lunes, mayo 27, 2024

Filtraciones en techo, un cáncer que carcome nuestras construcciones

Por Lito Santana

Las áreas de las ferreterías del país dedicadas a la venta de productos contra las filtraciones crecen rápidamente, dejando beneficios pingües a sus propietarios. Pareciera que entre las compañías constructoras y los fabricantes de materiales “anti-filtraciones”, hay una especie de contrato. 

“Yo construyo platos o techos defectuosos y tu aumenta la producción de “impermeabilizantes”, porque te van a llegar miles y miles de clientes, afectados por este flagelo”, parece ser el contubernio entre los constructores y los ferreteros, que ya, en muchos casos, son los mismos dueños de estas empresas. La cantidad de marcas de estos productos, “crece como la verdolaga” 

El grito es por doquier, a tal punto que hay personas que han recibido su apartamento nuevecito y ya están demandando a las constructoras porque las filtraciones apuntan a dañarles su existencia.

En casos de propietarios con viviendas más antiguas el drama es peor. Las filtraciones se han convertido en “chorreras” a las que en muchas ocasiones hay que colocarles cubetas para evitar que las aguas corran por el piso.

Todavía es más grave cuando en el lugar vive un inquilino que debe comenzar a tratar el caso con el propietario del inmueble, que en la mayoría de los casos responden diciendo: “Yo estoy cansado de esta situación, porque no hay remedios que valga. Si tú quieres arréglalo tú o múdate para otro lugar”.

Mientras tanto, los organismos del Estado que se supone deben asistir con fiscalizaciones y supervisiones estas construcciones no tienen forma de ser localizados.

Quizás el daño fuera menor si estas entidades oficiales supervisaran la calidad de los materiales de construcción, los componentes para el mezclado de arenas y cementos y el grosor requerido al momento de colocar una losa o techo. Pero eso sería demasiado pedir en una sociedad que poco a poco se va quedando “suelta en banda” por sus gobernantes.

Ni el Ministerio de la Viviendas y Edificaciones, de reciente creación, ni el Ministerio de Obras Públicas, que maneja la aprobación de los planos, ni los cabildos de las principales ciudades, se dan por enterados de este cáncer que carcome estos inmuebles y por consiguiente a la economía y el futuro de nuestros pobladores. 

Lito Santana
Lito Santana
Nació en Tamayo. Locutor y periodista. Ha trabajado en distintos medios de comunicación. Aboga por la participación de todos los sectores en la solución de las dificultades por la que atrevieza el País.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados