jueves, abril 25, 2024

La JCE, impotente

La ley establece que todos los funcionarios públicos que postulan por un puesto electivo deben "pedir una licencia" en sus funciones. 

Así mismo, la regla electoral indica topes en el gasto de campaña, y se marca un stop en el uso de los recursos del Estado durante la campaña, desautorizando de manera clara, las inauguraciones durante ese período.

Ni una cosa, ni la otra son respetadas por el oficialismo.

Apenas faltan 6 días para celebrar las elecciones municipales, pautadas para este 18 de febrero, y sin embargo, a título de ejemplo, ninguna de las gobernadoras civiles de todo el país ha presentado licencia, ni han renunciado a sus funciones, ni tampoco el presidente de la República, Luis Abinader, se ha preocupado para que sus funcionarios respeten la ley.

Esto se da en un contexto en que casi todas las gobernadoras civiles son candidatas a alcaldesa, diputada, regidora o senadora.

A cada una de estas funcionarias el gobierno le ha facilitado cientos de autorizaciones de pensiones a personas mayores.

Los bonos de diciembre hoy son repartidos en millares por esas funcionarias candidatas.

A la vista de todos entran a los barrios en todos los rincones del país los camiones del Plan Social de la Presidencia, a repartir fundas, electrodomésticos, entre otros regalos.

Los cónsules andan con maletines repletos de papeletas.

En fin, es abusivo el uso de los recursos del Estado, caso que ha sido denunciado de mil maneras a la Junta Central Electoral (JCE) como órgano administrativo del proceso, y en verdad la Junta muestra su impotencia ante la evidencia de estos hechos.

Lo perturbador está por venir y va a estallar en el momento en que el sector oficialista manipule el rol de la Policía Electoral, para reprimir a la oposición, apoyar el desorden, violentar el debido proceso con el objetivo de favorecer el oficialismo.

Es decir, lo que se ve en cada cuadra, en cada acción, es la determinación del gobierno de imponer el proyecto reeleccionista, sin importar la ley, ni el debido proceso, ni el derecho a elegir y ser elegido, que compete a cada ciudadano.

Esto está siendo mal conducido y podría terminar fuera de control.

Santo Salvador Cuevas
Santo Salvador Cuevas
Quien escribe es militante social de larga data, egresado con honores de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) licenciado en Filosofía y Letras, con residencia en el municipio de Tamayo, al Sur del país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados