martes, julio 23, 2024

La oposición trata de endurecer sus posiciones, después que dejó al PRM y a Abinader correr solos

Por Osvaldo Santana

Después de febrero, la oposición parece despertar tras el largo período en que el presidente Luis Abinader anduvo solo por todo el país con la divisa puesta en continuar en el poder.

Ahora ha descubierto que el juego no era de niños y trata de evitar que no se repitan los hechos que hicieron más catastróficos los resultados de las elecciones municipales.

A partir de marzo comenzó a escarbar para descubrir que más allá de las urnas se movieron resortes que agravaron su desempeño electoral y ha levantado las voces, como la de Danilo Medina, que sorprendió con su proclama en Neiba, mediante la cual exhortó a sus parciales a destruir las carpas, si el Partido Revolucionario Moderno (PRM) las levanta, persuadido de que desde las mismas se movió parte de la logística para la compra de votos.

Hasta poco antes de las elecciones, la Fuerza del Pueblo estaba centrada en su proceso de crecimiento, y el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) trataba de sobrevivir a la campaña contra la corrupción auspiciada por el gobierno, y sucesivamente, el asedio de compra de sus dirigentes y alcaldes peledeístas. De hecho, les llegaron las elecciones de febrero a la defensiva.

De otro lado, tardíamente aceptaron la necesidad de formular alguna política de aliados, que llevó a unas largas negociaciones de las cúpulas, mientras las bases estaban pasivas y nunca practicaron la unidad de acción. Es decir, invirtieron un tiempo enorme en discusiones sin movilizar a sus parciales conjuntamente.

Una mirada retrospectiva llevó a la oposición a comprender que la cazaban sin pelear, ya no solo mediante el asedio y la sonsaca. 

La expresión última de asedio fue la decisión del gobierno de retrasar la entrega de los recursos públicos para la campaña electoral, según la ley 20-23. Y es entonces cuando empieza a reaccionar, y decidió viajar a Washington ante la Organización de Estados Americanos (OEA) para denunciar al gobierno.

Ahora, la oposición parece decidida a pelear sus votos, y no habría que dudar que las próximas elecciones no estén exentas de dificultades en las cercanías de los centros de votación si todas las partes no se acogen a los medios civilizados y a la competencia leal.

Aunque a Medina lo han querido freír en alquitrán, su declaración en Neiba no busca más que energizar a sus alicaídos parciales.

“No pueden permitir que le instalen una carpa en un centro de votación, eso es ilegal, y la primera carpa que construyan frente a un centro de votación tienen que destruirla de inmediato”, dijo el expresidente de la República en Bahoruco el domingo 28 de abril en Neiba.

Dejó a sus parciales “en libertad de establecer el método que sea para impedir que esas personas sigan comprando cédulas aquí en el municipio de Neiba”.

El director de la Policía Electoral

Ya entrada la semana, la Fuerza del Pueblo (FP), el PLD y el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) plantearon a la Junta Central Electoral (JCE), la “necesidad de sustituir de manera inmediata” al director de la Policía Militar Electoral, mayor general Juan José Otaño Jiménez.

Lo acusan de complicidad o negligencia en la ejecución de acciones “antidemocráticas y bochornosas” en las elecciones de febrero. Además, le atribuyen vínculos con determinadas esferas de poder que no le permiten desempeñar con integridad la importante labor encomendada.

Más allá

La Alianza Rescate RD depositó un pliego de demandas ante la JCE, en el cual exige garantías para la transparencia de las elecciones del 19 de mayo, entre los cuales está precisamente la designación de un nuevo director de la Policía Militar Electoral. El pedido no ha recibido respuesta.

La oposición sostiene que “ignorar nuestras solicitudes para no modificar aspectos que fueron causantes de la desventajosa y desequilibrada organización de los comicios de febrero, junto con muchas de las recientes iniciativas del Gobierno en coordinación con el partido que lo sustenta, dan señales de que se legalizaría el privilegio, la desigualdad y la falta de transparencia en beneficio de las candidaturas del Partido Revolucionario Moderno (PRM)”.

Los partidos se quejan de que no han recibido los listados de los concurrentes a las elecciones de febrero, pese a una petición de hace cerca de dos meses, “lo cual demuestra incompetencia o complicidad que favorecen al partido de Gobierno, que apuesta a una alta abstención en las elecciones de mayo”.

Juntas municipales cuestionadas

Los partidos cuestionan a las Juntas Electorales Municipales de Dajabón, Fantino, Puerto Plata, Imbert, Barahona, Nigua, Villa González, Oviedo, Santo Domingo Este, Santo Domingo Oeste, Cotuí y La Vega, “las cuales están compuestas por una mayoría de funcionarios públicos y/o tuvieron un mal desempeño caracterizado por la parcialidad”.

Además, la oposición ha denunciado la concesión de pensiones privilegiadas para gente del PRM; la manipulación de los programas sociales y la distribución de bonos a conveniencia de la campaña del oficialismo y el uso excesivo de los recursos públicos en publicidad propagandística. De hecho, el PLD solicitó a la Procuraduría General de la República investigar las pensiones otorgadas por el Gobierno, iniciativa que difícilmente prosperará antes de las elecciones del día 19 de este mes.

Las sentencias del TSE

Más allá de la denuncia, la Fuerza del Pueblo, incluso su candidato presidencial Leonel Fernández, no ha tenido más alternativa que quejarse con una sentencia del Tribunal Superior Electoral (TSE) que le desarmó la boleta en la circunscripción 1 del Distrito Nacional.

Un candidato de la Fuerza del Pueblo que entendió que le habían conculcado sus derechos a estar en la boleta recurrió al TSE para ser incluido, y el tribunal no solo lo favoreció, sino que deshizo la boleta, y dispuso más allá de lo que el demandante había pedido.

Se ha interpretado que el tribunal le hizo un daño a la Fuerza del Pueblo en esa plaza y el presidente de ésta, Ygnacio Pascual Camacho Hidalgo, tuvo que salir a defender su actuación, sobre todo, después que la Fuerza del Pueblo modificó la boleta, y la presentó a la JCE.

Camacho Hidalgo dijo que la gestión actual del Pleno no está influenciada por politiquerías y reafirmó la imparcialidad.

 En la recta final, la oposición asimila mejor el momento en que se encuentra, no solo por el decir de las encuestas, de que Abinader sigue arriba, sino por el desarrollo de los acontecimientos durante un importante período, y trata ahora de evitar, con más energía, que el oficialismo la barra en los términos que vaticina, por lo que ha asumido un rol de mayor confrontación, y potencialmente, de defensa del voto en las urnas. 

Osvaldo Santana
Osvaldo Santana
Osvaldo Santana es periodista.

1 COMENTARIO

  1. Esperemos que los ciudadanos procedan con el voto de una manera pacífica, independientemente de cualquier que sea su candidato o partido preferido

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados