domingo, mayo 26, 2024

Elecciones en Estados Unidos: mismo escenario pero, ¿mismos actores?

NUEVA YORK, Estados Unidos. – Tan pronto como en noviembre,  los estadounidenses acudirán a las urnas a decidir el destino del país por otros 4 años.

Cuando el calendario marque el día 6, se sabrá si la Casa Blanca sigue bajo el control de los demócratas o si regresa al dominio de los republicanos. 

Antes de noviembre 

Pero antes de llegar a ese punto, falta un largo camino que ambos partidos deben transitar en el corto espacio de nueve meses. 

Mientras que en el litoral republicano la tormenta no cesa y los problemas de Trump con la justicia parecen interminables, en el lado demócrata, tras un largo período de tranquilidad y adhesión al presidente Biden, han comenzado a surgir dudas en torno a la capacidad mental del mandatario para optar por un segundo mandato, además de que una encuesta reciente afirma que más de un 59 por ciento de los estadounidenses lo considera muy viejo para ser presidente. 

Muy "viejos" 

 Aunque ese término no debería utilizarse, fue así como lo estableció una encuesta publicada el domingo 11 de febrero, realizada por la cadena ABC/Ipsos, y que da cuenta de que un 59 por ciento de los estadounidenses ven, tanto a Biden como a Trump, muy "viejos" para optar por un segundo mandato. 

Y es que para enero de 2025, fecha de toma de posesión del presidente estadounidense, Biden tendría 82 años y Trump 78. Cuando la encuesta se reduce a la parte de la edad de los candidatos, un 27 por ciento dice que Biden es muy viejo, frente a un 3 por ciento que asegura que Trump lo es.

Demoledor

Por otro lado, está el demoledor informe presentado por el fiscal Robert Hur, el cual pone en tela de juicio las capacidades del mandatario para continuar en la Casa Blanca más allá de enero de 2025. 

Tras conocer el informe de Hur, que según personas cercanas no incluyó la parte mucho más fuerte, el presidente Biden reaccionó molesto, y dijo, que no entendía por qué diablos Hur habría dicho esto, en respuesta a la afirmación contenida en el informe que afirmaba que "el presidente Biden no recordaba ni cuándo había muerto su hijo Bou". "Nadie tiene que venir a recordarme cuando murió".

En su informe, el fiscal general Robert Hur califica a al presidente Biden como un anciano bien intencionado al que ya se le olvidan las cosas.

President Joe Biden poses for his official portrait Wednesday, March 3, 2021, in the Library of the White House. (Official White House Photo by Adam Schultz)

Música para los rojos

El informe del fiscal Hur ha resultado música para los oídos de los republicanos, que de inmediato lo han acogido y comenzado a utilizar como argumento de campaña. Algunos lo han calificado como grave y peligroso. Afirman que la observación del fiscal General Robert Hur es inquietante. Los republicanos han hecho fiesta con el informe y algunos demócratas comienzan a dudar de si ciertamente Biden está en capacidad de gobernar otros cuatro años. 

Defensa

La Casa Blanca reaccionó, casi de inmediato al informe, de hecho, fue convocada una rueda de prensa de emergencia, encabezada por el encargado de asuntos legales, quien consideró innecesarios los términos utilizados por Hur para referirse al mandatario. 

Sin embargo, la respuesta más enérgica la ofreció la vicepresidenta Kamala Harris, quien aseguró que la forma en que fue descrita la actitud del presidente "no pudo ser más equivocada. Es claro que tiene motivaciones politicas. Cuando se trata del papel y la responsabilidad de un fiscal en una situación como esta, deberíamos de esperar que exista un mayor nivel de integridad del que vimos". 

Distinto escenario 

La batalla electoral de 2020 ponía a los estadounidenses frente a dos opciones: un candidato a la reelección, que buscaba permanecer en el cargo en medio de una pandemia que cambió el mundo e hizo tambalear la economía mundial, y un aspirante que venía precedido de 40 años de experiencia en el Congreso, sumado a cuatro como vicepresidente. Trump esperaba ganar la reelección, al principio, de forma cómoda, después con un poco más de dificultad, conforme a las encuestas, pero jamás imaginó que podía perder. Eso era algo para lo que no estaba preparado, de hecho, tras ejercer el derecho al voto, una periodista le preguntó si se había preparado para perder, y respondió: "perder no es bueno, en especial para alguien como yo. No. No estoy preparado para perder". 

El tiempo confirmó esas palabras.

Mismos actores 

Hasta este momento, conforme a las encuestas y a juzgar por la baja popularidad de los demás aspirantes, todo parece indicar que, en el 2024, será la anhelada revancha entre Trump y Biden. Se trata de la esperada oportunidad de Trump de demostrar su descalificada teoría de que le "robaron" las elecciones y revalidar así su argumento de que fue víctima de un fraude electoral. Por su parte, Biden, quien no tiene dudas de la transparencia de su elección, sólo reconfirmaría los resultados del 2020. 

Poco probable 

Aunque muchos apuestan a que talvez ninguno de los dos sean candidatos de sus partidos, Trump, por sus problemas con la justicia y sus polémicas dentro y fuera de Parido Republicano, y Biden, por el supuesto deterioro de sus facultades mentales.

Es poco probable que, a estas alturas, con apenas nueve meses para la cita en las urnas, se pueda preparar a un candidato que genere las simpatías o levante las pasiones suficientes para hacer que el pueblo acuda de manera entusiasta a la cita del 6 de noviembre de 2024.

 

Evelyn Irrizari
Evelyn Irrizari
Evelyn Irizarri Santos es periodista, con experiencia en televisión, medios digitales y prensa. Es, además, abogada y educadora.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados