lunes, abril 22, 2024

La Semana: Las lecturas de una encuesta

La encuesta del Grupo RRC Media y Gallup Dominicana publicada el pasado 11 de abril ha sido celebrada por quienes van delante y agriamente cuestionada por los que se sienten desfavorecidos.
La encuesta Gallup debió haberse ganado en la República Dominicana un voto de confianza, que al menos le libere de cuestionamientos éticos. Pues históricamente sus resultados han estado cerca o muy cerca de los resultados electorales.
Las encuestas tampoco son palabras de Dios. Como todo proceso científico tendrán sus errores y sus sesgos propios de la investigación realizada por humanos.
Dicho esto, los datos del sondeo favorecen en intenciíon de voto a Luis Abinader con un 53.3%, entre los posibles votantes, pero saca un 48.3% en la población evaluada; Leonel Fernández estaría por el 26.1%, entre los posibles votantes y un 25.9% en la población en general; y a Abel Martínez le va mejor entre la población total (18.2%) y peor entre los posibles votantes (16.1%).
Evidentemente se puede creer que Abinader gana de fly en la primera vuelta. Más, a la pregunta ¿por cuál de estos candidatos votaría usted en una segunda vuelta? Abinader un 45.9%, Fernández un 27.9% y Martínez un 19.9%.
Será un reto para Abinader, convencer que ganará en primera vuelta, solo el 48.2% lo cree, menos que las personas que dicen que votarán por él. El otro reto que tiene el presidente es demostrar que hay obras hechas. Es cierto, que la corrupción es la "primera" obra de Gobierno que a la gente le llega a la mente y esta es "independiente" (17%), pero los temas, como obras realizadas (4.6%), la construcción de carreteras (5.4%), el teleférico y el Metro (2.0%), no están en la memoria de la gente. Y si se suma que el 22.3% no sabe qué responder, el 9.8% cree que nada; y el 6.6% prefiere no opinar o no quiere contestar, es notable que la labor comunicativa del Gobierno está por el suelo.
Es evidentemente que el mandatario tiene una holgada ventaja de más de 20 puntos porcentuales de su principal rival, y el poder no debe ser subestimado. Así que, en la realidad, los retos de la oposición son mayores que los del oficialismo, y por mucho.
Por el otro lado, están Leonel Fernández y Abel Martínez, quienes tienen la misión de conectar con un mostrado descontento que hay en la población hacia la gestión de Abinader. Pues, aunque el 54% la población considera buena o muy buena la gestión de Abinader, el 47% quiere que el PRM siga gobernando y el 45% quiere que lo haga otro partido.
En el caso de Abel está remando en un barco, el PLD, al que le pesan los casos de corrupción que se han acumulado después de salir del poder.
Del otro lado está Leonel Fernández, quien encabeza en tasa de rechazo a los principales candidatos con el 37.3%. Llama la atención que Abinader tiene una tasa de rechazo que ronda el 26.6% y Abel Martínez el 20.7%.

El lanzamiento de Ramón Alburquerque ¿y?…
Pocas horas después de que el PRM asumiera el poder, Ramón Alburquerque asumió la posición de opositor dentro del partido de Gobierno. Cuestionando los nombramientos, algunas políticas públicas y alimentando la percepción de que el Gobierno de Abinader es de los ricos, clase media alta o pudientes, llamados por el mismo Alburquerque como "Gobierno de los popis". Sea cierto o falso, ese discurso clasista ha calado.
Lo que no significa necesariamente que Alburquerque es visto como una opción de poder dentro del partido. El hecho es que el pasado 16 de abril Alburquerque oficializó sus aspiraciones para ser el candidato presidencial del PRM, y aunque sus posibilidades de vencer son impensables; el peligro para el partiod es que algún daño hace, que le pueda servir a la oposición en algún momento de la campaña.

Narcos a plena luz del día
Los medios escritos de los Países Bajos han destacado la labor de inteligencia que llevó a la captura de tres individuos considerados como narcotraficantes de nivel mundial que hacían vida normal en la República Dominicana.
Esos hombres llevaban vidas muy públicas en el país como destacados dueños de propiedades y promotores de actividades artísticas, ya sea como empresarios musicales o dueños de negocios reconocidos de nivel mundial.
Uno se pregunta, ¿la inteligencia habrá sido para convencer a las autoridades dominicanas de que detuvieran a esa gente? ¿Por qué llevan ese tipo de comportamiento tan “normal”? ¿En qué se amparaban?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados