viernes, febrero 23, 2024

Gran acuerdo nacional ante el problema haitiano

Por Nelson Marte

En su discurso de rendición de cuentas a la nación el presidente Luis Abinader hizo -como manda la Constitución- una detallada relación de trabajos y políticas acometidos en el curso del último año, que vienen en desarrollo desde los dos años, 6 meses y días  que lleva de gestión, y que tendrán continuidad en lo que le resta de gobierno.

Uno de los temas al que el mandatario dedicó especial atención fue el de las dificultades que presenta al país la inmigración ilegal haitiana, debido a la situación de ingobernabilidad y crisis que, por décadas, para no decir históricamente, ha padecido el hermano pueblo vecino.  

Abinader pidió a todos “responsabilidad para apartar el problema haitiano de nuestra lucha partidista y que lleguemos a un gran acuerdo nacional, a un pacto de país, que nos comprometa desde nuestras posiciones y que dé una respuesta unánime en la defensa y la protección de nuestra soberanía. 

“Debemos adoptar compromisos con la formulación y ejecución de políticas de Estado eficaces y coherentes, tanto en materia de seguridad y defensa como de política exterior, en relación con la crisis de Haití.

“Esto implicaría necesariamente asumir una agenda de corto, mediano y largo plazos para enfrentar el proceso de desnacionalización de los mercados laborales y la sobrecarga de servicios públicos esenciales con sus efectos adversos sobre las condiciones de la población dominicana más vulnerable, tanto como el rezago de la modernización y tecnificación de áreas de producción estratégicas, que comprometen seriamente aspectos de la seguridad nacional”.  

Propuso la creación inmediata de “un mecanismo de consulta permanente, confiable, efectivo y ágil, entre los actores políticos y nacionales principales, para asegurar que las decisiones importantes o sensibles relacionadas con la agenda de las relaciones insulares y sus vinculaciones con la agenda de poderes foráneos y organismos internacional, tengan el más amplio consenso y las mayores garantías de implementación”.  

Agregó que en todo lo relacionado con Haití y sus crisis, “República Dominicana debe tener una posición unificada o del más amplio consenso”.  

Y de manera concluyente, precisó: “Llamo desde aquí a un gran Pacto de Nación, para una política de Estado, firme, estratégica y uniforme que proteja y dé confianza al pueblo dominicano”.  

Fueron planteamientos muy puntuales para que gobierno, oposición y otros sectores nacionales, actuemos de manera  mancomunada frente a lo que se considera uno de los más grandes problemas para el pueblo dominicano, por tener de vecino al país más pobre del hemisferio, envuelto en un torbellino de miseria, hambre y violencia.

Y porque, todos lo sabemos, el presidente Abinader ha debido hablar con toda firmeza ante el Consejo de Seguridad de la ONU, y en la Cumbre de las Américas, dejando bien claro que no hay solución dominicana frente a la crisis haitiana, porque, aunque somos el país más solidario con Haití, no estamos en capacidad de cargar con todos sus problemas.

La propuesta ha sido bien clara. Ojalá que todos la abordemos con la seriedad que demandan los asuntos fundamentales de la patria y que no la confundamos con la agenda de banalidades y retórica hueca con que se desvía al país de la debida atención a sus grandes temas. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados