jueves, abril 25, 2024

El pasado no es presente, y menos futuro

Por Nelson Marte

Al asistir el lunes a la Junta Central Electoral (JCE) a depositar sus fallidos alegatos contra la resolución 13-2023 de la misma, basada en la sentencia TSE-027-2019, del Tribunal Superior Electoral, el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y la Fuerza del Pueblo (FP) y otros minoritarios que arrastran, amenazaron al país con boicotearle su proceso electoral del próximo año, no asistiendo ellos a los comicios.

Esa amenaza se produce luego de que destacados juristas, editoriales y otras fuentes han generado un fuerte flujo de opiniones de respaldo a la JCE, que actúa justo al pie de la letra.

Empujada por su orfandad de argumentos valederos, además de amenazar con boicotear las elecciones, los del pasado dicen que se irían “a los tribunales” si la JCE no los complace.

Es la vieja amenaza del abusador que de niños nos increpaba diciendo “dame eso, porque si no…”

El pasado y sus asociados están atrapados y sin salida, por las siguientes razones:

1)    La resolución 13-2023 no es algo nuevo a discutir.  Es una jurisprudencia ya aplicada en las elecciones de 2020, cuando perjudicó al PRM.

2)    No tiene sentido su amenaza de “ir a los tribunales”, porque su más alta instancia, el Tribunal Constitucional, ya decidió al respeto, como subraya el reputado abogado constitucionalista Cristóbal Rodríguez Gómez, quien en un artículo del lunes en Diario Libre puntualizó que “la constitucionalidad del artículo 58 de la Ley 33-18 es una cuestión sobre la que ya se ha pronunciado el TC, en referencia expresa a los aspectos específicos que hoy se le critican a la Resolución de la JCE”.

3)    En la medida en que más se debata el tema, más claro quedará que quieren despojar a sus bases del derecho constitucional a elegir y ser elegidas, debido a que por la ambición personal desmedida de Leonel Fernández y Danilo Medina dividieron sus fuerzas y ahora quieren que violentando su propia legalidad la JCE les arregle su mundo.

La mejor muestra de que el desesperado reclamo del pasado PLD-FP y sus socios es sólo por la situación coyuntural que afrontan, es que las pasadas elecciones se hicieron con el mismo marco legal, y entonces no lo protestaron. ¿Prende?

En el tema de la resolución 13-2023 el pasado PLD-FP y los minoritarios asociados que arrastra están atrapados y sin salida,

Porque están destinados a correr la misma suerte que en su campaña para desacreditar y descalificar la gestión de Miriam Germán Brito, Yeni Berenice Reinoso y Wilson Camacho al frente del Ministerio Público: fueron por lana y salieron trasquilados.  

Que no puede hundirse al país en las dos décadas perdidas en corrupción, impunidad y descalabro institucional que fueron los 5 gobiernos conceptualizados por Leonel Fernández, y venir a presentársele ahora a la gente como protagonistas del presente y campeones del futuro.

No, el pasado no es presente, y menos futuro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados