El sueño de una América confederada

El propósito de construir una gran nación resultante de la unión de todos los pueblos hispanoamericanos consumió las energías de la última década de vida del libertador Simón Bolívar. Inspirado en las ideas de Francisco de Miranda, quien también había sido precursor de los procesos de independencia americanos, que pusieron fin al esquema colonial español.

La determinación de Bolívar de concretar este grandioso proyecto queda plasmada en su conocida Carta de Jamaica, escrita el 6 de septiembre de 1815, en Kingston. En dicha carta sostiene: “Es una idea grandiosa pretender formar de todo el Nuevo Mundo en una sola nación con un solo vínculo que ligue sus partes entre sí y con el todo. Ya que tiene su origen, una lengua, unas costumbres y una religión, debería, por consiguiente, tener un solo gobierno que confererase los diferentes estados que hayan de formarse…”

Algunos años más adelante, cuando creyó dadas las condiciones para concretar el sueño, procedió Bolívar a convocar un Congreso con delegaciones de los distintos gobiernos de la América mestiza. Dicho congreso fue convocado mediante una carta, escrita en Lima y fechada el 7 de diciembre de 1824.

El congreso inició sesiones el 22 de junio de 1826 y se clausuró el 15 de julio de ese mismo año. Algunos de los temas de agenda propuestos evidencian la postura política y geopolítica que el Libertador se proponía impulsar desde la gran nación que aspiraba que surgiera como acuerdo de las naciones convocadas. Entre los más importantes figuraban, como es lógico, la firma del tratado de unión, liga o confederación; la abolición de la esclavitud en todos los estados; apoyo a la independencia de las islas de Cuba y Puerto Rico; acuerdos para el establecimiento de contingentes militares comunes; acuerdo de normas de derecho internacional; acuerdos de comercio y navegación y fijación de fronteras nacionales, entre otros.

Las diferencias que mantenían varias naciones, motivadas en reclamos fronterizos y la negativa de los delegados de los estados a asumir un compromiso de reducción de aranceles imposibilitaron la concreción del propuesto acuerdo de delimitación fronteriza y de lo que pudo ser el primer acuerdo de comercio preferencial. Aunque afloraron los desacuerdos en diversos temas, el Congreso logró pactar lo que se denominó “Tratado magnífico titulado de la Unión, de la Liga, y de la Confederación perpetua”, lo cual fue aprobado por la totalidad de los asistentes. Esto incluía un pacto mutuo de defensa y el establecimiento de una asamblea parlamentaria supranacional.

Los acuerdos allí aprobados solo fueron ratificados por la Gran Colombia en el curso del mismo año en que fue realizado el Congreso. Mientras que el acuerdo de convocatoria a una segunda sesión del Congreso a realizarse en México, en agosto del 1826, se tropezó con la negativa de ratificación de los acuerdos de Panamá por varios de los países concernidos, lo que unido a la inestabilidad política en algunos de los estados llevó a que, el 9 de octubre del 1928, se declarase concluido definitivamente el denominado Congreso Anfictiónico sin que se pudiese concretar el sueño de la gran unidad latinoamericana.

Sigue siendo una tarea pendiente para los pueblos y estados de la región dar continuidad a ese hermoso sueño que nos lleve a profundizar la hermandad y a caminar en procura de un destino común.

Fidel Santana

Fidel Santana

Fidel Santana: Sociólogo y político con maestria en Metodología de investigación. Desde el año 2007 imparte docencia en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), donde también ha ocupado en diversas funciones de dirección en áreas administrativas. Entre los años 1999 y 2007 fue uno de los principales líderes y voceros de los movimientos sociales dominicanos. Es autor de los libros “Amín Abel: un gigante dormido” y “Resistencia y Colectivismo en los Convites Campesinos de San Cristóbal”. Fue Diputado Nacional en período 2016 al 2020, en cuyo órgano legislativo presidió la Comisión de Derechos Humanos, entre 2016 y 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.