viernes, junio 14, 2024

Inauguración de la presa de Monte Grande: ¿traerá pena o alegría a los sureños?

Por Lito Santana

Cuando este jueves 25 de enero, el Gobierno inaugure la presa de Monte Grande, levantada en las fronteras de las provincias Azua, Barahona y Bahoruco, no se sabe si la gente celebrará o llorará, con este acontecimiento.

La construcción de esta obra está en el sueño de los sureños “desde los tiempos de Ninga Ninga”, desde las  administraciones de Joaquín Balaguer en los doce años, cuando se empezó a hablar del proyecto, y vio pasar los gobiernos del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), en sus 20 años,  el de Hipólito Mejía, cuando era del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y los que corren bajo la tutela de Luis Abinader, en las siglas del Partido Revolucionario Moderno (PRM).

El anhelo de esta gente está fundamentado en los reportes de los medios de prensa que describen: “La presa de Monte Grande es un complejo de obras hidráulicas que busca controlar las inundaciones en la cuenca baja del río Yaque del Sur, el desarrollo y modernización de las infraestructuras de riego, el suministro sostenido de agua potable, la generación y distribución de energía, la pesca y el turismo ecológico. Comprende, además, la rehabilitación y complementación de la presa de Sabana Yegua”.

Si fuera así como se describe en ese párrafo lo que se va a inaugurar este jueves 25, ya los supuestos beneficiarios tendrías listas sus fiestas, y como es en el sur, estuvieran calentando los cueros de los Palos del Espíritu Santo, las enramadas para bailar, los chivos para el guiso y las bebidas caseras estarían listas para servir.

Pero al parecer, otro gallo cantará…

Las quejas están por doquier, y al parecer el Gobierno no inaugurará la presa en los términos esperados.

Lo que será bautizado el jueves es el muro del embalse y nada más.

Los testimonios recogidos en los medios de comunicación y las tertulias en la zona revelan esta situación:

“Campesinos afectados por la construcción de la presa de Monte Grande alertan al presidente Luis Abinader para que no inaugure el muro del embalse, sin antes construir los canales y otras obras colaterales, así como indemnizar a decenas de familias de sus alrededores ni resolver los medios de vida, pago de deudas y dotar de servicios la zona”, reclama Manuel Antonio Canario, de la Coalición Campesina Enriquillo.

Santo Esteban Ferreras, solicitó al Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI), al Instituto Agrario Dominicano (IAD)   y a Agricultura, realizar un levantamiento en las comunidades de Manzanillo, Hato Nuevo, San Simón, El Muey, para que verifiquen graves preocupaciones sobre los días posteriores a la inauguración.

Leonardo Mercedes, afirma que la presa se inaugura sin la construcción de los canales a ambos lados del Yaque del Sur, que tardarían varios años para su terminación y que servirían para irrigar la tierra, pero tampoco se ha conectado el acueducto de Barahona y todo el Suroeste y otras obras complementarias, que como pretende el Gobierno, solo serviría para almacenar las aguas del río Yaque del Sur…

Naturalmente, la inquietud mayor es: ¿por qué inaugurar esta obra con tantos detalles sin terminar.?

Todo apunta, a que se trata de un tema puramente político y electoral, propio de la época. Por eso, la interrogante que recorrerá la región sur este jueves 25 de enero será la inauguración de la Presa de Monte Grande: ¿traerá pena o alegría a los sureños?

Lito Santana
Lito Santana
Nació en Tamayo. Locutor y periodista. Ha trabajado en distintos medios de comunicación. Aboga por la participación de todos los sectores en la solución de las dificultades por la que atrevieza el País.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados