Julio Hazim habla de su vida en los medios, de su relación con el poder, y estima que Luis Abinader se merece la reelección

El comunicador Julito Hazim plantea que, según la tendencia histórica, todo el que llega a la Presidencia de la República aspira a seguir, y en atención a esa lógica, Luis Abinader se merece continuar, aunque eso no signifique que no tenga sus errores.

Asimismo, dijo que Estados Unidos lo que hace con Haití es una perversidad, porque primero eliminaron lo que quedaba, cuando mataron al presidente de la República, dejaron que las bandas se cogieran el país, y hasta están armando a los salvajes.

Entrevistado por pronosticamedia.com, Hazim rememoró los primeros tiempos de su vinculación con los medios de comunicación, que lo condujeron a abandonar el ejercicio de la Medicina, su profesión primigenia.

A continuación, la entrevista:

Todo el mundo le dice doctor, pero a Ud. nunca le he oído hablar de su consultorio. ¿Qué pasa ahí?

Mira, el problema es que el origen del doctor ya tiene 40 años. La gente averigua cómo salté a estas cosas y yo creo que eso lo sabe todo el mundo. Es decir, que yo me gradué y ejercí mi profesión.

¿En que se graduó? 

Yo me gradué de médico. Hice una especialidad fuera del país. Llegué y  ejercí durante 10 o 12 años. Entonces empecé hacer revistas médicas. Tenía una editora médica. Hacia una revista llamada “El Médico Dominicano” y le hacía a los periódicos las revistas de todas las especialidades. A Hugo Mendoza le hacía “Pediatría”, a Guarocuya Batista del Villar “Cardiología” y al doctor Bogart, “Dermatología”. Luego pensé hacer más grande esa editora, para imprimir libros médicos y otras cosas. Pero, me metí en un equipo muy grande que era de Alerta y entonces tuve que ponerme a hacer periódico. Es así que nace el periódico Cañabrava. De ahí en adelante comienzo a imprimir a esos muchachos en el interior del país sus periódicos y venían de San Pedro de Macorís,  Santiago, San Juan, Nagua, Puerto Plata, en fin, todos esos jóvenes con inquietudes de periodistas, pero resulta que ya estoy saliendo de la Medicina y estoy en la editora todo el tiempo.

Entonces viene, casualmente, y me invita Miguel Ángel Velázquez a un programa que tenía en Color Visión y en ese momento me vieron Manolo Quiroz y Popi Bermúdez. Ellos me preguntan ¿qué tú estás haciendo? y le contesto: “un periódico”, me dicen y ¿por qué tú no vienes a hacer un segmento en la noticia sobre política? Ahí nace mi primer programa político, porque, ya como médico, había hecho dos o tres programas, y se llamaba “Enfrentando la crisis”

¿En qué año fue eso?

Eso ocurrió durante el Gobierno de Salvador Jorge Blanco. Para ese tiempo viene el problema de “la guerra de la papeleta” en los medios de comunicación. Se llevan el programa Hoy Mismo para el canal 7 de Leonel Almonte y Nelson Guillén se fue con el hoy fallecido Rafael Corporán de los Santos, a dirigir Radio Popular. Entonces me toca a mí, óyeme bien, el programa Hoy Mismo y el noticiero Mundo Visión. Lo hice durante un tiempo, pero un tiempo difícil porque fue durante la poblada del año 1984. Aquella revuelta ocurrida en abril de ese año y que dejó muchos muertos por ajustes económicos por el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

Ahí estábamos Frank Arredondo, María Elena Núñez, y Lissette Selman, hacíamos Hoy Mismo. 

Era un equipo de gente muy reconocida.

Sí, pero el éxito estuvo en los invitados que llevábamos  al programa. Logramos con nuestras relaciones llevar personalidades con más rango que los que iban a otros programas.

Ahí es que definitivamente lo que hago es trabajar con ellos y sigo fomentando Cañabrava, que fue diario, semanario y “medalaganario” (risas) y que tuvo mucha incidencia.

Entonces, cuando termina Salvador Jorge Blanco, el presidente entrante, que fue de nuevo Joaquín Balaguer, nombra a Adriano Rodríguez en Radio Televisión Dominicana, Canal 4, el canal del Gobierno y le digo, “Adriano, como Balaguer tiene tantos problemas de intolerancia, vamos hacer un programa de verdad. 

Y es así como surge el programa “Revista 110” y le dimos cabida y participación a todo el mundo. 

Estamos hablando del 1986…

Pero espérate, ya yo tenía, dos años antes, desde que estaba en Color Visión. yo estuve en Teleantillas. Pepín Corripio había comprado a Germán Emilio Ornes Coiscou, director del periódico El Caribe, el Canal 2, hoy  Teleantillas y no tenía programación.

Pepín me dio el horario del medio día. 

Desde ahí yo hice el programa “Síntesis” con Bonaplarte G (Cabito) Gautreaux Piñeiro y Emilio Lapayette del Río. Entonces tenía las dos cosas, tenía “Síntesis” en Teleantillas y estaba en Color Visión y después estuve en Radio Televisión Dominicana.

Entonces, Usted nació más que médico, periodista.

Que va, porque yo no soy periodista. A mí no me asimilan ustedes. 

¿Cómo que Usted no es periodista?

No, ¿tú estás loco? Aquí en este país periodistas son Osvaldo Santana, Juan Bolívar Díaz, Huchi Lora y Altagracia Salazar, esos son los periodistas. 

Entonces, déjeme decirle comunicador.

No, no, no. No me aceptan, porque hay que ser de esa escuela, ¿entiendes?  Aunque nos llevamos muy bien fuera de los pleitos que tengo con Juan Bolívar por eso de Participación Ciudadana. Pero el resto me llevo muy bien con todo el mundo, como con Osvaldo y con Altagracia, en fin.

Pero sin dudas que los medios de comunicación se convirtieron en su pasión.

Es que no fue un propósito, fue una serie de hechos que fueron sucediendo y que terminaron ahí. Mientras tanto, Revista 110, Síntesis y otros, me cuentan más de 37 años, aunque he tenido mis problemas. ¿Tú recuerdas que en las elecciones presidenciales de 1990 ganó el profesor Juan Bosch?

¿Qué ganó? pero Bosch no llegó a la Presidencia de la República, no fue presidente… 

Pero esa campaña se hizo en Revista 110 y Juan Bosh iba  con mucha frecuencia al programa. El problema es que a los del Gobierno, a los reformistas, no les gustó mucho eso y entonces se disgustaron un poco con la Revista y yo volví a Color Visión, a Hoy Mismo. Sí, porque lo llevaba al canal oficial, siendo Balaguer su adversario.

Pero qué pasa, que entonces Jacinto Peynado y Guaroa Liranzo compran el Canal 13 “Telecentro”, a Don José Semorille y me dicen: “Julito, nosotros necesitamos subir la audiencia. Tú tienes que salir de Color Visión. Entonces cogí para el 13 donde tuve muchos años.  Ah, espérate, en el ínterin, conseguí con Balaguer los UHF, el canal 27 y otros canales que les gestioné a otras personas. Entonces comencé por ahí y tenía el programa en los dos sitios, pero que el UHF en ese entonces no pegaba mucho, ahora sí.

En estas diferencias ideológicas que tienen los políticos y los comunicadores ¿dónde usted sitúa sus pensamientos, derecha, centro o izquierda? 

No, no, primero yo no soy, yo no sé, yo no soy izquierdista, pero, el problema es que yo tuve el privilegio de darme cuenta de que la izquierda de aquí, era la derecha.

¿Como así…?

Son derechistas todos. Ahora, yo sí te puedo decir que mis comentarios estuvieron dirigidos para apoyar al gobierno de Joaquín Balaguer y tomar en cuenta la alternabilidad. Porque yo no era demasiado reeleccionista, es decir, reconocía que él llenó una época, que todo el mundo quería reelección, que había que resarcir a Bosch por lo de 1990; que eso era una especie de religión que tenía Juan Bosh, que no lo iba a llevar a ninguna parte y así fue.

Tuvieron que venir los otros, digo el candidato de Juan Bosch, me refiero a Leonel Fernández, no fue que ganó, fue Balaguer que los dejó.  Entonces, después me di cuenta de que Trujillo tuvo 31 años, Balaguer 22, Leonel 12, Danilo 8, Hipólito no lo logró, pero lo intentó.  Entonces yo ahora digo, bueno, pero Luis tendrá sus errores, que los tiene todo el mundo, pero Luis se merece 8 años en la Presidencia de la República. 

¿Usted lo ve como una secuencia lógica? 

Es lo que todo el mundo que llega al poder quiere. Porque me di cuenta de que Estados Unidos implantó la reelección de los 4 años, porque es imposible que en 4 años una gente que vaya a aprender pueda aplicar las cosas.

Volviendo con el tema de la posición de los periodistas. En algunos momentos vi que sus conductores tendían a girar hacia la izquierda, aunque usted dice que al final quienes siguen esa tendencia al final son igual de derecha.

Hay una cosa que nosotros hemos respetado, es que aquí (en sus programas) todo el mundo tiene el mismo espacio. Uno de los pleitos que yo tenía con el Grupo Corripio y otros dueños de medios de comunicación con los que he trabajado, es que peleábamos porque hay mucha gente que yo tenía que traérselos aquí, porque ellos no los llevaban a Uno+Uno.

Oye algo. Aquí lo que viene es lo siguiente: aquí hubo algo que cambió los medios, que fue cuando cayó en manos de los empresarios. Eso cambió totalmente. Porque entonces, tú tienes que alinearte.

Los periodistas ahora mismo están vueltos locos con el problema de la publicidad, porque en República Dominicana quien mantiene a los medios es el Gobierno. El sector privado mete su publicidad en los medios de su propiedad. No hay forma de tu salvarte y cada día son más oligopolio, verdad, eso es imposible. Primero usaban los medios como arma de reglamento, pero ya no, ahora ya un dueño de medio no le da cuarto a un político, le da espacio. Entonces, los profesionales que ellos ponen al frente, o tienen que alinearse con ellos o tienen que irse del sitio.

Tú tienes los mejores ejemplos, mira, Huchi ya se fue de Telesistema, Juan Bolívar cogió sus vacaciones, cogió su cargo allá afuera, Altagracia salió de la televisión y tiene su canalito. Osvaldo después de mucho tiempo manejando los medios salió inexplicablemente. No sé, pero tú puedes estar seguro, que la razón es que cuando los empresarios son dueños de esos medios no quieren conflictos con nadie. Quieren estar bien con todo el mundo. Entonces en un espacio que tu no puedas decir nada, no puedes seguir ahí. Eso yo tengo que reconocérselo a toditos que a mí me han respetado mi posición. 

¿Usted recuerda algún momento que producto de uno de los programas suyos o una intervención suya lo hayan llamado desde el poder, le hayan exigido, no ha sentido presión nunca? 

Hubo una vez en el Canal 4, que creo que Ramón Pérez Martínez (Macorís) quiso que Machi, mi coproductor, colaborara con una campaña que él tenía para la sindicatura de la Capital. Entonces intentó, no llamarme a mí, habló con el director que creo que en ese momento era Adriano o Georgi Rodríguez para que lo sacaran. Me recuerdo que en un lugar me encontré con Balaguer y me preguntó que cómo iba en el Canal y le digo que todo bien y le comento que ese programa le había hecho mucho bien a su Gobierno, porque desde ahí lo acaban todos los días. Y lo que me contesta Balaguer es que eso estaba bien. Ahí es que le digo que yo no estoy bien. Y me pregunta ¿Qué pasa Julito? Y le respondo que la dirección parece que quiere sacarme junto a uno de mis periodistas.

Recuerdo que Balaguer me dijo una expresión que hacía años que no oía: “Si es así vamos a halarle las Jáquimas al director”. Me sonreí, tú sabes que jáquima es como lo que le ponen en la boca a los burros, una especie de frenos. Después de eso no he tenido ni amenazas ni nada de esas cosas.

¿Ni siquiera con esas exposiciones a veces fuertes para uno u otro lado, no siente algún tipo de temor?  

En esto tu sabes que pasa, que con excepción de Bernardo Vega cuando fue gobernador del Banco Central y de Juan Bolívar Díaz cuando fundó Participación Ciudadana yo no he sido sistemático con nadie.

Pero como Juan Bolívar es periodista, me entendió: Ni nunca se quejó, ni me contestó, ni puso a nadie para hacerlo, me dejó suelto en banda. Y yo decía lo que sea. Pero Bernardo es por su política que tuvo en el Banco Central y presentarse como un historiador. Fueron las únicas dos personas que yo fui sistemático.

Es decir, yo no soy sistemático con nadie, porque mira, hasta un beso en el mismo sitio, molesta.

Usted dijo que la idea suya sobre la gobernanza es que deben ser  dos períodos y dice que Luis merece 8 años para poder realizar sus proyectos, pero lo escucho decir también que en 2024 podría haber otro cambio. ¿Qué se huele?

Puede haber un cambio, pero yo te voy a decir lo siguiente. Yo no creo en los predestinados, entonces yo he hablado con él, me siento bien con él, me trata bien, pero yo creo que es la primera vez que tenemos cuatro presidentes haciendo política. Está Hipólito que apoya a Luis, Danilo, que no puede aspirar a la Presidencia, pero está en política, Leonel que sigue en esos afanes y Luis que trata de reelegirse. Como ves, son cuatro. El único que es pino nuevo y que es la primera vez que es presidente y que tomó el poder en condiciones muy muy difíciles y que no se lo reconocen, en pandemia, guerra en Ucrania… al contrario, fuete y fuete. Yo entiendo que a él le toca optar. Ahora, no será fácil bregar con Leonel o con el mismo PLD, porque acuérdate una cosa, el PLD no se ha ido con Leonel entero, se va a ir, posiblemente, pero no se ha ido y yo no sé lo que va a pasar, pero es uno de los partidos más grandes que hay aquí y además quieren el poder, se acostumbraron al poder. Ellos no saben que ya terminaron. Pero el hecho de que Danilo no sea el candidato, es el jefe del partido, pero no es el candidato, entonces ese 2024 para ellos está oscuro.

Pero te digo que el poder es el poder con una diferencia, que eso sí yo quiero decirlo; primero ya al Estado no se le puede sacar dinero para hacer política, porque de una vez hay una denuncia, y segundo, los sectores económicos legales e ilegales que tradicionalmente le dan dinero a todos los políticos, los ricos de aquí, ya tienen medios aunque den cuartos, ya esos ricos tienen un partido, que tiene un candidato que es Vicini, que tiene a David Collado, verdad, pues ya tiene su candidato.

¿Pero Usted cree que lo lanzarán para el 2024?

Yo no sé lo tiene ahí, lo ha puesto a ganar muchísimo, lo negocia. Si me das a Catalina te doy, te quito esta cosa. Eso es todo lo que negocian, pero tienen su candidato y exitoso, porque tiene acumulada una diputación, una alcaldía y ahora está en el Ministerio de Turismo. Entonces si tú coges a los contratistas, ya dicen aquí hay que hacer concursos, yo no tengo que dar cuarto, verdad. Están los del juego, los que tienen Loto y pendejada de esas, bancas de loterías y apuestas y están los narcos. Pero Luis tiene algo bueno, aunque lo va a perjudicar: Los narcos del PRM están presos o lo andan buscando.

Desde luego, esa gente no está contenta. Segundo, al de la Lotería Nacional que tuvo que cancelarlo por aquel escándalo es dueño de banca y está preso, los banqueros no van ayudar a Luis después de eso.

Pero eso le suma  su estilo de gobernar… 

Le suma para ti y para mí, pero tú no pones cuartos, yo no pongo cuartos, los que ponen cuartos son ellos. Una cosa buena lo puede perjudicar, porque los otros sí cogen los cuartos. 

¿Cómo ve usted la situación nuestra frente a los Estados Unidos y estos conflictos con China?

Ah no, el único que le ha cumplido a Luis es Estados Unidos.

¿Cómo así?

Primero, Estados Unidos es que elimina la reelección de Danilo Medina. Cuando ya eso está armado, ahí en el Congreso, porque ese día se iba a pasar la reelección en el Senado, y ya algunos legisladores habían hasta cobrado una parte del dinero, la parte que era importante para la reforma constitucional para habilitar a Danilo, entonces arranca Leonel con sus legisladores americanos y con su gente y desde allá, desde Estados Unidos llama Pompeo a Danilo y le dice no hay reelección. Entonces Danilo se comunica con Reinaldo Pared Pérez, que era presidente del Senado, y se acaba el juego, eso es una.

La otra es, cuando en la primera semana en el Gobierno Danilo se acerca a China, ahí comienza su desgracia, porque yo soy partidario de que si la corrupción fuera la verdadera razón, aunque había prueba suficiente para derrumbar esa imagen de Danilo y el PLD, ese no era motivo para ir tan lejos, porque en todos los gobiernos ha habido corrupción, a él le entraron porque fue a China a joder, dizque con una alfombra y una cosa roja con el Presidente de ese país.

Los americanos no le perdonaron esa a Danilo. Y tú conoces los resultados.

Entonces, Estados Unidos le ha cumplido a Luis y la prueba es que no le han nombrado al nuevo embajador. Estados Unidos tiene dos años sin embajador, pero tú sabes porqué, porque ese que está ahí es el que conoce la agenda americana, para que no inventen con otro que cuando llegue hay que pasarle la agenda. Este sí sabe lo que tiene que hacer.

¿Siendo Dominicana un país tan pequeño por qué Estados Unidos está tan pendiente a lo de aquí?

Porque siempre para los Estados Unidos el Caribe ha sido importante. El Caribe primero. Nosotros somos importantes, porque no quieren más Cuba, es decir, nosotros somos importante para ellos porque es el Caribe.

¿Qué expectativas tiene Usted frente a los medios de comunicación con esto del Internet?

Mira lo grande y bueno del Internet, es el acceso que todo el mundo tiene. Todo el mundo se cree periodista, pero fallaron en una cosa, no está legislado y todo el mundo hace lo que le da la gana. Y ya el público sabe que si quiere la verdad, no lo va a conseguir en unas redes Puedes conseguir un hecho determinado, a tiempo, pero no va a conseguir la verdad, tiene que cernir qué es verdad y qué es mentira.

La prensa escrita yo pensé que iba a desaparecer, pero ahora tiene más fuerza que nunca, así también la televisión, la radio.

Las redes, aunque tengan muchas coberturas, no son las que deciden. Sí hacen opinión, pero el público ha desarrollado una serie de habilidades, que sabe quién habla mentira y quién habla la verdad. 

Esa está como los políticos, los políticos de aquí, los problemas principales no te lo sacan, búscame una declaración que te diga, a parte de  los Vincho, que te fije una posición sobre Haití, búscate, que te hable de eso, nadie te habla así como ellos.

Precisamente Haití está más inviable que nunca. Ya Estados Unidos incluso ha reconocido que a través de ese país hay un tráfico importante de armas, no de cualquier lugar, sino hasta del mismo territorio norteamericano como es Miami.

¿Qué va a pasar con Haití? 

Mira, por mi edad yo no necesito visa, ni la buena proeza de Estados Unidos, pero lo que ellos están haciendo en Haití es una perversidad, porque primero eliminaron lo que quedaba, mataron al Presidente de la República, dejaron que las bandas se cojan el país, no controlan nada y hasta están armando a los salvajes.

Tú te acuerdas del ISIS (Estado Islámico) en Medio Oriente, hicieron un ISIS en Haití, para crear un problema.

Lo otro no tiene explicación, nosotros tenemos una Ley de Extinción de Dominio, tenemos una ley de controles natales, una de seguridad social, en Haití no hay ningún proyecto de ley que de un condón, ni una ligadura, ni un aborto. Estados Unidos lo que ha querido es que se haga un lío, que se reproduzcan y que cojan para acá y como por humanidad tú tienes que aceptarlo, porque nosotros no somos enemigos de los haitianos, pero yo creo que nosotros nos independizamos de los haitianos. Entonces, esa es la situación. Estados Unidos está haciendo una perversidad con Haití.

Muchas Gracias.

Lito Santana

Lito Santana

Nació en Tamayo. Locutor y periodista. Ha trabajado en distintos medios de comunicación. Aboga por la participación de todos los sectores en la solución de las dificultades por la que atrevieza el País.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.