del Tribunal Supremo Electoral, en busca de establecer que el Movimiento Semilla se había constituido con firmas falsas. En un intento por despojarlo de su personería jurídica y anular así los resultados electorales, en lo que el mandatario electo ha calificado como un "Golpe de Estado técnico".

Ministerio Público

Para algunos observadores y analistas de la situación política en Guatemala, el Ministerio Público es solo un instrumento para impedir que se cumpla con la voluntad popular expresada en las urnas, tanto en una primera como en una segunda vuelta electorales, pues las acciones del organismo persecutor buscan establecer que la elección es ilegítima, por lo cual debe ser anulado el proceso. Luego de los resultados de la primera vuelta, el Ministerio Público, bajo la dirección de Consuelo Porras, ordenó un allanamiento al Tribunal Supremo Electoral, donde fueron abiertas urnas con votos aún no contabilizados en la elección.

Reinicio de trabajos

Esta semana, el presidente Alejandro Giammattei, anunció que los trabajos para la transmisión de mando serían reanudados y exhortó a los mandatarios electos a integrar en el proceso a las personas que les acompañarán en el gobierno. Hasta el momento se ha establecido que los trabajos comprenderán reuniones entre las autoridades salientes y las entrantes. Al hacer el anuncio, Giammattei aclaró que lo hacía a petición del mandatario electo, "el mismo que pidió la suspensión".

Bajo la lupa

El Ministerio Público de Guatemala ha estado bajo la lupa y ha sido duramente criticado, porque a juicio de la comunidad internacional este órgano no se maneja con independencia y más bien es un instrumento al servicio del presidente de la República.

Diversas organizaciones no gubernamentales, la Unión Europea y los Estados Unidos, han manifestado preocupación por la falta de independencia de ese organismo y han afirmado que el Ministerio Público ha archivado varias acusaciones de corrupción contra el presidente Giammattei.

Bernardo Arévalo

El presidente electo de Guatemala es un sociólogo y exdiplomático, con una dilatada carrera política, quien asegura sentirse muy distante del establishment político de su país. A Arévalo, de 64 años, las encuestas no le daban más de un 5 por ciento de preferencia, sin embargo, no sólo logró pasar la prueba de la primera vuelta, sino que en la segunda fue elegido sobre la candidata favorita del oficialismo y exprimera dama, Sandra Torres.

Lo que se espera

Reanudados los trabajos entre las autoridades salientes y las entrantes, se espera que todo esté listo para el traspaso del poder el próximo 14 de enero, en una de las transiciones de mando más explosivas de los últimos tiempos en esa nación.

La comunidad internacional sigue muy de cerca el proceso y espera que se imponga la voluntad de la mayoría expresada en las urnas.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados