jueves, abril 25, 2024

Fragmento del campo socialista y la dependencia ideológica de las izquierdas 

Por Santo Salvador Cuevas 

La Revolución Cubana, que surge a partir del triunfo revolucionario el 1 de enero de 1959, a corto plazo se convirtió en un referente global del pensamiento de Izquierda. No sólo para esa corriente en América Latina, sino también para la militancia en casi todos los países del Tercer Mundo, teniendo sus más decididos seguidores en los continentes de América y África.

Pero el fraccionamiento de las Izquierdas en el mundo no se da con el triunfo de la Revolución Cubana,  sino que, a mi entender, el punto de partida de ese fraccionamiento inicia tres años antes de que el general Fulgencio Batista fuese derrocado en Cuba, y a partir del XX Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS), celebrado en 1956, tres años después de la muerte de José Stalin, y tres años antes de la victoria de los revolucionarios cubanos. 

En el XX Congreso del PCUS, en su informe secreto a la plenaria, el nuevo líder de ese partido, Nikita Jrushchov, somete a cuestionamiento y duras críticas el legado de José Stalin y llama a "romper con el culto a la personalidad". 

El Congreso acogió de manera casi unánime la visión, el enfoque y los ataques feroces emitidos contra el stalinismo.

Concluido el XX Congreso del PCUS, no se hizo esperar la respuesta del timonel de la Revolución China, el presidente Mao Tse Tung, quien defendió la vida y el legado de José Stalin y destacó los aportes de éste como líder del Ejército Rojo contra el fascismo en la 2da. Guerra Mundial. 

Mao condenó el revisionismo en Rusia y acusó de "derechistas" y traidores al marxismo-leninismo a Nikita Jrushchov y sus seguidores.

Es a partir del XX Congreso del PCUS, celebrado en 1956, cuando surgen dos polos antagónicos en el movimiento comunista internacional, y surgen como tendencias en las Izquierdas del mundo, "los pro soviéticos y los pro chinos".

Ese es el punto de partida para la división de las Izquierdas, que se alinean en lo sucesivo, unos como abanderados de China y otros como abanderados de la URSS. 

Esas divisiones debilitaron la acción de conjunto de las Izquierdas en la esfera mundial, lo que trajo consigo no sólo el distanciamiento en el campo local de estas distintas corrientes, sino también que llegaron a niveles de agresión y pugnas violentas, sobre todo, entre los pro chinos y los pro soviéticos.

En el campus de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) fueron muy notorios los conatos de violencia entre los militantes del Partido Comunista de la Republica Dominicana (PACOREDO)  y del Movimiento Popular Dominicano (MPD) o entre estos y los activistas de la  Línea Roja del Movimiento Revolucionario 14 de Junio LR 1J4.

Hay que destacar que aún con esa diversidad en el realineamiento en torno a las tendencias mundiales, la línea de acción y el comportamiento militarista de los grupos de Izquierdas, al menos en República Dominicana, no tuvo variación, y esta visión en la conducción de la resistencia popular, se vino a robustecer con el inicio y prolongación de la Guerra de Abril de 1965.

Los visos de cambio en el comportamiento general de las Izquierdas llegaron a partir de 1968, gracias al pensamiento y al enfoque del líder del Movimiento Popular Dominicano (MPD), Maximiliano Gomez (El Moreno).

Volveremos…

Santo Salvador Cuevas
Santo Salvador Cuevas
Quien escribe es militante social de larga data, egresado con honores de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) licenciado en Filosofía y Letras, con residencia en el municipio de Tamayo, al Sur del país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados