domingo, abril 21, 2024

La Marcha Cimarrona y el mayor general Rafael Guerrero Peralta

Por Santo Salvador Cuevas

Pude escuchar al fin, con mucha atención, la entrevista que, en el programa de Internet "Y tú, qué dices", le hiciera el periodista Fausto Rosario, al notable mayor general Rafael Guerrero Peralta, ex jefe de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) y de la Policía Nacional (PN), en la que se refiere ampliamente, al rol represivo de este cuerpo, el tratamiento a las izquierdas, como blanco de ataques desde los mismos centros de adiestramientos, teniendo, según él, al gobierno de Estados Unidos de América, como el soporte, promotor y guía de perseguir y aniquilar, a "los comunistas".

En la entrevista Guerrero Peralta, al abordar los acontecimientos acaecidos durante la Marcha Cimarrona, que se desarrolló en la capital Dominicana, en una mañana soleada del mes de octubre de 1992, el mayor general, muy coherente al definir su rol como cabeza de la Policía Nacional, trata de evadir su responsabilidad, en el hecho de sangre que segó la vida al militante social del Colectivo de Organizaciones Populares, Efrain Ortiz (Chino), quien era oriundo del municipio de Azua y residía en la Capital, a la hora de organizar la resistencia cultural, frente a la conmemoración del V Centenario esclavista y sangriento, que con la inauguración del Faro a Colón pretendía imponer el gobierno de Joaquín Balaguer. A esa inauguración estaban invitadas figuras notables de todo el Continente y de Europa.
Pretendiendo alejar su nombre lo más posible, de aquel asesinato de Estado que arrancó la vida a Efraín Ortiz, el mayor general Rafael Guerrero Peralta, dijo: "Cuando yo venía saliendo del despacho del presidente Joaquín Balaguer, me llamaron para informarme que mataron a Ramón Almánzar".

El hecho del lugar donde usted se encuentre, al momento de un evento sangriento, ejecutado a quemarropa, por un miembro de la PN en perjuicio de la vida de un ciudadano, no le exime de su responsabilidad directa, mas, si es bien conocido que en el adiestramiento policial y militar se basa en cumplir órdenes superiores.
De manera que usted, como cabeza del cuerpo oficial, que, ante los ojos de todo el mundo, asesinó a un joven desarmado, lo mínimo que debió pasar con usted, general Peralta, era citarlo desde el Ministerio Público o interpelarlo desde el Congreso Nacional.

En la misma entrevista, el general Guerrero Peralta, dice que: "era muy amigo de Ramón Almánzar", quien era el líder y vocero principal del Colectivo de Organizaciones Populares, y dijo que "previo a la Marcha Cimarrona se reunió con los principales líderes populares para evaluar la actividad".

A ver, si 31 años después de este hecho, nos podemos entender o arrojar luz en este caso.

El Colectivo de Organizaciones Populares surge a inicio de los años 90, como una necesidad histórica, para unificar las fuerzas sociales y populares que, desde la revuelta de abril de 1984, pasando por el fraude electoral de 1990 contra el profesor Juan Bosch y el PLD.

Ese movimiento social, de carácter nacional, venía de manera ascendente, acumulando fuerzas, de modo tal que, de acuerdo, con la descripción que hace el mismo mayor general Rafael Guerrero Peralta y describiendo la razón de ser de la PN, los blancos de su ataque eran Ramón Almánzar y los principales dirigentes del Colectivo.
Fue en medio de ese plan macabro, que cayó abatido el compañero Efraín Ortiz.

La asamblea o reunión ampliada del Colectivo, efectuada en el mismo edificio en que funcionó el Gobierno en Armas del coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó en 1965, fue donde se aprobó celebrar una Marcha Cimarrona, Cultural, Diversa y Alternativa al V Centenario oficial, existía entonces en el Colectivo de Organizaciones Populares, un Equipo Permanente, constituido por 11 compañeros y compañeras que era el brazo ejecutor de las resoluciones de la asamblea general.

Entre los 11 del equipo permanente, recuerdo que estábamos Ramón Almánzar, Fernando Peña, Secundino Palacios, doña Mercedes Alfonseca Caamaño, una joven de apellido Rodríguez, un servidor y (si la memoria no me engaña) también Juan de la Cruz y compañeros representantes de Santiago, San Francisco de Macorís y Salcedo.
Nosotros representamos la región sur en el Colectivo.

No recuerdo cuándo fue, ni si ocurrió esa "reunión con los dirigentes" del Colectivo, a que hace referencia el mayor general (r) Rafael Guerrero Peralta.

Ni recuerdo tampoco algún momento en que Ramón Almánzar hiciera referencia a esa supuesta amistad con el jefe de entonces de la PN.

Lo que jamás voy a olvidar son los momentos de tensión que, durante toda esa época nos tocó vivir al momento de planificar las movilizaciones sociales y la resistencia popular, frente a un gobierno represivo que había puesto al mando de la Policía a "un general de la línea dura", llamado Rafael Guerrero Peralta.

Sobre Efrain Ortiz

Lo vi caer abatido sobre el pavimento y a compañeros levantarle. Vimos a su asesino retirarse de espalda, con un arma de fuego en la mano. Recuerdo que en ese tiempo, fruto de un accidente de tránsito, en Quita Sueño de Haina, yo andaba con "una bota de yeso", y en medio del huidero, me monté en un carro del concho. Le pedí avanzar a menos de 30 metros del lugar, hice que el vehículo se detuviera y le dije a Ramón Almánzar, que: "Mataron al Chino", y él respondió algo así como "¿qué tú me dices?" y le repetí: "Asesinaron a Efraín Ortiz".

Ramón se puso las manos en la cabeza y se dejó caer en cuclillas.
Seguí en el carro, tras las huellas del cadáver que al levantarlo de rápido intuí que iban hacia el hospital más cercano.

Sobre ese acontecimiento voy a escribir algún día. Ahora solo me limito a comentar la intervención en la entrevista del general Rafael Guerrero Peralta.

Sirvan estas palabras para honrar la memoria de los compañeros Efraín Ortiz y el inmenso Ramón Almánzar, a quien el Ayuntamiento del Distrito Nacional, debe reconocer, identificando una calle con su nombre, una de las grandes avenidas de Santo Domingo.

Santo Salvador Cuevas
Santo Salvador Cuevas
Quien escribe es militante social de larga data, egresado con honores de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) licenciado en Filosofía y Letras, con residencia en el municipio de Tamayo, al Sur del país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados