jueves, abril 25, 2024

La golondrina anuncia la primavera

Por Alfonso Tejeda

Descalificada porque solitaria es incapaz de hacer verano, ese que el Gran combo de Puerto Rico hace emblema de Nueva York, la golondrina se resarce en su capacidad al anunciar la primavera, estación que simboliza el renacer, y que ha hecho de Constanza una invitación al disfrute permanente de un remanso en el imprevisto trópico dominicano.

Allá, en lo que se ha conocido como "sur profundo", en las cercanías de Neiba, donde el Sol parece estar más bajo por la intensidad que emana, la primavera se hizo presente en pleno otoño a través de Gloria Estefany Mella Cuevas, una joven que desde Villa Jaragua dio el salto hasta trepar a ser de las/os 50 maestras/os que compiten en una premiación global para seleccionar a la/ el mejor en ese campo.

Organizada por la Unesco, la premiación, que se definirá en noviembre próximo, y que cuenta con el patrocinio de otras dos entidades internacionales, postula a "docentes inspiradores que trabajan para transformar la vida de los estudiantes en su comunidad", compitiendo en este año más de 7 mil maestros/as de 130 países, siendo Mella Cuevas una de las finalistas, y la única en representación de dominicana.

La maestra villajaraguense alcanzó esa selección por su templanza para enfrentar retos y por su dedicada responsabilidad a dos temarios educativos: la alfabetización de estudiantes de primaria y la enseñanza de matemáticas, ambos en los que la educación del país es precaria y los maestros/as presentan carencias pedagógicas muy acentuadas, particular en las matemáticas, donde el sistema apenas araña los niveles más ínfimos.

 Mella Cuevas se decantó por la enseñanza, inspirada por uno de sus maestros en Villa Jaragua, y desde que se graduó como pedagoga en 2017, imparte clases en la escuela primaria Anacaona de ese municipio, donde ha estimulado a sus estudiantes por las matemáticas, muchos de los cuales han participado en competencias distritales y regionales de tecnología y robótica, dos materias que eran tan áridas como el clima de esa zona, pero que ahora entusiasman a los alumnos.

El Global Teacher Prize, en el que compite, tiene como premio un millón de dólares para el ganador, que se escogerá entre los diez más votados de esos 50 finalistas, y que de resultar ser ella, la maestra villajaraguense ya tiene presupuestado ampliar la enseñanza de ciencias, tecnificar el aprendizaje, mejorar instalaciones escolares y dotar de transporte y recreación a los estudiantes más necesitados.

Al conocer la noticia de la nominación, me surgió un recuerdo grato de cuando allá en batey 6 del ingenio Barahona, en la escuela primaria, maestras oriundas de Villa Jaragua, sobreponiéndose a muchas precariedades, iban a enseñarnos los rudimentos con los que abrían senderos que muchos/as transitaron en diferentes trechos, algunos alcanzando metas que le han transformado las vidas.

Junto a esos recuerdos, también la conmoción de conocer que en nuestro sistema educativo, es Gloria Estefany Mella Cuevas, una primavera renovadora que desafía el compromiso de las autoridades educativas, la responsabilidad de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP) con la docencia, reclama de los estudiantes hacer su tarea y a la sociedad toda sacudirse la modorra con que contempla el déficit educativo del país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados