sábado, marzo 2, 2024

En política el dinero no lo es todo

POR SANTO SALVADOR CUEVAS

Anda de nuevo en boga la creencia de que el dinero es quien lo determina todo en las lides electorales, que quien administra "los millones" decide la victoria.

Lo que dice la historia reciente

En 1978 el presidente Joaquín Balaguer, no sólo tenía control del Estado, incluido el Banco Central y el Banco de Reservas, sino que también controlaba o influía en más de 50 nuevos millonarios, surgidos al amparo de su gobierno de 12 años; y, sin embargo, en 1978 se vio obligado a reconocer la voluntad popular y entregar la rienda del gobierno a don Silvestre Antonio Guzmán Fernández y el Partido Revolucionario Dominicano (PRD)

Balaguer salió derrotado en 1978 y se creía que había llegado su final en la vida política nacional. Pero no fue así. El doctor Salvador Jorge Blanco, entonces presidente de la República, tuvo que aceptar la derrota electoral de Joaquin Balaguer en las elecciones generales de 1986, apenas 8 años después del Partido Reformista perder las elecciones y creerse que su fin político había llegado. Lo que pasó con Jorge Blanco, una vez fuera del gobierno, ya es historia patria.

Hay más en la experiencia histórica

A finales del 2003 el presidente Hipólito Mejía, en su pretención de reelegirse, se lanzó a la gran batalla electoral y desde el Palacio Nacional salía un moralista de hoy, montado en un helicóptero repleto de dinero, a recorrer el país comprando conciencia e intimidando, con la creencia de que el dinero lo decide todo.
Fue en la época en que surgió la consigna electoral "Es pa' fuera que van". Y así pasó, el presidente de la República fue derrotado por Leonel Fernández, en las elecciones del año 2004.

Y lo mismo pasó con el PLD

El candidato más solidario, juguetón y bonachón de un corazón sensible e inigualable, que usó sus recursos y flotillas de aviones para salvar vida y transportar dominicanos atrapados en distintas latitudes del mundo durante la pandemia, que contaba también con el apoyo de la dirigencia oficial, el licenciado Gonzalo Castillo Terrero, perdió las elecciones en el 2020, enfrentado por Luis Abinader Corona.

En la política los factores que inciden son diversos

Un factor que pisa los talones del candidato desde el primer momento que asume su victoria electoral es el desgaste político.
Danilo Medina hizo de su gobierno el mejor de los últimos 50 años en cuanto a inversión social, a innovación, paz, estabilidad y beneficio para toda la población.
A esto se suma que la construcción de escuelas, desde 1961 hacia el 2020, no igualan en construcción ni el 50% de todas las edificaciones escolares levantadas en tan sólo en 8 años de Gobierno morado, sin dejar de mencionar el 911, las visitas sorpresas, el transporte estudiantil, etc.
Pero el factor desgaste político hizo metástasis en ese gobierno, unido al desgane de la burocracia oficial, la división política que llevó a la salida del PLD al presidente del partido, doctor Leonel Fernández.

Es decir, el dinero no lo determina todo, si no nunca hubiera transición política en ningún gobierno de América Latina.

Hay creencias equivocadas

Decir que tal candidato congresional o municipal no pierde porque controla una cartera es una visión infantil del análisis.

Además, quien dijo que en política el norte es siempre ganar al instante una contienda, no es así pues un factor administrado en las lides políticas, es el factor acumulación de fuerzas.

A la hora de fundar el PLD, y lo cito como ejemplo, con 25 cuadros salidos de una reunión era remotamente imposible pensar que ese partido podría ganar las elecciones ni en una ni en la otra contienda electoral, es de ahí de ese análisis objetivo que el PLD de Juan Bosch decide iniciar su participación en cada proceso electoral teniendo como estrategia política la acumulación de fuerzas. Cuando en las elecciones de 1982 el PLD celebró los resultados que apenas le daban 100 mil y pico de votos electorales, y esos resultados en las urnas fueron creciendo en la contienda también de 1986, hasta que en 1990 la nación dominicana se estremecía ante un fraude electoral denunciado por don Juan Bosch quien dijo que seguiría el camino de José Martí padre de la Patria cubana, que cayó en Dos Ríos en guerra por la Independencia Nacional de Cuba.

Si aun sabiendo que no era posible ganar las elecciones de 1982, el PLD no acude a esa contienda entonces por ley dialéctica no acumulaba fuerza, no avanzaba y se hubiese suicidado políticamente.

Factor desgaste se aceleró en este Gobierno

Al presente gobierno se le ha acelerado el desgaste por la expectativas creadas en la campaña e incumplidas hoy, la negación de lo que prometió en campaña con el endeudamiento externo y la carrera histórica de empréstitos, la entrega al sector privado de las principales instituciones del Estado, el crecimiento de la inseguridad ciudadana, su complacencia con el poder extranjero en perjuicio de la soberanía nacional, el alto costo de los combustibles, la canasta familiar por la nube, la judicializacion de la política, todos esos factores juntos auguran un gobierno de corto plazo.

Las mejores propuestas al frente de batalla

Le toca a cada partido político con vocación de poder, llevar a la contienda del 2024 a sus mejores cartas y libran con fe la gran batalla electoral.

Hay que tener propuestas, tener visión, hay que presentar calidad y hay que contactar a los ciudadanos quienes son al fin de cuenta los que quitan y ponen gobernantes.

Santo Salvador Cuevas
Santo Salvador Cuevas
Quien escribe es militante social de larga data, egresado con honores de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) licenciado en Filosofía y Letras, con residencia en el municipio de Tamayo, al Sur del país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados