domingo, abril 21, 2024

Es desvergonzados que son                                              

Por Nelson Marte

Por acá llegó en estos días un Informe Latinobarómetro 2023 que incluye a la RD entre los países que vienen registrando severas pérdidas de la fe de sus ciudadanos en la democracia y los partidos políticos.

Para sorpresa de todos, figuras políticas del litoral del pasado PLD-FP han tratado de capitalizar políticamente el dato en su favor y atribuirlo a fallas del actual gobierno.

La verdad es que son desvergonzados estos señores del pasado. Pocos partidos como los de la matriz PLD han tenido la responsabilidad de que el criollo haya perdido la fe en la democracia y en las organizaciones políticas.

En primer lugar porque bajo la aureola de honestidad del finado expresidente Juan Bosch, surgió el PLD prometiéndole al pueblo que le abriría “un nuevo camino” que dejara atrás todas las rémoras del subdesarrollo, empezando por la falta de institucionalidad, el irrespeto a la Constitución y las leyes, etc.

Pero la ambición desmedida de dinero y de poder que embriagó la dirigencia peledeísta, llegada al poder, sus desviaciones ideológicas, políticas y éticas constituyeron una enorme frustración para el pueblo dominicano y su fe en los partidos y la democracia.

Los 5 gobiernos del PLD son particularmente responsables de ese descreimiento en la democracia y en los partidos, pues llegaron al poder como políticos modernos, y en tiempos en que nuestro país había hecho el crossover de la tiranía de Trujillo y la semi dictadura de Balaguer al inicio de la transición democrática inaugurada por el PRD de José Francisco Peña Gómez, Antonio Guzmán y Salvador Jorge Blanco a partir de 1978.

En vez de fortalecer las instituciones, los gobiernos del PLD las descalabraron, colocándolas al servicio de sus acciones para servirse del poder en provecho de sus ambiciones económicas desmedidas.

El espectáculo de tantos funcionarios y allegados de los gobiernos del PLD de Leonel y de Danilo admitiendo su culpabilidad en hechos de corrupción, devolviendo bienes mal habidos y acusándose unos a otros, explica por qué la gente no confía en los partidos políticos ni en la democracia.

Hay en el tema mucha tela por donde cortar, pero unos primeros balances evidencian que es una desvergüenza del PLD y FP mencionar esa soga delante del ahorcado que son ellos mismos.  

La evidencia de esa responsabilidad se agiganta cuando asistimos a un gobierno del PRM y el presidente Luis Abinader que en lo fundamental fortalece la pulcritud y la transparencia y fortalece la separación e independencia de los poderes y los órganos del Estado, lo que constituye la base para recuperar la fe en la democracia. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados