domingo, abril 21, 2024

La pena me acongoja, murió mi sobrino Mellizo

Por Lito Santana

El lunes pasado fue un día muy triste para mí. Falleció Bernardo Reyes Santana. Todos les decíamos Mellizo, pues nació el 05 de diciembre de 1959, junto a su hermana Bertha Reyes Santana (Melliza), ya fallecida. 

Mellizo era mi sobrino, pero crecimos juntos como hermanos. 

Sus padres, Bernardo Reyes y Luz María Santana, vivían en Vicente Noble y yo junto a mis padres Rafael y Manuela Santana, en Tamayo. 

En esos tiempos nos visitábamos casi a diario. 

Ir de un lugar a otro, siendo muchachos, era una diversión. 

A estos dos pueblecitos, Vicente Noble pertenece a la provincia de Barahona, y Tamayo a la provincia de Bahoruco, apenas los divide el río Yaque del Sur y una distancia aproximada de 3 kilómetros. 

Con Mellizo compartí toda mi niñez y aparte de la familiaridad, éramos amigos y socios. 

Yo ayudaba a su madre a vender picaderas, que juntos correteábamos en la mayoría de las galleras de la zona, mientras estábamos de vacaciones en la escuela. 

“Cogiendo bolas” nos íbamos de un lugar a otro. 

Era una diversión salir a vender quipes y pastelitos a Canoa, Jaquimeyes, Palo Alto o El Peñón de Barahona.

 Cuando las picaderas las hacía mi otra hermana, Betty Santana, en paz descanse, entonces íbamos a vender a Tamayo o a Uvilla. 

Lo recuerdo juguetón y chistoso. 

Cuando no encontrábamos “bolas”, nos tirábamos los trayectos a pie.  

Entonces, comenzábamos a cantar en coro temas populares de la época.

Era un trabajo duro, pero Mellizo y yo, lo hacíamos placentero. 

Después, él viajó a la ciudad Capital con sus padres y yo me quedé terminando mis estudios intermedios y secundarios, en Tamayo. 

Más tarde, viajó con sus padres a Venezuela, en aquella época dorada del presidente Carlos Andrés Pérez.

En su primer viaje de retorno me regaló un reloj preciosísimo. 

Fue el primero que me puse en mi muñeca y más de 40 años después, es imposible olvidarlo. 

Con el pasar del tiempo, nos fuimos forjando como padres, pero siempre existió ese vínculo especial, aunque ahora que falleció, me doy cuenta de que pudimos darnos más cariño, sobre todo yo, que con frecuencia me veo arropado por compromisos y actividades propias del trabajo, que aíslan a uno de los seres más queridos.

Que sirvan estas palabras para acompañar a mi sufrida hermana Luz María Santana (Tina) y a mi cuñado Bernardo Reyes Espejo (Beín) por esta enorme pérdida. 

A su esposa Graciela, a sus hijos y a mis sobrinos Chichi, Dani, Teyder, Dailing y Bernardito, que sé del dolor inmenso que los embarga.

No puedo ocultar mi tristeza, ni mis lágrimas.

Mellizo, sé que Dios te tiene en la gloria.

Lito Santana
Lito Santana
Nació en Tamayo. Locutor y periodista. Ha trabajado en distintos medios de comunicación. Aboga por la participación de todos los sectores en la solución de las dificultades por la que atrevieza el País.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados