viernes, junio 14, 2024

La Semana

Otro incidente que no debió ser

No es que sorprenda que guardias dominicanos estén dentro de las redes de trata de personas, de narcotráfico o de cualquier delito grave que se pueda cometer. Ejemplos sobran. Eso no quiere decir que nos acostumbramos, sino que es otro caso que no debió ser cuando se ve la muerte de un niño de doce años de un disparo por un policía en pelea con el padre de la víctima; la muerte de una adolescente luego de salir con un maestro y unas amigas del colegio; ahora esto.

Sin embargo, llama la atención que una investigación que se proyecte como la “Operación Frontera” solo cargue con la influencia de dos segundos tenientes, dos mayores y un cabo; es sencillamente raro delegar tanta responsabilidad logística en figuras de poca monta.

De acuerdo con el Ministerio Público, los segundos tenientes José Dolores Hernández Merejildo y Julio César Pujols Montero; los sargentos mayor Rafael Contreras y Rafael Zabala Peña y el cabo Sandro Liranzo Javier facilitaban el tráfico de personas por Montecristi en una red a la que se le sindica como un golpe a la trata de personas. Otros 10 sometidos son civiles, entre las personas que entraron ilegalmente, menores y mujeres embarazadas.

¿Cuántos viajes habría que dar?

La Terminal Granelera (Tegra) denunció este martes que uno de los usuarios de ese consorcio sufrió pérdidas millonarias cuando desconocidos sustrajeron del muelle de Haina Occidental más de 375 toneladas métricas de harina de soja (800,025 mil libras), de un buque que descargaba material agroalimentario importado por una de sus empresas.

Se supone que una volqueta carga en total aproximadamente unas 35 mil libras de peso en promedio, que deberán ser más peso si se está robando, aún así cabe la pregunta. ¿Cuántos viajes tiene que dar una volqueta para robarse esa cantidad de alimentos? ¿Con la autorización? ¿Y la vista gorda de cuántos?

¿De quién es el mapache?

Ni los medios de comunicación, ni las autoridades se han interesado por saber cómo llega un mapache a Arroyo Hondo, el primer lugar del Distrito Nacional donde una buena samaritana avistó al mapache y que le dio frutas para que comiera. Posteriormente el mapache llegó hasta Cristo Rey y de ahí a los Guaricanos. 

Hasta hace unos años había mapaches en la Isla Catalina introducidos supuestamente para que contrarrestaran las plagas. Que no pasa en República Dominicana como ocurre en la Florida, donde especies invasoras (de otras latitudes) golpean la fauna endémica gracias a la importación como mascotas de animales exóticos de clase media y adinerados.

El problema haitiano es de los dominicanos

La graciosa comunidad de islas y otras más grandes que islotes de los que algunos no tienen más habitantes que Los Alcarrizos y que conforman el Caricom se reunieron con el primer ministro de Canadá Justin Trudeau y representantes de Estados Unidos para tratar el tema haitiano. No sorprendió a nadie que entre las medidas adoptadas por Canadá están la aportación de 10 millones de dólares para apoyar a la Oficina Internacional de Migración en la protección de mujeres y niños haitianos en la frontera con República Dominicana, que el año pasado deportó a decenas de miles de migrantes haitianos y personas de ascendencia haitiana.

La principal queja de los países del Caricom es que no soportan más haitianos en sus pedazos de territorios, y coincidencialmente Canadá enviará buques de la Armada Real Canadiense a Haití para realizar labores de vigilancia y recoger información.

Avisen que la decisión del problema haitiano es contenerla en esta isla, con lo que significa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados